Guerra en Ucrania

Rusia podría estar manipulando los referéndums de anexión

Rusia continúa con un referéndum en los territorios ocupados mientras la comunidad internacional garantiza a Ucrania que no reconocerá los resultados y habla de manipulación de los resultados

Arrancan las votaciones en cuatro provincias de Ucrania para anexionarse a Rusia

EFEArrancan las votaciones en cuatro provincias de Ucrania para anexionarse a Rusia

El proceso de votación que arrancó este viernes y que acabarán el próximo día 27 en las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk y en las regiones ucranianas de Jersón y Zaporiyia, ya ha sembrado la duda en la comunidad internacional que ha asegurado que no reconocerá tal independencia a la par que Ucrania y Estados Unidos acusan de fraude a Rusia.

Rusia ha establecido el horario de votación que arrancará a las 8 de la mañana todos los días y se cerrará a las 4 de la tarde hasta que finalice un proceso en el que Rusia ha llegado a abrir en sus fronteras colegios electorales en para que acudan refugiados y ha prometido reconocer la independencia de estas zonas en pocos días tras producirse la victoria en los referéndum.

Las autoridades en favor de Rusia como son las de Jersón han señalado que esperan que 750.000 personas acudan a votar, mientras que en el censo en Zaporiyia hay 500.000 personas, según ha recogido la agencia rusa de noticias TASS. En ambos casos, los participantes deberán responder a una pregunta: "¿Está a favor de que la región abandone Ucrania, crear un Estado independiente y ser parte de Rusia?".

La seguridad con la que habla Rusia y los prorrusos de una victoria ha hecho levantar las sospechas de Estados Unidos que asegura tener pruebas de manipulación en todas las votaciones y así lo ha confirmado la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

Jean-Pierre ha asegurado que Estados Unidos tiene conocimiento de que los funcionarios rusos han establecido que la aprobación de los referéndum será superior al 75 por ciento.

"Sabemos que estos referendos serán manipulados. Tenemos información que muestra a los funcionarios rusos estableciendo objetivos de participación de los votantes y tasas de aprobación para los referendos", ha dicho Jean-Pierre durante una rueda de prensa.

"(Rusia) Ya ha fijado las cifras requeridas para la participación de los votantes y el apoyo a una anexión a Rusia será de más del 75 por ciento", ha añadido.

Rechazo internacional

Tras asegurar esto, Jean-Pierre se ha unido a Alemania y otras potencias internacionales en el rechazo a los resultados asegurando que Estados Unidos "nunca" reconocerá los resultados de los "falsos referéndum", y que "no son confiables".

Alemania por su parte, ha asegurado que estas consultas "son todo lo contrario a una elección", y acusó a Rusia de ir a buscar a los votantes a punta de pistola para que acudan a las urnas, afirmó la ministra alemana de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock.

Baerbock se hacía así eco en RTL de las declaraciones de Serguéi Gaidai, gobernador de Lugansk y fiel a Kiev que denunciaba estas prácticas en su territorio y añadía que estas zonas han cerrado las fronteras y salidas para que todo el mundo pueda votar.

"Son métodos de guerra, aunque de otra manera. Por eso nunca reconoceremos esos resultados", afirmó la ministra alemana.

La principal afectada, Ucrania, ha calificado de "farsa" los referéndums, dejando claro que no cambiará su estrategia militar y por tanto tampoco apoyará estas consultas. "Ucrania tiene todo el derecho de liberar sus territorios y lo continuará haciendo, independientemente de lo que diga Rusia", dijo el ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba.

La viceprimera ministra de Ucrania, Iryna Vereshchuk, advirtió de la responsabilidad penal a la que se enfrentan los organizadores de las consultas y sus participantes que podrían ser condenados con hasta cinco años de prisión por "atentar contra la integridad territorial" del país.

También la Unión Europea y la ONU han manifestado su rechazo a las consultas y han adelantado que no reconocerán sus resultados.

Consejo de Seguridad

El embajador ucraniano, Sergiy Kyslytsya, solicitó la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU con carácter de urgencia en una carta a su homólogo francés, Nicolas de Rivière, presidente de turno del organismo, y pide que en la reunión puedan intervenir un representante del Gobierno de Ucrania y también el secretario general de la ONU, António Guterres.

Kyslytsya acusó a Rusia de "seguir violando a la soberanía e integridad territorial de Ucrania al organizar un simulacro de 'referendos' en los territorios temporalmente ocupados" para consultar su anexión, sobre los que las autoridades prorrusas han destacado una alta participación, mientras que Ucrania denuncia por su parte las numerosas coacciones.

Defensa común

Así pues, Rusia confía en una victoria y asegura que incorporará lo más rápido posible todos los territorios que se declaren independientes para así poder defenderlos con los "mismos mecanismos de protección con los que cuenta el resto del territorio ruso", advierten los políticos rusos.

"Los referendos se celebrarán, las repúblicas del Donbás y otros territorios serán integrados en Rusia. La protección de todos los territorios adheridos será significativamente reforzada por las Fuerzas Armadas de Rusia", dijo el vicepresidente del Consejo de Seguridad y antiguo presidente ruso, Dmitri Medvédev.

Dentro de ese armamento estarían "todo tipo de armas" también las nucleares, posibilidad que Washington valora pero no teme ya que en palabras de la propia Jean-Pierre ha defendido que la culpa de la guerra es exclusivamente de Rusia.

"No buscamos el conflicto con Rusia. Por supuesto, estamos atentos a la gestión de la escalada en este conflicto, como siempre, como lo hemos estado durante los últimos seis meses (...) Pero reitero que sólo hay un país que es responsable de esta guerra, y es Rusia (...) Ellos empezaron este conflicto y podrían terminarlo en cualquier momento", ha agregado.

En este sentido, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se apresuró a desmentir que Rusia esté amenazando al mundo con armas nucleares.

A la vez, alertó de los "riesgos que conlleva una intervención occidental en la operación militar especial en Ucrania" e instó al "Gobierno de EEUU a evitar situaciones capaces de conducir a un choque militar directo con Rusia".