Todo a punto para el primer vuelo del avión propulsado con energía solar

El avión HB-SIA, impulsado mediante energía solar, realizará mañana su primer vuelo desde la localidad suiza de Payerne, misión cuyo principal objetivo consiste en verificar que el comportamiento del prototipo es acorde con los cálculos realizados en las simulaciones.

Según explicaron los desarrolladores en un comunicado, el vuelo estará controlado por el piloto Markus Scherdel, en una operación que se prolongará durante cerca de hora y media –dependiendo del funcionamiento del prototipo–, alcanzando una altitud de 1.000 metros.

De este modo se concluirán las pruebas en tierra realizadas durante los últimos días, siempre y cuando las condiciones climatológicas “cuadren con los requisitos” para llevar a cabo la operación.

En un mundo dependiente de las energías fósiles, el proyecto Solar Impulse es para sus responsables una paradoja, casi una provocación: aspira a hacer despegar y hacer volar de manera autónoma, día y noche, un avión propulsado exclusivamente por energía solar. Incluso efectuar la vuelta al mundo sin carburantes ni contaminación.