Obama ve insostenible el bloqueo de Gaza, mientras la ONU endurece las sanciones a Irán

El presidente estadounidense, Barack Obama, calificó este miércoles de "insostenible" la situación en la Franja de Gaza y pidió a Israel que trabaje con todas las partes para encontrar una solución a esta cuestión el mismo día en que el país hebreo ha suavizado el bloqueo dejando paso a la entrada de algunas mercancías hasta ahora prohibidas. Asimismo, pidió al Gobierno hebreo que reduzca la actividad en los asentamientos, al tiempo que pidió a los palestinos que eviten los actos de incitación. El presidente estadounidense también ha advertido a Irán que se tome en serio el endurecimiento de las sanciones impuesto este miércoles al país por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Obama y AbásEl presidente de EEUU, Barack Obama, consideró “insostenible” el actual bloqueo israelí contra Gaza y pidió un “enfoque mejor”, tras una reunión con el presidente palestino, Mahmud Abás. En declaraciones a la prensa tras el encuentro de una hora en el Despacho Oval, Obama anunció también una ayuda adicional de 400 millones de dólares para los territorios palestinos, que se destinará a la construcción de escuelas y hospitales, entre otras cosas. El presidente palestino, por su parte, consideró esa ayuda un “signo positivo”.

La reunión entre Obama y Abás, inicialmente prevista para abordar los progresos en las conversaciones indirectas de paz entre israelíes y palestinos, se celebró a la sombra de las tensiones creadas después de que Israel asaltara la semana pasada una flotilla que llevaba ayuda humanitaria a Gaza, en un incidente que dejó nueve muertos de nacionalidad turca.

Obama, quien en declaraciones la semana pasada no había querido condenar a Israel por ese asalto, volvió a reiterar su llamamiento a una investigación de estándares internacionales sobre el incidente, y aseguró que “a Israel le conviene asegurarse de que todo el mundo tiene claro qué es lo que ocurrió”. No obstante, consideró que la situación en Gaza, a la que Israel impone un bloqueo, es “insostenible” y es necesario un “mejor enfoque”, que se centre más en impedir la llegada de remesas de armamento a la franja pero permita el paso de productos inocuos y necesarios.

Conversaciones a tres bandas

EEUU desarrollará conversaciones con Israel, los palestinos y la UE, entre otros socios, para determinar cómo se podría llevar a cabo, explicó. Obama tenía previsto haberse reunido con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, la semana pasada aunque el asalto a la flotilla obligó a posponer la entrevista. Ese encuentro, según funcionarios de la Casa Blanca, podría tener lugar ahora a finales de junio. Israel alega que el bloqueo es necesario para impedir que el grupo radical palestino que controla Gaza, Hamas, pueda recibir armamento.

Abás, del movimiento moderado Fatah, que controla Cisjordania, ha dejado claro que apoya una relajación del bloqueo pero de tal modo que Hamas no se vea fortalecido. En sus declaraciones, Obama instó a Israel a “colaborar con todas las partes” para resolver la situación en Gaza mediante un “nuevo marco conceptual”. ”Estamos de acuerdo en que los israelíes tienen el derecho de impedir que las armas lleguen a Gaza”, pero son necesarios “nuevos mecanismos” que permitan que lleguen más bienes a la franja. No obstante, insistió en que la única solución permanente al problema será el logro de un acuerdo de paz que permita el establecimiento de “un Estado palestino que conviva con un Israel seguro”.

Abás insistió por su parte en la necesidad de que se levante el “asedio” contra los palestinos. En sus declaraciones, el presidente estadounidense exhortó a israelíes y palestinos a seguir avanzando en las conversaciones indirectas de paz iniciadas el mes pasado bajo la mediación del enviado especial de EEUU, George Mitchell, de modo que se pueda pasar lo antes posible a negociaciones directas.

A la espera de “progresos tangibles”

Según Obama, si los israelíes y los palestinos continúan adelante en esas conversaciones, se lograrán “progresos tangibles en los próximos meses”. Estados Unidos, aseguró, pondrá “todo de su parte” para lograr el éxito de las negociaciones. Por su parte, Abás indicó que para pasar a las negociaciones directas “no decimos que estemos imponiendo condiciones, pero deberían lograrse progresos” en las conversaciones de proximidad.

Tras su reunión con Abás, el presidente estadounidense efectuó otras declaraciones, en la Sala Este de la Casa Blanca, en las que expresó su satisfacción por la nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que impone sanciones a Irán por su programa nuclear.

Obama afirmó que las sanciones son las “más exhaustivas” impuestas hasta ahora contra el régimen del presidente Mahmud Ahmadineyad y cuentan con un “amplio apoyo internacional”, incluido el de Rusia y China.

La ONU endurece las sanciones a Irán

Paralelamente, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este miércoles un nuevo y más duro régimen de sanciones contra Irán por su negativa a detener su programa nuclear, lo que fue acogido con sarcasmo por el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, que calificó la medida como un grupo de “moscas latosas”. La resolución 1929, auspiciada por EEUU y con el apoyo de Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, fue aprobada por doce de los quince miembros del Consejo, con el voto en contra de Brasil y Turquía y la abstención del Líbano.

Precisamente, los cinco miembros permanentes del Consejo más Alemania integran el llamado Grupo “5+1″, que lleva el peso de la negociación con Teherán sobre su controvertido programa nuclear. La resolución adoptada establece nuevas restricciones a las operaciones de los bancos iraníes, al tiempo que incrementa el escrutinio de las transacciones en el exterior de todas las entidades financieras del país.

Asimismo, endurece el embargo de armas a Irán y sanciona a 40 entidades del país, entre ellas varias vinculadas a la naviera estatal iraní, así como a la Guardia Revolucionaria. También refuerza el régimen de inspecciones a buques y aviones iraníes.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que las nuevas sanciones le envían a Teherán un mensaje “inequívoco” para que renuncie a sus actividades nucleares. En declaraciones en la Sala Este de la Casa Blanca, Obama afirmó que las sanciones son las “más exhaustivas” impuestas hasta ahora contra el régimen iraní y cuentan con un “amplio apoyo internacional”, incluido el de Rusia y China.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, comparó las nuevas sanciones con unas “moscas latosas” y aseguró que Irán se mantendrá firme. ”Nos caen sanciones por todos los lados, pero éstas son para nosotros como unas moscas latosas”, dijo Ahmadineyad durante un encuentro con la comunidad iraní en Dushambé, la capital de Tayikistán, donde asistió a un foro sobre el uso racional del agua en Asia Central.