Los bomberos comienzan a estabilizar el incendio forestal de Navarra

Las condiciones meterorológicas van a seguir siendo adversas durante la jornada de hoy, pero el fuego está perimetrado y bajo control

incendio

[av_video src='https://www.youtube.com/watch?v=OUF_WYllOCc' format='16-9' width='16' height='9' custom_class='']

El incendio declarado este jueves entre las localidades navarras de Tafalla y de Pueyo se encuentra estabilizado gracias al trabajo realizado durante toda la noche por los bomberos y el personal del Guarderío Forestal del Gobierno de Navarra y dos secciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La Policía Foral ha encontrado este viernes la colilla que podría ser la causante del incendio declarado ayer en Navarra, entre Tafalla y Pueyo, y que hoy ha quedado estabilizado tras afectar a cerca de 3.000 hectáreas, la mayor superficie quemada en Navarra desde 1989.

El fuego, que a media tarde del jueves había afectado a unas 2.000 hectáreas, está perimetrado y bajo control en el frente derecho, el que parte de Pueyo y sigue la dirección hacia Añorbe y Tirapu, mientras que para dominar el izquierdo, que se orienta hacia el norte de Artajona, será fundamental el apoyo de los medios aéreos, que se incorporarán cuando las condiciones de visibilidad lo permitan.

Según han confirmado fuentes del Gobierno de Navarra, no se han producido heridos y las ambulancias desplazadas preventivamente a la zona no han tenido que intervenir.

En las últimas horas ha ardido una edificación situada en el término de Artajona, aunque alejada de su casco urbano.

Los responsables del dispositivo que trabaja en las labores de extinción advierten de que las condiciones meterorológicas van a seguir siendo adversas durante la jornada de este viernes, por lo que es "esencial" que todos los medios que participan puedan permanecer en el lugar para lograr el control completo de las llamas.

Este viernes se reincorporaban los medios aéreos que ya acudieron el jueves: tres helicópteros del Gobierno de Navarra, el avión Azor cedido por el Estado que tiene su base en el aeropuerto de Noain, dos aviones Azor de la base de Agoncillo (La Rioja) y dos hidroaviones Foca, que apoyarán a los proximadamente 60 bomberos del Gobierno de Navarra y a los 100 efectivos de la UME que han trabajado en tierra durante la noche.

Una colilla, probable causa

El fuego se inició el jueves sobre las 12 horas, posiblemente a causa de una colilla arrojada a la mediana de la autopista de Navarra en el kilómetro 54,5, al norte de Tafalla, y las llamas avanzaron con gran rapidez empujadas por el fuerte viento y gracias a la elevada temperatura y a la sequedad de la vegetación y del suelo.

El incendio se extendió en dos frentes hacia el este de Artajona, por un lado, y hacia Añorbe y Tirapu por el otro.

A pesar de la elevada dimensión del perímetro afectado, superior a las 2.000 hectáreas, se prevé que la superficie realmente quemada sea menor porque es posible que el fuego haya saltado por encima de zonas de depresión dado lo irregular del terreno y por la rapidez con la que han avanzado las llamas.

A las 7.30 horas de este viernes trabajaban ya en el dispositivo de extinción dotaciones de bomberos del Parque Central y de los comarcales de Tafalla, Estella, Lodosa, Peralta, Tudela, así como una más del de Sangüesa.

Son en total 18 dotaciones de bomberos, 60 personas, a las que hay que sumar bomberos fuera de servicio de diversos parques que se han sumado voluntariamente a los compañeros que están en el lugar.

El Gobierno de Navarra solicita a la ciudadanía que no vaya a la zona del incendio, para que así queden las vías libres para el operativo desplegado.

Asimismo, pide a los conductores que circulen por carreteras de esta área que no se detengan, para no dificultar el tránsito de los vehículos movilizados por el dispositivo.

Sobre el autor de esta publicación