Novelas gráficas que pueden leer los más jóvenes

Sin duda los jóvenes que buscan leer siempre están atentos a nuevas novelas gráficas que puedan no solo abrirles y nutrirse de nuevas ideas

Estas son las novelas gráficas más atractivas para los jóvenes

Ayudar a las personas jóvenes a formarse, es una de las tareas más importantes para las personas más adultas, principalmente para los padres, pero este objetivo también puede ser compartido entre todos los que tienen familiares, amigos o conocidos que estén en plena juventud. Una de las mejores formas de ayudarlos a formarse, es inculcarles valores de apreciación por la lectura.

Sin embargo, para nadie es un secreto que por lo general, las personas jóvenes suelen tener más dificultad para valorar los libros como una parte importantísima en la vida de cualquier ser humano. Cuando esto sucede, por lo general se debe a que existen muchas obras literarias que son difíciles de comprender, por lo que hay quienes las consideran como una actividad que no merece la pena.

Una de las alternativas que se pueden elegir para que los más jóvenes tengan gusto por la lectura, son las novelas gráficas, ya que estas son visualmente atractivas y además cuentan historias que son realmente interesantes, por lo que los adolescentes pueden identificarse con ellas y esto ayudará a que tengan un mayor interés en el mundo de la literatura.

Estas novelas gráficas pueden atraer a los adolescentes

En esta oportunidad, hemos traído para ti una breve lista, en la que te contamos cuáles son las novelas gráficas más recomendadas para los jóvenes, ya que son fáciles de leer y además pueden enseñar muchas cosas que pueden considerarse fundamentales para la vida. Sigue leyendo y podrás saber de qué novelas te estamos comentando.

1) “Niño Prodigio”, de Michael Kupperman

En esta novela se relata la historia de un niño con un increíble ingenio, que a su vez, se convertiría en una fuerza destructora para él. El nombre de dicho niño es Ismael, y todas las situaciones en las que se ve envuelto, tienen la capacidad de atrapar al lector, y hacer que tenga ganas de no detenerse hasta que culmine la obra.

2) “El principito”, de Antoine de Saint-Exupéry

Sin duda alguna, este es uno de los más grandes clásicos de la literatura, y es indispensable para cada adolescente que esté comenzando a valorar los libros. El lenguaje es bastante sencillo, la historia es realmente interesante, y ayuda a que cada persona que lo lea, recuerde que el niño interior que todos tenemos, nunca debe desaparecer de nosotros.

Son muchos los valores que se pueden aprender gracias a esta magnífica obra, y entre ellos se encuentran la amistad y el amor, vistos desde la perspectiva de un pequeño príncipe, que viaja alrededor de varios planetas.