Herta Müller, una escritora premiada y perseguida

Nacida en Rumania en 1953, Herta Müller (Nitzkydorf, 1953), descendiente de suabos emigrados a Rumanía, es uno de los valores más sólidos de la literatura rumana en lengua alemana. Estudió Filología Germánica y Románica en la Universidad de Timisoara; perdió su trabajo como profesora y sufrió reiteradas amenazas por negarse a cooperar con la policía secreta del régimen de Ceaucescu y se vio obligada a salir del país por su relevante papel en la defensa de los derechos de la minoría alemana.

Ella tuvo éxito en emigrar en 1987 y ahora vive en Berlín. Es ganadora del Premio de Literatura Europea, también ha ganado el Premio Internacional IMPAC Dublin Literary por su novela La Tierra de ciruelas verdes y el Premio Nobel de Literatura 2009, sin olvidar los premios Aspekte (1984), Ricarda Huch (1987), Roswitha von Gandersheim (1990), Franz Kafka (1999) y Würth (2006), entre otros.

Sus obras traducidas al español son:

  • El rey se inclina y mata (2011)
  • El guarda saca su peine; En el moño mora una señora (2010)
  • Hoy hubiera preferido no encontrarme a mí misma (2010)
  • Todo lo que tengo lo llevo conmigo (2010)
  • La bestia del corazón (2009)
  • La piel del zorro (2009)
  • El hombre es un gran faisán en el mundo (2009)
  • En tierras bajas (2009)

Una de sus obras más representativas de su estilo y narrativa, The Appointment (2001) comienza con un personaje femenino que narra en primera persona y que es citado frecuentemente para interrogatorios por la policía secreta del régimen rumano de Nicolae Ceausescu, un líder despótico comunista que reprime a su pueblo durante veinticuatro años. Las sesiones de entrevista se producen cada vez con más frecuencia y eso causa temor en el narrador. Esta vez, ella ha sido convocada a una reunión el jueves en las diez en punto.

La historia sigue los recuerdos y los pensamientos del narrador dentro de este estado de represión y maltrato en donde no se puede confiar en nadie. Su segundo marido, Paul, es su única fuente de fuerza, pero él es un alcohólico, lo que complica su situación. El narrador se propone crear una apariencia de orden, pero se frustra constantemente.

El relato presenta diferentes eventos que el narrador está pensando cuando se dirige a la interrogación. Ella recuerda a su padre, que era un conductor de autobús, y sus relaciones adúlteras. Ella piensa en una discusión con su esposo Paul. También recuerda el entierro de sus abuelos con su primer esposo y su padre. El narrador recuerda la muerte de Lilli, su amiga, mientras trataba de escapar de Hungría.

Los revisores han criticado la obra por su falta de dirección y la intensidad de los eventos también hace que sea una novela difícil para los lectores ocasionales, pero, en cambio, se recomienda para los estudios académicos de la historia a la que hace referencia de forma testimonial.

Ciertamente la autora reconoce que su obra se concentra en la sistemática destrucción de las relaciones humanas que provocan las dictaduras comunistas y que la causa de su tema común en sus muchas novelas surge de haber vivido 30 años bajo una dictadura. Por ello, probablemente, también, declaró con profundo sentido histórico cuando le comunicaron el Premio Nobel: "lo que has vivido bajo una dictadura no se olvida cuando arrancas una hoja del calendario".