'A tiro limpio', de Boris Vian

De entre los escritores rebeldes, bohemios y polémicos, la literatura francesa se lleva la palma. El último de ellos fue, probablemente, Boris Vian, escritor, músico e incluso actor de cine, cuya vida fue un total desenfreno. Ahora, Tusquets edita su novela 'A tiro limpio', una violenta fantasía de dificil clasificación.

De entre todos los escritores de conducta rebelde y desenfrenada que ha habido –y han sido muchos-, la literatura francesa, sin duda, se lleva la palma. En una línea de continuidad que se inicia con Baudelaire, continúa con Rimbaud o Paul Verlaine y, más tarde, con Antonin Artaud, las letras galas siempre han contado con bohemios impenitentes cuyas obras eran sinónimo de escándalo público.

Boris Vian

Boris Vian

Y, en este sentido, probablemente el último de ellos que merece tal calificativo haya sido Boris Vian (Ville d’Avray, París, 1920-1959). De familia bien situada y amante de la música y la poesía, Vian tuvo una vida tan breve como intensa: ingeniero, escritor, músico y actor de cine, destacó igualmente como organizador de fiestas orgiásticas, en que el alcohol, las drogas y el sexo se desbordaban.

Da la impresión de la persona que sabe que no vivirá mucho –estaba enfermo desde los doce años- y quiere apurar su existencia al límite, excediéndose en todo lo que hace sin importarle con quién podría chocar. Y, en efecto, así fue, pues todas sus obras generaron polémica debido a sus contenidos de violencia y sexo. Podría decirse que casi todo lo que hizo este discípulo aventajado de Baudelaire levantó olas de indignación en la sociedad francesa.

Por poner un solo ejemplo, en su novela 'La espuma de los días', aparece un personaje bautizado como Jean Sol Partre –es evidente el anagrama de Jean Paul Sartre- a través del que el autor trata de denunciar la cultura más o menos oficial.


Pero, tras esta capa superficial, se esconde una visión amarga del mundo y una preocupación existencial no menor que la de su satirizado y sin embargo amigo Sartre que, quizá, no significase otra cosa que la certeza de su prematura muerte.

El jazz fue otra de las pasiones de Vian. En la foto, Miles Davies

El jazz fue otra de las pasiones de Vian. En la foto, Miles Davies

Ahora, la Editorial Tusquets reedita una de sus novelas menos conocidas, 'A tiro limpio'. En ella, se nos presenta a cuatro amigos –el culto Adelfín, el libidinoso Serafinio, el policía Loostiló y Antioquío- que emprenden un viaje para recuperar el 'barbarón bífido', misterioso artefacto desaparecido. En su búsqueda viven todo tipo de desquiciadas aventuras y van dejando un reguero de sangre, al tiempo que mantienen interesantes conversaciones tanto filosóficas como más mundanas y se topan con todo tipo de personajes inclasificables.

Se trata de una obra en que la violencia se mezcla con lo absurdo –hay un inca  que los ayuda desde su avión de combate, por ejemplo-, con el humor y hasta con lo entrañable. Por ello, la única clasificación que se nos ocurre para ella es que es una obra del personalísimo estilo de Boris Vian.

Fotos: Boris Vian: Spiritia en Wikipedia | Concierto de Miles Davis: FlickreviewR en Wikipedia