La reforma del Código Penal

Los barones del PSOE desprecian los llamamientos de Feijóo a rebelarse contra Sánchez

García-Page lo deja muy claro y dice que no será la solución a la “impotencia política” del líder del PP. Lambán no acepta las lecciones de los “populares”. Vara dice que la relación con Cataluña está mejor. Ximo Puig apoya la reforma de la sedición. El PP envió a sus máximos dirigentes a los territorios socialistas para pedirles que no sean cómplices de Sánchez

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page

EFEEl presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page

“Deben estar muy mal si esperan que sea el PSOE quien les eche una mano”. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, contestó de esta manera a la ofensiva del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, de intentar sublevar a los barones socialistas contra Pedro Sánchez por la regulación del delito de sedición o del delito de prevaricación.

El PP emprendió este martes una ofensiva llevando a sus máximos dirigentes a los territorios de los barones socialistas que se han mostrado críticos con estas reformas del Código Penal. Así, la portavoz del Grupo Parlamentario, Cuca Gamarra, estuvo en Toledo, el coordinador general del PP, Elías Bendondo, en Zaragoza; el vicesecretario de Organización, Miguel Tellado, en Valencia; y el vicecoordinador de Política Autonómica, Pedro Rollán, en Cáceres.

Y con el mismo discurso todos ellos: Un llamamiento a los dirigentes autonómicos a “rebelarse contra los planes de Sánchez” en favor de los independentistas. Además de acusarlos de que, de no hacerlo, serán “cómplices y responsables” de lo que el PP considera “romper la igualdad entre todos los españoles”.

Además de la respuesta de Page, hay que recordar que Javier Lambán dijo que no acepta ni una sola lección del PP en esta materia; que Guillermo Fernández Vara sin gustarle la propuesta destacó que hoy lo que se rompe es el independentismo y no España; y que Ximo Puig dijo alto y claro este martes que “la reforma del delito de sedición es un paso en la dirección correcta” y abogó por decidir entre “convivir o seguir con el conflicto”.

Los barones del PSOE… son del PSOE

Lo cierto es que la estrategia del PP de querer dividir al PSOE utilizando a los barones socialistas que han expresado en mayor o menor medida sus discrepancias con la reforma del delito de sedición y la hipotética reforma del delito de malversación, está condenada al fracaso.

El principal problema de la estrategia del PP es que los barones del PSOE… son del PSOE. Y hasta la “cultura de los barones” forma parte de la tradición socialista en toda la etapa democrática.

Se podría decir que “la cultura de los barones” nace allá por finales de los años ochenta o principios de los noventa, y dos podrían ser sus principales protagonistas: el expresidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra; y el expresidente de Castilla-La Mancha, José Bono.

El extremeño puso contra las cuerdas al Gobierno hasta conseguir el cierre de la central nuclear de Valdecaballeros; y el segundo cambiando el trazado de la autovía a Valencia por las Hoces del Cabriel, desafiando al entonces ministro de Transportes, Josep Borrell.

Ni que decir tiene que siempre han sido un dolor de cabeza para la dirección federal y unos “pepitos grillos” contra el independentismo. A los “barones” los sufrieron Felipe González, José Luis Rodriguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y ahora Pedro Sánchez. Son como seña de identidad de la cuitas socialistas.

Pero algo que no entiende el PP, y le costó entender a Unidas Podemos en la primera parte de la legislatura, es que los “barones” no van a romper al PSOE, ni se van a ir del PSOE, ni van a tirar piedras contra su propio tejado federal, salvo aquellas a las que les puedan sacar rédito en tu tejado autonómico.

Un veterano dirigente socialista lo explicó así a Republica.com. “Feijóo está haciendo el ridículo Aquí cabe aplicar la frase, salvando las distancias y el contexto, lo que dijo el expresidente norteamericano Franklin D. Roosevelt a un dictador latinoamericano: “Sí es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Sobre el autor de esta publicación

Manuel Sánchez | Corresponsal Político

Manuel Sánchez (Cáceres, 1967) es periodista y escritor. Trabajó 22 años en el diario EL MUNDO, primero en información judicial y desde el año 2000 se especializó en información política sobre el PSOE y el Gobierno. Tras un año en eldiario.es, de 2014 a 2021 estuvo en el área política de Publico.es. Es autor de los libros: "Las noticias están en los bares" y "Yolanda Díaz, la dama roja".