Una Temporada en el Infierno, de Arthur Rimbaud

Una Temporada en el Infierno, de Arthur Rimbaud, relata un turbulento romance homosexual del poeta con su mentor Paul Verlaine, durante una estancia en Londres, enredados en el mundo de la substancias alucinógenas y el desenfreno.

Rimbaud

Puedes leer aquí (previo registro gratuito) una de las obras más importantes del autor francés Arthur Rimbaud, Una Temporada en el Infierno, un repaso de su experiencia en Londres a fines de 1872 hasta mediados de 1873, viviendo un tórrido romance con el escritor Paul Verlaine, y pasando de bebedor de ajenjo (alucinógeno) a fumador de opio.

Arthur Rimbaud nació en Charleville (actualmente Charleville-Mézières) en el departamento de Ardennes, al noroeste de Francia. Fue el segundo hijo de un soldado de carrera, Frédéric Rimbaud, y su mujer Marie-Catherine-Vitalie Cuif. Su padre, ascendió de simple recluta al rango de capitán y pasó la mayor parte de sus años militares, en misiones en el exterior. El Capitán Rimbaud peleó en la conquista de Algeria y fue condecorado con la Legión de Honor. Los Cuif, una sólida y estable familia de Ardennais, se encontraban sin embargo marcados por las personalidades inestables y bohemias, dos de los tíos de Arthur Rimbaud por parte materna eran alcohólicos.

El Capitán Rimbaud y Vitalie contrajeron matrimonio en febrero de 1853; en el siguiente noviembre nació su primer hijo, Jean-Nicolas-Frederick. El siguiente año, el 20 de octubre de 1854, nació Jean-Nicolas-Arthur.



Les siguieron otros tres niños, Victorine (que murió un mes luego de su nacimiento), Vitalie e Isabelle. Según se comenta, la infancia de Arthur Rimbaud fue prodigiosa, un mito popular asevera que inmediatamente después de su nacimiento rodó al suelo desde un almohadón donde lo había colocado su niñera, sólo para comenzar a arrastrarse lentamente hacia la puerta.

En un repaso más realista de su juventud, Madame Rimbaud recordó que luego de poner a su segundo hijo a cuidado de una niñera en Gespunsart, dándole jabón y ropas limpias para vestirlo y bañarlo, regresó más tarde para encontrar al hijo de la niñera vistiendo las ropas destinadas a Arthur, mientras este, sucio y desnudo jugaba alegremente en un viejo saco de sal.

Una Temporada en el InfiernoPoco después del nacimiento de Isabelle, cuando Arthur tenía seis años, el Capitán Rimbaud se marchó para sumarse a su regimiento en Cambrai, y jamás regresó. Había comenzado a mostrarse irritable por la vida doméstica y la presencia de los niños, mientras Madame Rimbaud mostraba una firme determinación para educar a su familia por sí misma. El joven Arthur Rimbaud quedó entonces bajo la tutela absoluta de su madre, una estricta católica que loa crió a él y a su hermano mayor y hermanas menores en un rígido y despojado hogar religioso. Tras la partida de su marido, Madame Rimbaud pasó a ser conocida como la “Viuda Rimbaud".

Temiendo que sus hijos pasaran demasiado tiempo con los niños vecinos de hogares pobres, y fuesen influenciados por estos, Madame Rimbaud trasladó a su familia a Cours d'Orléans en 1862. Este lugar era mucho mejor que el anterior, y si bien se suponía que los niños permanecerían en casa con su madre, fueron enviados a la edad de nueve y ocho años al Pensionado Rossatr. Durante los cinco años que concurrieron a la escuela, el fuerte carácter de su madre se impuso sobre ellos, empujándolos sin cesar al éxito escolar. Solía castigar a sus hijos haciéndoles aprender 100 líneas de versos en latín, y si hacían una recitación incorrecta los privaba de las comidas.

Cuando Arthur cumplió los nueve años, escribió un ensayo de 700 palabras objetando el hecho de tener que aprender latín en la escuela. Condenando vigorosamente la educación clásica como una salida a una posición asalariada, Rimbaud escribió repetidamente, "Yo seré un capitalista". Destetaba el trabajo escolar, y su madre continuaba ejerciendo sobre él una supervisión y control constantes; los niños no tuvieron permitido alejarse de la vista de su madre hasta alcanzar los 16 y 15 años respectivamente, hasta entonces los acompañaba diariamente de la casa hasta la escuela.

De niño, Arthur era pequeño de cabello castaño y pálido, un amigo de la infancia lo describió como "ojos azul claro enmarcados con azul oscuro, los ojos más bellos que haya visto.

