Una peculiar versión de 'La bella durmiente'

El ballet del coreógrafo sueco Mats Eks en el que la princesa y su príncipe son heroinómanos vuelve a representarse en Madrid.

bella durmiente

Aunque se trata de un cuento nacido del folclore popular, 'La bella durmiente' debe gran parte de su fama a la transcripción que de ella hicieron primero el francés Charles Perrault y más tarde los hermanos Wilhelm y Jakob Grimm. Pero si terminó de convertirse en una de las historias más populares de todos los tiempos fue, sin duda, merced a la película de animación basada en ella que en 1959 realizaron los estudios de Walt Disney y dirigida por Clyde Geronimi.

Como sucede con todas las obras famosas, ha sido objeto de un sin fin de versiones pero la que hizo como ballet el sueco Mats Ek es, como poco, muy audaz. Aunque ya fue estrenada hace años en Madrid, ahora vuelve a los Teatros del Canal.

La princesa de Ek es una heroinómana y la sustancia que hay en la aguja con la cual se pincha y que obnubila su razón no es otra cosa que droga. Por si ello fuera poco, se enamora de Carabosse, también drogadicto. No es la primera vez que el coreógrafo sueco reinterpreta libremente un clásico. En su versión de 'Giselle', ballet romántico cuyo libreto original fue escrito por Teóphile Gautier, reemplazaba el paisaje bucólico del segundo acto por un manicomio. Y en la que hizo de 'El lago de los cisnes', estas criaturas aladas eran sustituidas por unos estrafalarios y nada gráciles seres.

Cuando se le pregunta y en su defensa, Mats Ek responde que esas obras pertenecen a nuestro acervo cultural y que recrearlos e incluso "sabotearlos" es una manera de rendirles tributo. La interpretación de la obra en los escenarios madrileños correrá a cargo de la compañía 'Les Grands Ballets' de Canadá con Valentine Legay, Graziella Lorriaux, Hervé Courtain y Edi Biloshmi como protagonistas.

Vía: 'ABC'.

Foto: Christian Valenzuela.