The Joker, un agente del Caos

El nuevo film de Christopher Nolan: The Dark Knight, ya es llamado La mejor película de Batman. Y está justificada la afirmación. Aquí tienen el porqué.

Hace un par de días tuve la suerte de poder ir al cine y comprobar con mis propios ojos lo que ya venía escuchando en los últimos días, algo que me costaba mucho creer, a pesar de los méritos que ya se habían hecho: The Dark Knight es la mejor película de Batman.

Es difícil decirlo para mí, ya que me considero un gran fanático de Tim Burton y de Jack Nicholson, y ver en la pantalla un film que supera Batman en tantos aspectos, realmente me conmovió. Quizás no tenga la ambientación gótica tan oscura de los dos films de Burton, pero bien sabemos que ese estilo de films combinaba mucho con la estética dark que prevaleció durante los años 80s y que marcó tanto la carrera del cineasta. Jamás había pensado que se pudiera revivir al caballero de la noche, hasta que apareció Christopher Nolan con Batman Begins, y quedé boquiabierto, porque logra del encapuchado lo que realmente es: una sombra, el terror, un justiciero fantasma que atemoriza a cualquiera.

Ni hablar de los villanos, ya en Begins, la inclusión del Espantapájaros en el film fue sorpresiva y shockeante, a mi gusto excelente. Pero quién se atrevería a hacer un nuevo film sobre Batman, incluyendo al Guasón, al Joker. Solo Nolan se atrevió a pensar en que alguien en el mundo, algún actor con muchas agallas, se pudiera animar a ponerse cara a cara con el maquillaje psicótico y enfrentar al fantasma de Jack Nicholson.

Heath Ledger se animó, y todos esperábamos una gran actuación, todos sabemos que en los últimos tiempos el joven actor había tenido sus grandes logros cinematográficos y que estaba pasando de ser un galancito a un gran actor. Había dado el paso con Secreto en la Montaña y auguraba una gran carrera actoral. Pero desgraciadamente, tras finalizar el rodaje de The Dark Night, Heath Ledger falleció por una intoxicación con medicamentos.

Sinceramente, aunque sabía que iba a ver una gran película y a un gran Joker, tenía la fría certeza de que tras la muerte de Ledger se lo había entronado en un lugar donde no se merecía, que habían inflado el film con helio, como si la muerte del actor fomentara el film. Realmente fui pensando que el Joker me iba a desilusionar. Pero no fue así. Ledger logró un Guasón perfecto, cínico, asqueroso, enfermo y sobre todas las cosas: un psicópata total. Un rostro perfecto arruinado con unas cicatrices de cuchillo que le pusieron en la cara una sonrisa eterna, el pelo siempre despeinado y arruinado, la ropa, todo eso lo hacen visualmente interesante, pero donde realmente vemos al Joker es en el lenguaje corporal de Ledger: sus movimientos, su velocidad de reacción y su velocidad de acción siempre delante de los demás (porque siempre hace lo que nadie imaginaba que haría), las manos siempre inquietas, y lo que para mi es lo más importante: la lengua, siempre lamiéndose el labio inferior. Realmente aterrador.

Joker siempre hace lo que nadie espera, como por ejemplo, tras robar todo el dinero de la mafia en muchos bancos de alta seguridad, se presentó ante ellos él solo entrando al escondite donde se reunían por la puerta de la cocina. Uno de los capos le dice “dame una sola razón para no matarte ahora mismo” y el bromista le dice “porque les voy a hacer un truco de magia”, y saca un lápiz del bolsillo, lo clava en la mesa y tras hacer unos lentos movimientos de manos, tomó sorpresivamente a uno de los guardias de la cabeza y le hizo dar un golpe con la cabeza directo sobre la mesa, dejándolo muerto en el piso con el lápiz atravesándole la cabeza.

El film tiene una estructura muy interesante, ya que durante toda la película se desencadenan hechos, causados por cosas anteriores, lo cual tiene mucho que ver con el Joker, que se llama a si mismo un agente del Caos. Porque el no quiere dinero, no quiere poder, no quiere matar al Murciélago… quiere sembrar el caos, mostrarle al mundo el horror que vive en el corazón humano. Es genial el momento cuando el Joker le dice a la cara a Batman que él jamás lo quiso matar porque, según las palabras del mismo guasón “eres demasiado divertido”

La película comienza con una excelente escena de un robo en un banco, en el que todos los perpetradores tienen máscaras de payasos. Todos hablan sobre el Joker, un loco que usa maquillaje para asustar a la gente, el hombre que los contrató. Todo salía bien, pero todos los hombres tenían orden de matar al compañero de al lado cuando realizara lo necesario, así todos se fueron traicionando y asesinando, para cuando el último enmascarado quedó solo con millones y millones de dólares cargados en un autobús escolar que entró rompiendo la pared, se sacó la máscara y era el Joker, y se fue, entremezclándose con otros autobuses justo antes de que llegue la policía.

También el foco más importante del film es la aparición de Harvey Dent (Aaron Eckhart, que no actúa tan bien en este film), un político honesto, un hombre recto, un héroe, un hombre que hace las cosas bien y que encima le da a los medios la fanfarria y pomposidad que necesitan para convertirlo en un héroe. Dent, gracias a la ayuda de Batman y James Gordon, logró enviar a la cárcel a más de 500 mafiosos, hampones y ladrones de gótica.

Pero el joker lo atrapó y lo puso a él en un lugar lleno de tanques de gasolina y a su novia (la fiscal, la enamorada de Bruce Wayne) en otro lugar, también rodeada de tanques de gasolina, pero en la otra punta de la ciudad. Batman fue a salvarla a ella, pero el Joker le había mentido sobre los lugares, y cuando llegó allí estaba Dent, que tratando de salvarse se cayó y se mojó la mitad de la cara con gasolina. Cuando finalmente salieron, una chispa alcanzó a Dent incendiándole la mitad del rostro hasta dejarlo en carne viva y en hueso en algunas partes. Todos sabíamos que si aparecía Harvey Dent en este film, era de esperarse ver a Dos Caras, su personalidad oculta desatada por el accidente, pero sinceramente, me esperaba que Dos Caras protagonizara una tercera película, dejando un final gancho, como pasó con el final d Begins.

En el hospital, Dent estaba acostado cuando entró una enfermera algo extraña. Cuando se dio vuelta, era el Joker, que le habló lo enfermó y lo enloqueció. Dent entonces fue, armado a vengarse de todos los que fueron responsables de la muerte de su novia, casi asesinando a la familia del comisionado Gordon. El caballero oscuro finalmente los salvó, pero Dent murió en la pelea.

Batman y Gordon terminaron acordando algo: Harvey Dent es el héroe del pueblo, el héroe que Batman no puede ser, así que nadie se tenía que enterar de su caída, iban a ocultar su lado oscuro, y Batman iba a ser acusado por la muerte del héroe de Gótica, y sería cazado, siempre. Porque Batman puede escapar a la policía, siempre podrá y Gótica siempre necesitará un protector nocturno, un Caballero de la Noche.

Algo que me llamó mucho la atención de este film es que el Joker sobrevive. Queda atrapado y probablemente termine en Arkham, el asilo para dementes (que fue tan importante en Batman Gotham Knight, cuyos personajes también aparecen en esta película), como debe ser. Nolan no comete el error de matar a todos sus villanos, como se venía haciendo en las 4 películas anteriores.