A la edad de once años, Arthur tomó la primer comunión, por aquel entonces un ardiente católico como su madre, fue llamado “pequeño hipócrita inmundo” por sus compañeros de escuela. El y su hermano fueron enviados ese mismo año a la escuela Collège de Charleville. Hasta ese momento, sus lecturas estaban limitadas casi por completo a La Biblia, pero también disfrutaba de cuentos de hadas e historias de aventuras como las novelas de James Fenimore Cooper y Gustave Aimard. Se convirtió en un exitoso estudiante y fue la cabeza de su clase en todas las materias excepto ciencias y matemáticas. Muchos de sus maestros destacaron su gran habilidad para absorber enormes cantidades de material. En 1869 ganó ocho primeros premios en la escuela, incluyendo el premio de Educación Religiosa, y en 1870 obtuvo siete.

Al alcanzar el tercer grado, Madame Rimbaud, albergando esperanzas de un brillante futuro escolar de su segundo hijo, contrató un tutor, el Padre Ariste Lhéritier, para lecciones privadas. Lhéritier triunfó en despertar el amor del joven estudiante por el griego y latín, así como por la literatura clásica francesa. También fue la primer persona en alentar al muchacho a escribir versos en francés y latín. El primer poema de Rimbaud en ser impreso fue Les Etrennes des orphelines (El Regalo de Año Nuevo de los Huérfanos).

Dos semanas luego que su poema fuese impreso, un nuevo profesor llamado Georges Izambard llegó al Collège de Charleville. Izambard se transformó en el mentor literario de Rimbaud, y pronto la relación profesor-estudiante quedó de lado, viendo Rimbaud a Izambard como un hermano mayor. A los 15 años, Rimbaud exhibía madurez como poeta, el primer poema que mostró a Izambard, Ophélie, sería luego incluido en antologías como uno de los tres o cuatro mejores poemas de Rimbaud. Cuando estalló la guerra Franco-Prusiana, Izambard abandonó Charleville, y Rimbaud perdió interés. Huyó a Paris sin dinero para su boleto, siendo arrestado y encarcelado por una semana. Luego de regresar a casa, Rimbaud huyó nuevamente para escapar a la ira de su madre.

A partir de fines de octubre de 1870, el comportamiento de Rimbaud se tornó abiertamente provocativo; comenzó a beber, hablar rudamente, escribir poemas escatológicos, robar libros de tiendas locales, y en lugar de su prolija apariencia previa comenzó a usar su cabello largo. Al mismo tiempo escribió a Izambard acerca de su método de alcanzar trascendencia poética o poder visionario a través de una "larga, intimidante, inmensa y racional descomposición de todos los sentidos. Los sufrimientos son enormes, pero uno debe ser fuerte, nacido poeta, y me he reconocido a mí mismo como un poeta."

Se rumorea que se unió brevemente a la Comuna de Paris en1871, la cual retrató en su poema L'orgie parisienne (La Orgía Parisina) o Paris se repeuple (Paris se Repuebla). Otro poema, Le cœur supplicié ("El Corazón Torturado"), es frecuentemente interpretado como una descripción de sí mismo violado por soldados comunales ebrios, pero es improbable, dado que Rimbaud continuó apoyando a la Comuna, y escribió poemas en apoyo de sus metas.

Rimbaud fue animado por su amigo Charles Auguste Bretagne a escribirle a Paul Verlaine, un eminente poeta simbólico, tras el fracaso de cartas dirigidas a otros poetas. Siguiendo su consejo, Rimbaud envió a Verlaine dos cartas conteniendo varios de sus poemas. Verlaine, que estaba intrigado por Rimbaud, envió una respuesta afirmando, "Ven, querida gran alma. Te esperamos; te deseamos" junto a un boleto de ida a Paris. Rimbaud llegó a fines de septiembre de 1871 y residió brevemente en la casa de Verlaine.

Verlaine, que estaba casado con Mathilde Mauté de 17 años y un avanzado embarazo, había dejado recientemente su trabajo y comenzado a beber. En posteriormente publicadas recolecciones, Verlaine señaló sobre su primer impresión de Rimbaud, Verlaine como un "la cabeza de un niño, rechoncha y fresca, apoyada en un grande, huesudo y torpe cuerpo de adolescente aún en crecimiento, cuya voz, con un fuerte acento de Ardennes, que era casi un dialecto, tenía altos y bajos como si se estuviera quebrando."

Rimbaud y Verlaine comenzaron un corto y tórrido romance. Si bien no se conoce si Verlaine había tenido experiencias homosexuales previas, es sabido que la relación con este fue la primera de Rimbaud.

Rimbaud y Verlaine

Durante el tiempo que permanecieron juntos llevaron una salvaje y vagabunda vida condimentada por el ajenjo y el hachís. Escandalizaron al circulo literario parisino con el provocativo comportamiento de Rimbaud, el arquetipo del niño terrible, que a lo largo de este período continuó escribiendo estrictamente versos visionarios. Su tormentosa relación los llevó a Londres en septiembre de 1872.

