Madrid desecha el plan alternativo sanitario que ahorra más de 1.100 millones

sanidad4.jpg

Las medidas de ahorro de la propuesta alternativa del Comité Coordinador Profesional, que integra a varios colectivos profesionales como los jefes de servicio de los hospitales, al Plan de Sostenibilidad del Gobierno regional alcanzan un ajuste, según las estimaciones de este órgano, de más de 1.100 millones de euros. Sin embargo, la Consejería de Sanidad ha tildado de "totalmente inflada" la cuantificación económica de la propuesta alternativa de ajuste de gasto difundida este martes por el Comité Coordinador Profesional y ha remarcado que parte de las medidas planteadas "están carentes de justificación".

El citado Comité ha difundido este martes su propuesta de ahorro que contempla 14 puntos y una valoración económica que supera la cifra anteriormente mencionada. Entre sus propuestas, se apunta a un ajuste de 400 millones de euros con la paralización de obras y adquisición de equipo que no sean consideradas urgentes entre 2013 y 2014.

Otra de las medidas contempla la optimización de los procedimientos en pacientes ingresados con un saldo de 200 millones de euros, junto con la instauración de sistema de ahorro logístico (50 millones de ahorro) y la implantación de una Central de Compras (con un ajuste de 150 millones de euros.

Por otro lado, se plantea la paralización temporal del nuevo Hospital de Collado Villalba (12 millones de ahorro estimados) y la renegociación de los contratos con las concesionarias de centros hospitalarios de gestión privada a la baja, que daría un ajuste de 49 millones de euros.

El Comité Coordinador Profesional contempla también la paralización de la gestión de seis centros hospitalarios, al entender que el coste per cápita aumentará con ese modelo que pretende la Consejería mientras que mantener los costes actuales generaría una horquilla de ahorro entre 70 y 118 millones de euros.

También se plantea la reducción de los conciertos con la medicina privada para realizar pruebas diagnósticas e intervenciones de listas de espera en 46 millones de euros, que se lograría con la racionalización de los planes especiales de lista de espera.

Además, los colectivos profesionales que engloban el colectivo abogan por aumentar la facturación de intercentros hasta los 24 millones de euros mediante la implantación de protocolos científico-técnicos.

Por otro lado, el documento plantea la inclusión del cien por cien de los pacientes procedentes de otras comunidades en el Fondo de Cohesión, al entender que la Consejería solo factura una parte del total de pacientes atendidos de otras regiones, lo que aportaría un ahorro de 100 millones de euros.

Otro punto de ahorro es las medidas para reducir un 8 por ciento el gasto farmacéutico, lo que aportaría un ahorro de al menos 47 millones de euros en la farmacia hospitalaria.

En el capítulo de personal, apuestan por una racionalización de actividades extraordinarias y reorganización de equipos de guardia, lo que supondrá un ahorro de 23 millones de euros. Unido a ello, se defiende la disminución de gastos en subdirecciones y la disminución de Atención Primaria de hasta 3 millones de euros.

Aparte, el documento presenta también una serie de reflexiones para mejorar el ejercicio de la profesión médica y la asistencia a pacientes no cuantificadas. Finalmente, apunta que existen conceptos como el ahorro de infraestructuras por la reorganización de servicios de “difícil cálculo”.

“Cifras hinchadas”

Sin embargo, la Consejería de Sanidad ha tildado de “totalmente inflada” la cuantificación económica de la propuesta alternativa de ajuste de gasto difundida este martes por el Comité Coordinador Profesional y ha remarcado que parte de las medidas planteadas “están carentes de justificación”.

Así lo ha detallado fuentes del departamento que dirige Javier Fernández-Lasquetty para detallar incluso que alguna de las propuestas, como es el caso del ahorro por acortamiento de ingreso hospitalario, puede poner en riesgo la salud del paciente, dado que toda estancia hospitalaria debe responder exclusivamente a criterios de carácter médico.

En ese sentido, las citadas fuentes han remarcado su “incredulidad” por el hecho de este órgano que congrega a varios colectivos profesionales mantenga que “el no aplicar una medida”, en referencia a paralizar los planes de externalización, “suponga un ahorro”.

Además, desde la Consejería se remarca que el documento reproduce como medidas de ahorro algunas de las propuestas ya contenidas en el Plan de Sostenibilidad, como es el caso de los ajustes derivados de la implantación de la Central de Compras, las iniciativas para reducir gasto farmacéutico, sistemas de ahorro logístico o la reorganización de equipos de guardia, entre otros aspectos.

Respecto al resto de medidas que no están incluidos en el Plan de Sostenibilidad, las citadas fuentes valoran que requieren, cuanto menos, “mayor justificación”.

Aparte, las fuentes consultadas se han preguntado, con su propuesta de reducción del concierto con centros privados de cara a aligerar las listas de espera, el colectivo profesional no aprecia que podría derivar en un deterioro a la atención al ciudadano.

Por otro lado, otras fuentes del departamento que dirige Javier Fernández-Lasquetty han manifestado que se había emplazado a los representantes del Comité a una reunión a celebrar este miércoles por la mañana.

Al respecto, la respuesta que han recibido de este colectivo es que no iban a acudir por la mañana a esta cita dado que a las 10.30 horas iban a ofrecer una rueda de prensa sobre el contenido de la propuesta y que contactarían luego con Sanidad para tratar de fijar una nueva reunión.

Sobre el autor de esta publicación