Hamnet, quizá el mejor libro de 2021

Hamnet, de Maggie O'Farrell, publicada por Libros del Asteroide.

Agnes emerge entre las páginas de Hamnet como un personaje inmortal. Tanto como lo es hoy su marido . Agnes es un ser que deambula en el mundo de lo sobrenatural, de la ternura y la locura, de la cotidianeidad y la el más puro de los eclecticismos. Maggie O'Farrell (Coleraine, Irlanda del Norte, Reino Unido, 1972) es la autora de Hamnet, quizá el mejor libro de 2021. Sin duda, la concesión del Booker Prize y algunas listas de urgencia de las  que suelen cerrar el año, así lo atestiguan.

Una lista siempre es subjetiva, por descontado. Una lista es caprichosa e injusta. Más aún lo es optar por una obra de entre tantas excelentes. En este caso opto por Hamnet. No sólo es una obra escrita de una belleza incuestionable. Es poética, emotiva, reivindicativa. La escritura -esto no es nuevo en O'Farrell- y la estructura son de una precisión exquisita, como exquisito es el lenguaje, la ambientación y cada uno de los perfiles que se dibujan a través de los personajes.

Hamnet es la historia del hijo de William Shakespeare y Anne Hathaway, en este libro presentada como Agnes. Es la historia de una muerte y un dolor. La muerte de ese pequeño que, cinco años después, el bardo de Stratford Upon Avon transmuta en Hamlet, un drama memorable.

O'Farrell construye una historia de idas y venidas en el tiempo a partir de un trabajo ímprobo de documentación de la época. Hay que viajar a finales del siglo XVI. Hay que pensar en los frecuentes matrimonios de conveniencia que se producían en esa época. Sin embargo, la autora de Hamnet construye una verdadera historia de amor. Una relación auténtica, apasionada, incluso.

La vida de ella transcurre entre sus labores domésticas -con escapadas mágicas al campo del que procede- y la de él entre la fábrica de guantes de su padre, las clases particulares es un hombre de formación y sus encierros para leer y escribir.

La escritora Maggie O'Farrell.

La escritora Maggie O'Farrell.

Una historia donde Agnes es una suerte de bruja que habla con la naturaleza, que sueña su muerte y sabe, así, que alrededor de su cama no estará uno de sus hijos. No estará porque ella le trascenderá en el tiempo. Es el tiempo de la peste. Uno piensa en su hija Judith, siempre débil, frágil, enfermiza. Pero es Hamnet quien muere.

Agnes siente, ve, trasciende al común de los mortales y sobrevive al egoísmo de un marido que, ya en Londres enviado a ampliar el negocio del padre, apuesta por su propia vida. Cierra la puerta a su realidad, olvida, línea a línea, ese amor que lo fundió con Agnes. En el Globe Theatre, olvida -¿olvida?- a su familia. Es el dolor de la muerte de ese pequeño -el único hijo varón de los que tuvieron Hathaway y Shakespeare- lo que inunda toda la novela. Pero es la propia personalidad de Agnes, lo que se impone.

Hamnet viajará en el tiempo, en la memoria de quien lo lea; sin duda será de esos libros que el lector que lo saboree retendrá en el recuerdo. Es la habilidad de O'Farrell -que demuestra en obras previas como La extraña desaparición de Esme Lennox o La primera mano que sostuvo la mía- la clave de una historia narrada desde un punto de vista diferente: es la visión de una mujer, la visión de la tristeza por muchos adioses a los que debe enfrentarse Agnes, la visión de una historia no contada porque es difícil contar una historia sobre Shakespeare sin que él la protagoniza.

Y, siempre presente, es Agnes/Anne Hathaway quien se encumbra en cada página, quien atrapa, seduce, enamora y hace sentir la amargura por el amor perdido. El del hijo. También el del marido.

Hamnet

Editorial: Libros del Asteroide / Año de publicación: 2021 / Páginas: 350 / Precio: 23.95 €