Torra anuncia elecciones y presiona a Sánchez

Torra

La relación de Junqueras con Puigdemont está definitivamente rota, tal y como lo acaba de evidenciar el presidente Quim Torrar al anunciar que la legislatura catalana está acabada y que pronto decidirá la fecha de las nuevas elecciones en esa Comunidad Autónoma.

Calendario que será esencial para la estrategia de Pedro Sánchez dado que tiene un compromiso secreto con Oriol Junqueras para que el líder de ERC se pueda presentar a esos comicios como candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat. Para lo cual Sánchez deberá conceder en fecha próxima –una vez se conozca el día electoral- los indultos a los políticos sediciosos catalanes condenados por el Tribunal Supremo.

Sobre todo una vez que la pretendida reforma del delito de sedición en el Código Penal es insuficiente para que Junqueras sea candidato, dado que también ha sido condenado por malversación, delito que asimismo incluye las penas de prisión e inhabilitación.

En su declaración institucional Torra ha anunciado que su Gobierno va a aprobar inmediatamente los Presupuestos catalanes para que luego los apruebe el Parlament, votación en la que Torrá no puede participar.

Algo que carece de sentido cuando se anuncia el adelanto electoral porque el futuro nuevo Gobierno hará sus Presupuestos. De manera que, en las actuales circunstancias, ERC podría negarse a aprobar los Presupuestos para que Torra anuncie de una vez por todas la fecha electoral. Y para que Sánchez no tenga mas remedio que conceder los indultos a Junqueras y demás sediciosos de manera inmediata.

Salvo que ERC le quiera conceder mas tiempo a Sánchez y decida dar su apoyo a los Presupuestos en el Govern pero alargando todo lo que pueda el trámite parlamentario, para que Sánchez pueda explicar y justificar, ante el conjunto de los españoles, los indultos que permitirán a Junqueras presentarse a las elecciones.

Una cita donde Junqueras se medirá al candidato de Puigdemont que aún está por decidir y donde podría reaparecer Artur Mas porque el próximo día 21 de febrero acaba su inhabilitación por ‘la consulta’ ilegal del 9-N de 2014 y está claro que Mas quiere regresar al primer plano de la política, aunque tampoco se descarta que Puigdemont quiera encabezar la lista del JxCAT frente a Junqueras y ERC.

Estos últimos movimientos de Torra en el complicado tablero de la política catalana no van a impedir el encuentro de Sánchez con Torra previsto para el día 6 de febrero. Encuentro donde Sánchez volverá a intentar que Torra retrase la convocatoria electoral hasta el otoño. Con el argumento de que el Gobierno de España, con nuevos Presupuestos –que debe apoyar ERC- mejorará la aportación financiera del Estado a Cataluña.

En enredo político catalán sigue pues muy complicado pero al fondo de todo ello figura el pacto de investidura del PSOE con ERC donde está el compromiso de Sánchez de conceder los indultos para conseguir que Junqueras sea el nuevo presidente de la Generalitat con apoyo de ERC, PSC y En Comu Podem. De esa manera se cumplirá el acuerdo secreto de la investidura que incluye la presencia de Sánchez en La Moncloa y de Junqueras en la Generalitat. Pablo Sebastián 

Sobre el autor de esta publicación