La Trilogía Clásica Star Wars y los elementos de la Tragedia Griega

La trilogía clásica Star Wars se constituye como una tragedia por la forma en que se administra el conocimiento de la verdad entre los 3 episodios, las peripecias de los héroes, la tragedia de la pérdida del padre para Luke al verlo redimido, la oposición de antagonistas y el aprendizaje de la virtud para los héroes que pasa por viajes, combates y aventuras.

Star Wars es un fenómeno social y cultural que nos acompaña 31 años, para muchos críticos mediáticos es un asunto de cultura popular, pero que difícil sostener esta clasificación cuando abundan los estudios literarios sobre el tema y se ha tenido la oportunidad en la facultad de literatura de encontrar a varios colegas que comparten esa afición, pues también habían encontrado arquetipos de la literatura clásica en ella y más aun eran conscientes que esta saga representaba una tragedia bien elaborada, por su estructura y eventos de sus relatos. Actualmente en lo que se ha llamado el Universo Expandido, se amplia el currículum de aventuras de héroes y villanos en una línea de tiempo que cubre los espacios entre los episodios clásicos, la precuela y un antes y después de las 6 películas en numerosos cómics y novelas, de marcas como Dark Horse y Del Rey.

Aristóteles de Estagirita (384-322 a.C.) describió la tragedia y sus elementos en tanto obra de ficción, como la más completa representación teatral en su tratado Retórica y Poética. Estos elementos están presentes en toda obra literaria que integra el canon de la buena literatura, y están presentes en el desarrollo de los tres primeros episodios de 1977 a 1983: ANH, ESB, y ROTJ.



La anagnórisis o entrega del conocimiento: En la saga Star Wars, el conocimiento de la verdad sobre el origen de los mellizos Luke y Leia es administrado por los maestros Jedi Obi Wan Kenobi y Yoda, quienes tienen que dosificarla con miras a no frustrar la preparación de Luke Skywalker para convertirse en caballero Jedi. Obi Wan le dice que su padre fue muerto y traicionado por Vader, para evitar que él caiga en el lado oscuro y prepararlo para la verdad en un periodo más avanzado de sus habilidades y carácter. En Dagobah se enterará que su padre era irascible, algo que Luke debe controlar. Después en el duelo de Bespin la verdad dolorosa le será entregada por la confesión de  Darth Vader, de que él es su verdadero padre, sufriendo emocionalmente y físicamente al perder su mano derecha. En El Regreso del Jedi, Yoda y Obi Wan siguen administrando esta verdad hasta entregarla totalmente a Luke: Yoda confirma las palabras de Vader y Obi Wan, revela a Luke que Leia es su hermana gemela, y por ello susceptible de asimilar y desarrollar la Fuerza.

Peripecias o cambios en la fortuna: Estos momentos de encuentro con la verdad llamados anagnórisis en griego, están separados por peripecias o separaciones entre los protagonistas por fuerzas externas a ellos; así antes de esta trilogía; los gemelos son separados al nacer, luego se encuentran en el rescate de la Princesa Leia en la primera Estrella de la Muerte. Otra peripecia separa al congelado Han Solo en carbonita del grupo de héroes, solo el encuentro posterior de los personajes y el desenlace de la saga permite que todos los protagonistas participen del conocimiento de la verdad. La peripecia que interrumpe la  preparación de Skywalker como Jedi la suscita el plan de Vader para conducirlo hacia Bespin con el señuelo de sus amigos torturados que el puede percibir por su nuevo dominio de la Fuerza, el resultado inclina la balanza a favor de los Sith y el imperio, hasta que los héroes recompongan su situación.

El Hades: El descenso al mundo inferior de las visiones premonitorias está recreado en el entrenamiento de Luke en Dagobah, al enfrentar en una cueva a un espíritu del lado oscuro con el aspecto de Darth Vader, que al ser derrotado anticipa la revelación de su origen en la imagen de su propia cara en el casco del señor oscuro. Para Han Solo, este descenso lo representa su congelamiento carbónico, estado de hibernación que al cesar le produce una ceguera temporal, característica de los videntes en la tragedia griega. Recuperada la visión ya puede creer en el prestigio de Skywalker y en la fuerza.

La hybris o soberbia y héroes trágicos: El héroe principal de la saga está expuesto al defecto del orgullo desmedido, por fuerzas ajenas a su voluntad decide enfrentarse al señor Sith sin estar debidamente preparado, a pesar de las advertencias de Yoda y Ben Kenobi. El resultado es la separación de sus mentores Jedi y la inseguridad de completar su aprendizaje. Con todas estas desventajas Luke y el finalmente redimido Anakin Skywalker, su padre son héroes trágicos, que enfrentan a una fuerza superior a ellos; el lado obscuro en su máxima expresión: el Emperador Palpatine o Darth Sidious. Estos héroes terminan sufriendo al final de su jornada sea cual sea su decisión, Anakin muere, liberado del lado obscuro, Luke sufre la separación de su padre, pero tiene la recompensa de verlo en su aspecto Jedi, junto a Yoda y Obi Wan en la visión de sus espíritus en Endor. Todo tiene implicancias en el destino de la galaxia, que  depende de la batalla estelar en la órbita de Endor, del combate entre rebeldes e imperiales en el bosque, y del duelo entre Luke y Darth Vader, que gana Luke, luego de haber demostrado su virtud al rescatar a Han y Leia de las garras de Jabba el Huth. La Hybris es necesaria para poner a prueba la virtud del héroe, dar continuidad al relato y llegar al desenlace tras el aprendizaje de la virtud.

Antagonistas: La Trilogía Clásica logró destacar la acción de los héroes por su contraste con personajes antagónicos, caracterizados por un ethos o función en la obra, marcadamente diferenciado. Uno de los principales enemigos de los héroes es Boba Fett, cazador de recompensas muy astuto que sigue a Han hasta Bespin, para conseguirlo como trofeo para Jabba, luego como un nexo identificador entre los héroes vemos a Luke luchando contra Fett, en un esquife pirata de Jabba, el otro enemigo común es el imperio, cuya acción se uniformiza en los soldados imperiales indiferenciados, Luke siente al imperio como enemigo natural por sus ideales y por el asesinato de sus tíos en Tatooine, mientras Han aprende por su experiencia, que este enemigo merece ser combatido cuando se compromete con la rebelión.

Conclusión: El conocimiento de la verdad para los Skywalker, va acompañado del aprendizaje y dominio de la Fuerza, como poderes psíquicos y manejo de la esgrima, factor que permite en cada episodio separar las batallas entre legiones y vehículos, de los duelos entre caballeros Sith y Jedi. Es una tragedia por la muerte de Anakin, padre redimido de Luke, y por la forma como la verdad ha sido ocultada y administrada en varias peripecias para cumplir propósitos trascendentes que implicaban el destino de la galaxia de este universo ficcional cuya solución condiciona la suerte de los héroes.