'El aderezo de esmeraldas' de Gustavo Adolfo Bécquer

'El aderezo de esmeraldas' de Gustavo Adolfo Bécquer es un cuento que tiene la estructura de caja china al construir un relato dentro de otro, con el fin de discutir entre dos literatos el valor de la ficción dentro de la ficción y cómo se proyectan los anhelos sobre una vida galante, la aventura romántica y el amor cortés por una dama hermosa.

Gustavo Adolfo Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer (Sevilla, 1836-1870), poeta romántico español, mundialmente conocido por sus 'Rimas y Leyendas', destacó en el cuento por su juego con la ficción como motivación de sí misma, el culto a la belleza femenina y el cultivo de la galantería hacia las damas hermosas. Uno de estos cuentos es El aderezo de esmeralda (1862), donde la invención de un episodio romántico por un amigo del narrador tiene motivo por la lectura del libro de un tal Méry, 'Historia de lo que no ha sucedido'.

En el episodio romántico el amigo del narrador, publica un libro para regalar a una hermosa dama un aderezo de esmeraldas, sin que ella se de cuenta de su origen. Con la venta del libro juega al azar y consigue el importe para la preciada joya. En una fiesta hablan mal de la dama diciendo que tiene un amante, el se bate a duelo con un hombre que la ofende ambos quedan mal heridos y al pie de su cama aparece la dama, logrando que el se despierte, luego cuenta al narrador que se inspiró en el libro de Méry.


La ficción dentro de la ficción
Bécquer da al relato la estructura de una caja china o de una muñeca rusa matrioshka, al presentar una historia dentro de otra. La realidad es el paseo del narrador con su amigo y la invención corresponde al episodio romántico ficticio. Los dos personajes lectores son entendidos en literatura, pertenecientes quizá a un círculo de eruditos, o de escritores que discuten sus impresiones sobre textos y autores. La tertulia literaria sigue hasta hoy cultivada por escritores y críticos de distinta calidad con ese hábito.

En los dos planos de ficción, la historia del presente del relato y la del episodio romántico, el aderezo de esmeraldas existe, pues el amigo del narrador vio como en una tienda varias mujeres lo admiraban. La dama, musa del amigo del narrador tenía una hija que cuidar y su marido había dilapidado su fortuna. La joya es un homenaje a su belleza y una suerte de compensación a la vida austera que lleva. En la narrativa española se ha incluido estos relatos insertos a los principales frecuentemente.

Miguel de Cervantes Saavedra dominaba esta técnica al incluir en su novela 'El Quijote' episodios dedicados a la lectura de sobremesa. En este cuento de Bécquer hay un giro, porque lo que parece un recuento de la historia de un personaje termina desmentido por el mismo, para ligarlo a su inventiva y su inspiración por la obra de Méry. Mezclar la verdad y falsedad da densidad al texto para dotarlo de más puntos de vista. Entre dos letrados no se trata de mentir sino de probar quien tiene más ingenio y creatividad.

La importancia de la belleza femenina

Bécquer

Bécquer

En todo el mundo se ha considerado la belleza de una mujer verdaderamente hermosa como un bien escaso, desde la antigüedad. Las mujeres bellas han accedido a círculos de poder, han sido musas de poetas y escritores, por otro lado se consideraba que la belleza del cuerpo podía reflejar la virtud del alma de la mujer. La gente que es bien tratada por todos puede ser engreída pero también en caso contrario amable, porque estaría retornando a la sociedad el bien que recibe gratuitamente y sería sensible al afecto.

En este cuento, la belleza de la dama agasajada le confiere porte y dignidad, no interesa que sea versada en literatura, su cercanía ya es un bien poético, un fin anhelado al menos para la contemplación. Muchas veces en la literatura, y en las universidades mujeres feas que han sido estudiosas se enquistan en el poder y amargan la vida a los hombres que no se interesan en ellas, poniendo estorbos a su progreso profesional. Es casi imposible que una mujer bella de verdad se porte como una fea rencorosa.

Una mujer hermosa, bella y digna alegra la vida del hombre, es cierto que el afortunado casado con alguna de estas beldades se sentirá gratificado cada vez que regrese de su trabajo al hogar. Por otro lado, cuando falta belleza para el texto artístico, el propósito del escritor o poeta es crearla, darle forma, densidad y consistencia. La belleza es un bien, un don que no merecen las mujeres feas perversas y envidiosas, simplemente están en el no ser del deseo, tampoco en el de la ética, ni en el de la perfección poética.

El respeto y el amor platónico
En la ficción del amigo del narrador se habla de un amor imposible, pues la dama es una mujer casada, madre de familia. El anhelo de amor por esta dama está cerca del amor cortés, aunque es más un amor platónico. El respeto implica no darse a conocer como admirador de esta mujer, también valorar su belleza a un nivel poético y no malograr la admiración por una torpeza innecesaria, que estropearía la reputación de la dama. Esta mujer proyecta su belleza en su hija, pero como es menor, no hay interés por ella.

El amigo del narrador no pretende a la hija de esta señora, solo a la dama que puede ser contemporánea suya. Hay referencia al ideal de aventura del romanticismo, una motivación que en un joven escritor haría que este proyecte sus anhelos en su ficción con el fin de trasponer los límites de su realidad rutinaria, para experimentar otras vivencias en sus relatos. Hay similitud con la forma en que el poeta español Garcilaso de la Vega elogia a Isabel Freire en su poema 'En tanto que de Rosa y Azucena'.

Como con Garcilazo, en este cuento de Bécquer la musa o amada es un bien imposible, justo el amigo se levanta porque termina de soñar despierto, o concluye el construir la aventura que escapa a la simplicidad de su escenario cotidiano. El respeto sublimiza la relación al nivel del amor cortés, donde el sufrimiento del amante cortés era un galardón para merecer a la amada. El cuento idealiza como debería ser un romance ideal, a quien le gustaría amar al autor de este episodio de acuerdo a sus convenciones literarias.

Conclusión
Este relato recrea la aspiración de dos literatos de crear ficción para idealizar sus vidas y llevar al cuento las concepciones poéticas que tienen sobre el amor, la hermosura de la amada, la forma de agasajarla y como se debe portar un galán que se precie de escritor.

Fotos:

4Esotrinitarios