Álvaro Mesía, ¿parodia clariniana de don Juan Tenorio?

De los tres protagonistas de La Regenta de Clarín, probablemente sea Álvaro Mesía el menos estudiado. Quizá sea porque es menos profundo que el Magistral y que Ana Ozores pero ello no significa que esté poco caracterizado. Más aún, podría tratarse de una parodia del don Juan Tenorio de Zorrilla.

Entre el vasto mosaico de personajes que nos ofrece La Regenta de Clarín, destacan, como es lógico, los tres protagonistas del drama: el demasiado humano Magistral don Fermín de Pas, la melancólica Ana Ozores y el don Juan de Vetusta, Álvaro Mesía.

Siempre se ha considerado a éste último el menos complejo de ellos y es posible que sea así. Pero esto no significa que no sea rico en matices e interpretaciones.

Foto del monumento a la Regenta en Oviedo

Monumento a Ana Ozores, la Regenta, en Oviedo

Este seductor carece de todo tipo de principios: dirige el Partido Liberal Dinástico pero más para medrar como cacique que por convicción política, no respeta en absoluto a la mujer, tampoco la amistad, pues traiciona la que le brinda el Regente seduciendo a su esposa y ni siquiera cree en la religión.

En este sentido, no se trata de que carezca de fe, es sencillamente algo que nunca se ha planteado porque no posee capacidad para hacerlo. Para él, la religión es algo que se interpone entre la Regenta y él, un estorbo personificado en la figura del Magistral que hay que superar.

Aunque aún bien parecido, es un hombre maduro, pues ronda la cuarentena, una edad avanzada para la época y ha vivido mucho (o de eso presume). De hecho, se plantea seducir a Ana más como un desafío propio que por interés sentimental.

Pero su verdadera faz aparece cuando todo se descubre. Entonces se muestra como un cobarde que mata al Regente –cuando éste había evitado herirle en el duelo- y huye a toda prisa a Madrid.

Todos estos rasgos no precisamente positivos nos hacen pensar en un personaje paródico. Y de quién sino del don Juan por excelencia: el Tenorio de Zorrilla. Y la comparación no es ocurrencia nuestra sino del propio Clarín como muy bien señala el profesor Ubach Medina en el artículo que nos sirve como fuente.

Es conocida la admiración de Leopoldo Alas por esta obra. Y lo que es más importante: el capítulo XVI de La Regenta nos presenta a todos los personajes acudiendo a la representación del drama de Zorrilla que se pone en escena en el teatro de Vetusta.

Tras ella, la imaginación de Ana Ozores vuela tomando a Mesía por el don Juan de la obra  y a ella por una doña Inés seducida por el impenitente mujeriego. Tales ensoñaciones no pueden sino mover a risa al lector que conoce bien el trasfondo del galán vetustense, nada heróico.

No sería extraño, por tanto, que Clarín, al igual que se burló de otros conciudadanos retratándolos en su obra, hubiera hecho lo mismo con algún don Juan de medio pelo de la localidad al tiempo que parodiaba al inmortal personaje de Zorrilla.

Fuente: Espéculo.

Foto: Martius en Flickr.