Lope de Vega y su célebre obra, Fuenteovejuna

Lope de Vega ha sido uno de los mayores exponentes del teatro español y su capacidad creativo ha excedido la imaginación de todo el mundo, llegado a crear cerca de dos mil textos en diversos géneros literarios. Aquí les presentamos su obra máxime, Fuenteovejuna, cuya trascendencia en el tiempo como uno de los mejores textos de la historia, tiene grandes fundamentos, solo basta leerla para comprender el por qué de esta afirmación.

En esta oportunidad hablaremos de la mayor obra de Lope de Vega, la más popular entre todas y que hasta el día de hoy tiene una aceptación a nivel mundial sencillamente extraordinaria. Nos referimos a Fuenteovejuna, la obra máxime en su carrera y la que le permitió a su autor, ser conocido a través de la Historia como uno de los máximos referentes de la literatura española, y sobre todo, del Teatro Español.

Pero no sólo por esta obra ha sido reconocido, sino también por la enorme capacidad creativa que poseía. A saber, Lope de Vega escribió 1800 comedias, 400 autos, éstos son piezas dramáticas de un solo acto; varios centenares de entremeses, o sea, piezas cortas cómicas que se presentaban en los intermedios de la comedia principal. Esto es incomparable, aunque sin dudas, su máxime proviene como autor dramático.

portada.jpg

Portada. Foto: instabookpublisher

Hoy en día se conservan cerca de 400 comedias y 40 autos, las otras bien han desaparecido, han sido destruidas o yacen en algún recóndito lugar tanto en España o del mundo entero. Igualmente, estas pocas piezas ya bastan para que su producción sea prácticamente inalcanzable.

Aunque sus obras son de una variedad literaria muy grande, podemos encontrar en todas ellas, como en Fuenteovejuna, ciertos valores universales que no varían de un género a otro y se repiten tanto en comedia como en drama. Entre ellos encontramos el espíritu nacionalista, la caballerosidad, las costumbres populares, el idealismo religioso y por supuesto (no debía faltar), el sentido del honor, muy fuerte y muy acostumbrado en la época.

Pasando directamente al argumento de la obra, podemos decir que su contenido tiene una muy fuerte base histórica. Para ello debemos remontarnos a los acontecimientos sucedidos a finales del siglo XV, en épocas de los Reyes Católicos. Los rasgos principales de ese contenido es la reiteración de la vigencia del honor y los varios conflictos como propulsores de la tensión dramática en el día a día de la España clásica.

Los diversos conflictos político-sociales de la época generaron un fuerte interés incluso en el extranjero, ya que esta obra ha sido traducida a varios idiomas y la vigencia de su interés se puede apreciar ya que su autor es reconocido por todos hoy en día, pese a que la obra ya tiene más de 400 años.

Fuenteovejuna se compone de tres actos y varias escenas en ellos, que van en manera creciente como era costumbre. Así encontramos que el primero tiene 11 escenas, el segundo acto 14, y el tercer acto 24 escenas. Al igual que todas las obras de Teatro de la época, está escrita en verso, pero en este caso se logra una agilidad impresionante en su lectura gracias a sus combinaciones métricas, empleadas según las diversas situaciones.

Este drama de honor se desarrolla en un modesto medio agrario y entrelaza la acción directamente con la alianza entre la monarquía y el pueblo. Como lo menciona el principio de este párrafo, el drama es de honor, y es en esto en lo que debemos enfocarnos en todas las obras no sólo de Lope de Vega, sino en cualquier autor de esta época.

fuenteovejuna.jpg

Dibujo que representa un momento de la obra. Foto: einadescola

El honor es considerado lo máximo en el hombre, por él se sacrificaban los bienes, los sentimientos e incluso la misma vida, ya que si se perdía, la vida carecía de sentido. Las personas mantenían o no el honor no por su propio juicio o conciencia, sino que la opinión pública era la que lo determinaba, muchas veces, basándose en las simples apariencias. Así surge una moral totalmente artificial, debiendo actuar el individuo de una manera que la sociedad quedara conforme.

Así es como damos paso al principal argumento, la deshonra en este caso, de Fernán Gómez de Guzmán, impuesto como Comendador de la villa de Fuenteovejuna, revelando prontamente lo indigna que era su persona para ostentar tal cargo. Así es como comienza a deshonrar a varias jóvenes de la villa, y asimismo a sus respectivos enamorados.

Así se van sucediendo diferentes acontecimientos que tienen como protagonistas principales al Comendador, a Laurencia (una hermosa joven acosada por el anterior) y a Frondoso, el enamorado de la joven. Diferentes atropellos del Comendador comienzan a enfurecer al pueblo, que en definitiva pasará a cobrar un papel fundamental, pasando a se la sociedad directamente un personaje más de la obra.

lope-de-vega.jpg

Lope de Vega. Foto: centros1

En cuanto al espacio, la obra tiene como característica el salirse de los cánones preestablecidos sobre el lugar, ya que se desarrolla en varios lugares, como ser en una habitación de la casa del Comendador, en la habitación de los Reyes, en una calle del pueblo, etc. Nunca se basa en un sitio específico, como era costumbre en los textos de la época.

El resto de la obra, es mejor no comentárselos, ya que una vez que comiencen su lectura, seguramente no lo podrán dejar de lado gracias a su atrapante argumento. Al leerlo quedará claro por qué es tan célebre esta obra y el por qué de su enorme difusión y permanencia a través de los años.

Aquí se demuestra completamente la moral de la época en una obra magistral, que atrapa a los lectores trasladándolos a la acción misma, como un participante más de ella. Es uno de los libros bien llamados clásicos, y por ende, una de las mayores obras escritas de la Historia.