José Emilio Pacheco, poeta de la sencillez

Considerado una de las grandes figuras de la lírica hispanoamericana, había recibido, entre otros, el Premio Cervantes en 2009.

Zocalo en Mexico, tierra natal de Jose Emilio Pacheco

La poesía hispanoamericana ha comenzado el año 2014 tiñéndose de luto. Si hace unos días conocíamos la noticia de la muerte del argentino Juan Gelman, ahora se ha producido la de José Emilio Pacheco (Ciudad de México, 1939-2014), uno de los grandes poetas mexicanos, dotado de un estilo sencillo que le permitió llegar a más lectores de los que habitualmente se interesan por la lírica. Curiosamente, ambos eran vecinos, razón por la que, cuando se le preguntaba a Pacheco si se consideraba uno de los mejores poetas de Hispanoamérica, respondía: "ni siquiera lo soy de mi barrio, ¿no ven que vivo cerca de Juan Gelmán?".

Pacheco se inició en la Literatura mientras estudiaba en la Universidad Autónoma de México, para la que, además, realizó una importante labor editorial, dirigiendo su colección 'Biblioteca del Estudiante Universitario'. Además, tradujo a autores como Tennessee Williams, Óscar Wilde y T. S. Eliot.

También colaboró con la prensa y publicó algunos libros de ensayo como 'El derecho a la lectura' o 'La hoguera y el viento'. Era especialista en literatura mexicana del siglo XIX y un profundo conocedor de la obra de Jorge Luis Borges, sobre la cual dictó numerosas conferencias. Así mismo fue profesor en distintas universidades como la propia UNAM, la de Essex y la de Maryland. Tampoco desdeñó la narrativa. Escribió las novelas 'Morirás lejos' y 'Las batallas en el desierto' y varias colecciones de relatos breves entre las que cabe citar 'La sangre de Medusa y otros cuentos marginales' y 'El principio del placer'.

Biblioteca Nacional de la UNAM, Mexico

Literariamente, la crítica lo incluye en la llamada "Generación del Medio Siglo" junto a Sergio Pitol, Carlos Monsiváis -con quién colaboró en la revista 'Estaciones'-, Sergio Galindo o Salvador Elizondo. En cualquier caso, Pacheco fue sobre todo poeta, caracterizado por un estilo coloquial que le hizo popular. De hecho, su poema 'Alta traición' se hizo muy conocido entre los mexicanos.

Buena parte de su obra lírica se halla incluida en la antología 'Tarde o temprano', donde reunió sus primeros seis libros: 'Los elementos de la noche', 'El reposo del fuego', 'No me preguntes cómo pasa el tiempo', 'Irás y no volverás', 'Islas a la deriva' y 'Desde entonces'. Precisamente el paso del tiempo es uno de los temas fundamentales de su creación, en la que formalmente destaca el uso de la metáfora. A las obras citadas siguieron otros volúmenes de poesía como 'Los trabajos del mar', 'Miro la tierra' y 'Ciudad de la memoria'.

Todo ello conforma una amplia creación que lo ha convertido en uno de los principales poetas hispanoamericanos de la actualidad y que le ha proporcionado numerosos reconocimientos. Así, en 2009, recibió el Premio Cervantes y el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Pero también se hallaba en posesión del Premio Xavier Vilaurrutia por 'El principio del placer', el Alfonso Reyes, el Nacional de Periodismo de México o el Octavio Paz, así como de diversos doctorados "Honoris Causa". Fue, en suma, José Emilio Pacheco un magnifico poeta capaz de acercar la lírica a amplios grupos sociales. Descanse en paz.

Vía: 'El País'.

Fotos: Clinker y Scanudas.