Ricardo Palma y sus Tradiciones Peruanas

Ricardo Palma fue uno de los escritores peruanos más importantes de la literatura hispanoamericana. Su obra las Tradiciones Peruanas Fue comenzada en 1853, y empezada a publicar en 1863 como suplemento de revistas y periódicos de la época.

Ricardo Palma fue uno de los escritores peruanos más importantes de la literatura hispanoamericana, quien a base de un género innovador que coqueteaba entre la narración y la crónica, se convirtió en el emblema del romanticismo peruano. Es considerado como uno de los escritores de mayor talento a lo largo del siglo XIX. Por otro lado tenía también dotes de organizador; su excelente y sacrificada labor de reconstrucción de la Biblioteca Nacional después de los infaustos hechos producto de la Guerra del Pacífico, lo tallan como un hombre amante de los libros y la cultura.

Romántico empedernido en sus inicios literarios, fue convirtiéndose con los años en un crítico severo de su propio trabajo,  empezó escribiendo poesía en 1948, fiel a su espíritu romántico y a ese aire colorido y enamoradizo que la juventud da siempre por consenso, participó también en el quehacer periodístico. Fue a partir de 1853 que empezaría a escribir lo que años después formaría parte de su obra emblemática, Las Tradiciones Peruanas, que fueron publicadas a partir del año 1863 como suplementos de revistas y periódicos de la época.

Las Tradiciones Peruanas se conforman por una cantidad invalorable de relatos históricos, cuyos argumentos  concilian la ficción y la realidad, la narración de cada uno de ellos es bastante atractiva y mantiene al lector  con el interés despierto, en cuanto al lenguaje, se utiliza uno de la época, con mucha formalidad y modismos. Cada historia que conforma Las Tradiciones Peruanas narra singularmente algún hecho histórico con menor o mayor relevancia según sea el caso, pero contadas de una manera muy informativa, y con mucha mesura para dejar entender algún consejo o moraleja en muchos casos.


Las costumbres y las historias de la época son contadas con gran sutileza y elegancia, pasajes históricos de mayor o menor importancia son relatados perdiéndose las fuentes  en el umbral de la ficción, por lo que es poco seguro utilizar como fuente histórica a Las Tradiciones Peruanas, sin embargo resulta placentero leerlas lo simpático y lo bien narrado de sus historias.

Los relatos  que componen Las Tradiciones Peruanas son variados en temas, referencias históricas y costumbres, son embargo se puede resumir  las historias en  ciertas características que  predominan en cada una de ellas, como por ejemplo el tipo de lenguaje utilizado, es un lenguaje bastante  informal, popular y entre los diálogos se puede encontrar canciones, coplas y una inmensa cantidad de máximas y proverbios.

Otra característica interesante de Las Tradiciones Peruanas es que las historias guardan relación con hechos históricos del Perú, además de fuentes documentales  sustentadas en los archivos bibliotecarios, es importante tomar en cuenta que el escritor Ricardo Palma fue por muchos años el director de la Biblioteca Nacional del Perú, por lo que sus referencias bibliograficas eran realmente bastas.

La lectura de sus relatos se vuelve ágil y amena, quizá porque la narrativa está compuesta en su mayoría por diálogos, es decir, la oralidad con que las historias cuentan, permiten al lector un apego  y una sensación de intimidad con lo relatado. Todos los relatos son de corta extensión, cuentan con personajes con todas las tipologias, muy variados, representando a políticos, personas sencillas, perfiles típicos de la sociedad limeña de ese entonces. Entre líneas las historias suelen ser severas con la clase política, suelen criticar la actividad  legislativa y religiosa limeña, por lo que muchos de sus personajes son personajes religiosos y políticos cometiendo faltas que tientan entre lo irónico y lo burlesco.

Entre los títulos más importantes y reconocidos de Las Tradiciones Peruanas podemos encontrar referencias al libertador Simón Bolívar y Sucre, entre ellos tenemos títulos como La pinga del Libertador, La última frase de Bolívar, Las tres etcéteras del Libertador, Don Dimas de la Tijereta, El Rosal de Rosa, que hace referencia a la vida de una de las santas peruanas más universales como es Santa Rosa de Lima. Otros títulos muy conocidos son Dónde y cómo el diablo perdió el poncho, El Demonio de los Andes, Has bien sin mirar a quien, Fray Juan sin miedo, La achirana del Inca, La casa de Pizarro, entre otros.

Las Tradiciones Peruanas tienen un gran valor literario porque insertan una nueva modalidad de escritura que se rige entre lo narrativo y lo cronístico, si bien no esa fuente verídica para  investigar o atestiguar hechos históricos, la obra tiene un gran valor histórico porque representa a una sociedad limeña de la época, como su mismo titulo  ha ce entender, son las tradiciones peruanas las que la obra muestra. Por eso su valor histórico, además de ser una de las obras que mejor permite mostrar y conocer la historia del Perú. Es una obra importante para quienes desean descubrir la literatura peruana.

Una Edición de las Tradiciones Peruanas con prologo por Luis Alberto Sanchez - 1945

Las Tradiciones peruanas representa una obra imperdible  para quienes gustan de lo histórico, para aquellos que disfrutan no solo de leer un buen libro, sino que también de conocer y aprender un poco más mediante el mismo, de una cultura tan interesante como la peruana, tan rica tradiciones y costumbres. Ricardo Palma representa en esta obra la mejor manera de conocer  a una sociedad mediante la literatura, por la forma de ser y de comportarse de sus principales personajes y de sus más sencillos hombres.

Realmente amigos, les invito a leer esta interesante obra, la cual si bien es cierto, cuenta con varios volúmenes; te mantiene prisionero de su lectura y entretenido con el sin fin de situaciones curiosas, costumbres y hechos inverosímiles que suele narrar.

Si desean pueden descargar la obra de la dirección Web del Proyecto Gutemberg.

Foto1: Foto de la Web del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú.

Foto2: Fotografía pública de Image Shack.