Entrevista a Robert Muchamore

Carlos tiene 12 años. Este año escolar no le ha ido muy bien en el colegio de Madrid. Pero cuando se enteró de que su héroe, Robert Muchamore, estaba de visita en la capital para promocionar su último libro publicado en castellano (el sexto de diez): Misión 6: Animales en Peligro por Salamandra Ediciones, no dudó en luchar con uñas y dientes para conseguir que sus padres le dejaran acudir a la presentación del libro. Se vino conmigo, cuando fui a recogerle a su casa tenía preparadas las preguntas para su escritor favorito.

Según me dicen sus padres, Carlos no es un lector consumado. Como mucho aprovecha pequeños ratos de viaje en coche. De hecho, hasta hace poco podría decirse que padeciera alergia a los libros. Todo hasta el día que descubrió “Cherub-1” o “Misión 01: entrenamiento básico”, la serie de espionaje que Robert Muchamore iniciaba en el año 2004. De la alergia por la lectura pasamos a la adicción. Hoy en día incluso se atreve a mirar volúmenes en inglés que aún no han sido traducidos al castellano. Se madre se pregunta que es lo que entenderá, todavía no se lo puede creer.

Al acercame con el niño rápidamente y explicarle la situación rápidamente se hace cargo de mi poca profesionalidad como entrevistador.
Yo escribo para los niños”, confirma Robert Muchamore con su mejor sonrisa. Al principio lo hacía para su sobrino Jarred, un adolescente totalmente contrario a la lectura. “No soy un autor de formación. Empecé a ganarme la vida como detective privado. Por lo general, los detectives son antiguos agentes de la policía retirados. Pero en esta agencia, que necesitaban un tipo joven. Así que contesté a la oferta de empleo y me encantó el mundo que se abría ante mi…

¿Como surge la idea de escribir novelas de detectives para niños?
Llevaba varios años trabajando como detective cuando llegué al mundo de la escritura. Siempre historias de ficción y nunca relacionadas con la delincuencia grave; es decir, novelas clásicas para adultos. Sin embargo, mis historias no eran convincentes, no tenía talento suficiente. Así que lo vi claro y encontré un género en al que millones de niños lectores no pueden acercarse. Obviamente, hubo un error en la oferta editorial…” Durante un tiempo, confesaría abiertamente, es un frío análisis del mercado que llevaron a donde está. Si fuera así de simple...

En cualquier caso, en este contexto el personaje de James Adams salió bien armado de su imaginación. ¿Quién es James Adams?
"Un paria de la compañía británica en un orfanato tras la muerte de su madre. Violento y rebelde, James Adams parece que va por el camino de la delincuencia cuando es reclutado por los servicios especiales secretos (MI5). En respuesta al extraño nombre de "Querubín", esta organización cuenta con los huérfanos dotados de un gran potencial y pronto crean un campus donde recibir un duro entrenamiento físico y mental."

"Más tarde, estos niños y niñas participan en operaciones en todo el mundo. Su misión: desmantelar una banda de narcotraficantes que operan delante de las narices de Scotland Yard (Misión 2, El Traficante) hacer amistad con un preso en una cárcel de máxima seguridad para ayudarle a escapar (Misión 3, Máxima Seguridad) investigar las actividades de una pequeña y oscura conspiración criminal con un inesperado final (Misión 4, Caída libre), infiltrarse en la sede de un culto para frustrar los malvados planes del dirigente de la secta (Misión 5, Los sobrevivientes), y así sucesivamente hasta el volumen 10 cuya misión consiste en neutralizar a todo un regimiento del Ejército de Estados Unidos en el campamento militar de Fort Reagan (Misión 10, El gran juego)".

Un total de doce misiones están previstas por Muchamore. De todas maneras, cada episodio es independiente y se pueden leer por separado.

El espíritu de las misiones es siempre el mismo: engañar la vigilancia de los adultos. ¿Pero por qué los niños? Huérfanos ¿Por qué?" Añade un atento Carlos.
"Elemental, mi querido... Un adulto tendría demasiado miedo como para poder hacer frente a un agente encubierto. Pero los niños no desconfían nunca de sus posibilidades. Ser miembro del "Cherub-1" es maravilloso porque, casualmente, rápidamente ocultan un micrófono en una habitación, copian un disco duro o una tarjeta SIM, un escáner libreta de direcciones... "

¿Por que son huérfanos los protagonistas?
"Es el mismo caso que ocurre con el hecho de ser aspirante a ser agente secreto. Si los chicos tuvieran padres antes de salir a hacer la misión tendrían que ordenar su habitación o ¡sacar la basura!"

"Es por esto que muchos autores liquidan a los padres desde el principio de la historia. Piensa en JK Rowling (Harry Potter) o Lemony Snicket (Una serie de catastróficas desdichas), y antes que ellos a Dickens en Oliver Twist o David Copperfield. Una vez eliminados los padres, los hijos son míos", dijo fingiendo una risa sardónica. "Hago lo que quiero, incluyendo los espías niño.Este tema me interesa especialmente porque cualquier lector joven puede proyectarse. Lo que sucede en mis libros es extraordinario, pero imposible nunca..."

Muchas gracias por sus respuestas.