Verlaine abandonó a su esposa e hijo, de los que había abusado en sus iras alcohólicas. Rimbaud y Verlaine vivieron en una considerable pobreza, en Bloomsbury y en Camden Town, apenas sobreviviendo de la enseñanza y una asignación de la madre de Verlaine. Rimbaud pasaba sus días en el Salón de lectura del Museo Británico, donde la "calefacción, iluminación, plumas y tinta eran gratuitas."

A fines de junio de 1873, Verlaine tuvo suficiente de la experiencia y regresó a Paris, donde encontró que la ausencia de Rimbaud era dura de sobrellevar. El 8 de julio, telegrafió a Rimbaud, dándole instrucciones de encontrarlo en el Hotel Liège, en Bruselas. Rimbaud accedió inmediatamente, pero la reunión en Bruselas resultó mal, una pelea seguía a la otra y Verlaine bebía continuamente. En la mañana del 10 de julio, Verlaine compró un arma y municiones. Esa tarde, presa de otra de sus iras alcohólicas, Verlaine disparó dos veces a Rimbaud, hiriendo al joven de 18 años en la muñeca izquierda.

Rimbaud consideró la herida superficial y en un principio no levantó cargos contra Verlaine. Luego de esto, Verlaine y su madre acompañaron a Rimbaud a una estación de trenes en Bruselas, donde Verlaine "se comportó como si estuviera loco." Esto hizo a Rimbaud "temer que podía cometer nuevos exceso," de manera que se volvió y comenzó a correr. En sus palabras, "fue entonces que yo (Rimbaud) rogué a un oficial de policía que lo arrestara." Verlaine fue arrestado por intento de homicidio y sometido a un humillante examen medico-legal. También fue interrogado acerca de su correspondencia íntima con Rimbaud, y las acusaciones de su mujer sobre la naturaleza de su relación con este. Rimbaud eventualmente retiró la demanda, pero el juez sentenció a Verlaine a dos años de prisión.

Rimbaud regresó a su hogar en Charleville y completó la obra que presentamos, Una Temporada en el Infierno, en prosa, ampliamente considerada como una de las instancias pioneras del simbolismo moderno, y que describe esa vida de "farsa doméstica" con Verlaine, su "hermano lamentable" y el "virgen loco" con quien él fue "el novio infernal". En 1874 regresó a Londres con el poeta Germain Nouveau, y recopiló lo que serían sus Iluminaciones.

Rimbaud y Verlaine se vieron por última vez en marzo de 1875, en Stuttgart, Alemania, tras la liberación de prisión de Verlaine, y su conversión al catolicismo. Por aquel entonces Rimbaud había abandonado la literatura y decidido seguir una vida estable abocado al trabajo; algunos especulan que estaba saturado de su antiguo estilo de vida, en tanto otros sugieren que su intención era convertirse en alguien rico e independiente para algún día permitirse vivir como un despreocupado poeta y hombre de letras. Continuó trabajando extensamente por Europa, mayormente a pie.

En mayo de 1876 se alistó como soldado en el Ejército Colonial Holandés para viajar gratis a Java (Indonesia), donde rápidamente desertó, regresando a Francia en barco.

En diciembre de 1878, Rimbaud llegó a Larnaca, Chipre, donde trabajó para una empresa constructora como capataz en una cantera de piedra. En mayo del año siguiente debió dejar Chipre a causa de una fiebre, que a su regreso a Francia fue diagnosticada como una tifoidea.

En 1880 se asentó en Aden, Yemen, como el empleado más importante de la agencia Bardey. Tomó varias mujeres nativas como amantes, y durante un tiempo vivió con una mujer etíope. En 1884 dejó su trabajo en Bardey para transformarse en un mercader por cuenta propia en Harar, Etiopía. Los tratos comerciales de Rimbaud incluían café y armas. En este período, Rimbaud entabló una amistad muy cercana con el Gobernador de Harar, Ras Makonnen, padre del futuro Emperador de Etiopía, Haile Selassie.

En febrero de 1891, Rimbaud desarrolló lo que inicialmente pensó era una artritis en su rodilla derecha. No tuvo respuesta al tratamiento, tornándose sumamente doloroso, y para marzo su estado de salud lo forzó a preparar su regreso a Francia para ser tratado.

En Aden, Rimbaud consultó a un doctor británico que erróneamente le diagnosticó una infección tubercular, recomendándole la amputación inmediata. Rimbaud demoró hasta el 9 de mayo su partida a Francia para poner en orden sus asuntos financieros. A su llegada, fue internado en un hospital en Marsella, donde le amputaron la pierna derecha el 27 de mayo. El diagnóstico luego de la cirugía fue cáncer.

Luego de una breve estadía en la casa de su familia en Charleville, intentó regresar al Africa, pero en el camino su salud se deterioró y fue internado nuevamente en el mismo hospital de Marsella, pasando algún tiempo victima de grandes dolores al cuidado de su hermana Isabelle. Rimbaud murió en Marsella el 10 de noviembre de 1891, a los 37 años, su cuerpo fue enterrado en la bóveda familiar en Charleville.