Más de medio millón de visitantes han pasado ya por el Pabellón Español de Expo Shanghai

Más de medio millón de visitantes han pasado ya por el Pabellón Español de Expo Shanghai

expo1.jpg

El balance de los primeros 15 días de Expo Shanghái confirma las expectativas despertadas por la autoproclamada como mayor Expo de la historia: según fuentes de la propia organizadora, 2.241.400 personas visitaron el recinto del 1 al 16 de mayo, a pesar de las restricciones de entradas por motivos de seguridad en los primeros días. El sábado, 15 de mayo, se alcanzó la mayor afluencia: 359.000 visitantes, de los cuales 37.042 visitaron el pabellón de España. En los primeros quince días de Expo, el pabellón de España se ha convertido en uno de los favoritos del público: 518.000 visitantes lo han recorrido ya, en su inmensa mayoría de nacionalidad china. La media, por tanto, está siendo de algo más de 32.000 visitantes diarios.

El balance de los primeros 15 días de Expo Shanghái confirma las expectativas despertadas por la autoproclamada como mayor Expo de la historia: según fuentes de la propia organizadora, 2.241.400 personas visitaron el recinto del 1 al 16 de mayo, a pesar de las restricciones de entradas por motivos de seguridad en los primeros días. El sábado, 15 de mayo,  se alcanzó la mayor afluencia: 359.000 visitantes, de los cuales 37.042 visitaron el pabellón de España. En los primeros quince días de Expo, el pabellón de España se ha convertido en uno de los favoritos del público: 518.000 visitantes lo han recorrido ya, en su inmensa mayoría de nacionalidad china. La media, por tanto, está siendo de algo más de 32.000 visitantes diarios.

Pese a la gran afluencia, el tiempo de espera en las colas del pabellón de España es menor que en otros pabellones, debido a la gran capacidad de acogida de las salas de exposición, en las que la visita se realiza a pie y con flujos muy ágiles. La bailarina que danza flamenco en vivo en la sala 1, diseñada por Bigas Luna, así como la sala 3, con el bebé gigante Miguelín, obra de Isabel Coixet, son los puntos de mayor aglomeración de público.

Hacerse una foto junto a Miguelín, el bebé que encarna los buenos deseos para las ciudades del futuro, se va convirtiendo en un souvenir que ningún visitante quiere perderse antes de ver sellado su pasaporte con el sello de ‘Xibanya Guan’ (Pabellón de España en mandarín).

Las cifras de asistencia en estas primeras dos semanas de Expo no invalidan la previsión de 70 millones de visitas anunciadas por la organizadora, toda vez que la mayor afluencia se espera en los meses de verano, una vez comiencen las vacaciones escolares y sobre todo en el mes de octubre. Para ese último mes, que coincide con las largas vacaciones en torno a la fiesta nacional china, Expo Shanghái espera recibir un 40% de las visitas totales, según han anunciado los organizadores, lo que supondría superar los 700.000 visitantes diarios.

La única sombra de afluencia de público está en trance de superación en la zona denominada Área de Mejores Prácticas Urbanas (UBPA, en inglés), en la ribera opuesta del río Huangpu y lejos de los pabellones temáticos y nacionales más populares. Allí, junto a las grandes empresas chinas, tienen sus pabellones las ciudades de todo el mundo participantes en la Expo. Algunos pabellones nacionales y la propia organizadora han anunciado ya medidas para favorecer el flujo de visitantes a esa otra orilla de la Expo.

Entre las propuestas ya en vigor, destaca la acordada por el Pabellón de España y las ciudades de Madrid, Barcelona y Bilbao, con presencia en esta zona. A partir de este último fin de semana, los visitantes que presenten el pasaporte Expo con los sellos de haber visitado las tres ciudades, serán premiados con un acceso rápido y sin guardar cola al Pabellón de España.  Igualmente se va a señalizar el pabellón nacional para recordar a las decenas de miles de visitantes diarios que la presencia española en Expo Shanghái se extiende también a nuestras ciudades en el Área de Mejores Prácticas Urbanas.

El balance de los primeros 15 días de Expo Shanghái confirma las expectativas despertadas por la autoproclamada como mayor Expo de la historia: según fuentes de la propia organizadora, 2.241.400 personas visitaron el recinto del 1 al 16 de mayo, a pesar de las restricciones de entradas por motivos de seguridad en los primeros días. El sábado, 15 de mayo,  se alcanzó la mayor afluencia: 359.000 visitantes, de los cuales 37.042 visitaron el pabellón de España.

Más de medio millón de visitantes

En los primeros quince días de Expo, el pabellón de España se ha convertido en uno de los favoritos del público: 518.000 visitantes lo han recorrido ya, en su inmensa mayoría de nacionalidad china. La media, por tanto, está siendo de algo más de 32.000 visitantes diarios.

Pese a la gran afluencia, el tiempo de espera en las colas del pabellón de España es menor que en otros pabellones, debido a la gran capacidad de acogida de las salas de exposición, en las que la visita se realiza a pie y con flujos muy ágiles. La bailarina que danza flamenco en vivo en la sala 1, diseñada por Bigas Luna, así como la sala 3, con el bebé gigante Miguelín, obra de Isabel Coixet, son los puntos de mayor aglomeración de público.

Hacerse una foto junto a Miguelín, el bebé que encarna los buenos deseos para las ciudades del futuro, se va convirtiendo en un souvenir que ningún visitante quiere perderse antes de ver sellado su pasaporte con el sello de ‘Xibanya Guan’ (Pabellón de España en mandarín).

Las cifras de asistencia en estas primeras dos semanas de Expo no invalidan la previsión de 70 millones de visitas anunciadas por la organizadora, toda vez que la mayor afluencia se espera en los meses de verano, una vez comiencen las vacaciones escolares y sobre todo en el mes de octubre. Para ese último mes, que coincide con las largas vacaciones en torno a la fiesta nacional china, Expo Shanghái espera recibir un 40% de las visitas totales, según han anunciado los organizadores, lo que supondría superar los 700.000 visitantes diarios.

Área de Mejores Prácticas Urbanas

La única sombra de afluencia de público está en trance de superación en la zona denominada Área de Mejores Prácticas Urbanas (UBPA, en inglés), en la ribera opuesta del río Huangpu y lejos de los pabellones temáticos y nacionales más populares. Allí, junto a las grandes empresas chinas, tienen sus pabellones las ciudades de todo el mundo participantes en la Expo. Algunos pabellones nacionales y la propia organizadora han anunciado ya medidas para favorecer el flujo de visitantes a esa otra orilla de la Expo.

Entre las propuestas ya en vigor, destaca la acordada por el Pabellón de España y las ciudades de Madrid, Barcelona y Bilbao, con presencia en esta zona. A partir de este último fin de semana, los visitantes que presenten el pasaporte Expo con los sellos de haber visitado las tres ciudades, serán premiados con un acceso rápido y sin guardar cola al Pabellón de España.  Igualmente se va a señalizar el pabellón nacional para recordar a las decenas de miles de visitantes diarios que la presencia española en Expo Shanghái se extiende también a nuestras ciudades en el Área de Mejores Prácticas Urbanas.