'El escarabajo de oro', de Edgar Allan Poe

Hay autores cuyo paso por la Literatura marca un antes y un después en el devenir de ésta. Sucedió, por poner algunos ejemplos, con Cervantes, Shakespeare o Rubén Darío. Y también con Edgar Allan Poe, creador del relato policíaco y modernizador del cuento de terror. 'El escarabajo de oro', sin embargo, es una narración dificil de clasificar, pues en ella no está presente ni lo uno ni lo otro. Podría interpretarse como de aventuras o como una reflexión sobre la cordura, pero con muchas reservas.

En el devenir de la Historia de la Literatura, aparecen, de cuando en cuando, personalidades arrolladoras que transforman sus pasos de tal suerte que, tras ellos, las normas que aquélla sigue resultan alteradas para siempre. Son autores que introducen géneros nuevos o, simplemente, mejoran los existentes proporcionándoles recursos de los que antes carecían.

Edgar Allan Poe

Edgar Allan Poe

Podrían citarse muchos ejemplos de distintas épocas –Cervantes, Shakespeare, Rubén Darío, etc-, pero, sin duda uno de los más brillantes es Edgar Allan Poe, cuya labor modernizadora en el terreno de la narrativa breve es de una magnitud extraordinaria. Él proporciona al cuento de terror su configuración actual e inventa un género nuevo: el relato policíaco.

Edgar Allan Poe (Boston, 1809-1849) responde, por otra parte, al arquetipo de escritor 'maldito' salido del Romanticismo. De vida desgraciada, asediado por el alcohol, las drogas y unos incipientes brotes de locura, siempre nos deja la duda de si su obra responde a un trabajo sereno o, por el contrario, se encuentra redactada bajo los efectos de opiáceos y otras sustancias, en una especie de trance. Pero, en cualquier caso, su genialidad es indudable.

Siempre consideró a la poesía como máxima expresión de la Literatura y sus obras de este género son muy estimables –especialmente su largo poema 'El cuervo'-. No obstante y curiosamente, lo mejor que salió de su pluma son sus relatos breves, muy numerosos y que –como decíamos- marcan un antes y un después en el cuento literario.


A este respecto, 'El escarabajo de oro', publicado en 1843, constituye, hasta cierto punto, una rareza dentro de su obra, pues en él no hay nada terrorífico ni policíaco, aunque sí se halla presente el misterio: el protagonista, William Legrand, encuentra un pergamino con un criptograma y una figurita –el escarabajo del título- que conducen a un tesoro oculto.

Igualmente, Poe sondea los oscuros terrenos de la locura en la persona de Legrand, a quién el narrador considera en principio un loco, aunque, con el hallazgo del tesoro, acaba convenciéndose de lo contrario.

Casco viejo de Boston, ciudad natal de Poe

Casco viejo de Boston, ciudad natal de Poe

Se trata de un relato interesante y bien escrito, pero –a nuestro juicio- no alcanza las cimas de otros cuentos de Poe, como 'El gato negro' o 'Los crímenes de la calle Morgue', por citar sólo dos ejemplos eminentes, que constituyen verdaderas joyas literarias. 'El escarabajo de oro' fue escrito para participar en un concurso literario organizado por un periódico y ello nos hace pensar que, quizá, Poe, acuciado por problemas económicos, se limitó a escribirlo para salir del paso y ganar el premio.

Fotos: Edgar Allan Poe: Para en Wikimedia | Boston: Das Nili en Wikimedia