López Garrido afirma que no hay nada decidido sobre su cargo

El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, ha recalcado que "todavía no hay nada decidido" sobre la posible supresión de su cargo, aunque ha recordado que en todos los países europeos hay una Secretaría de Estado o un Ministerio para Europa. López Garrido respondía así a las especulaciones que apuntaban a que podría ser el primer perjudicado por la futura reforma de Gobierno. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, está intentando reorganizar su cartera dentro del plan de austeridad y de reducción de altos cargos anunciado hace un mes por la vicepresidenta Elena Salgado. Dentro de dicho plan podría incluirse la desaparición de la secretaría de Estado de la Unión Europea, una vez que concluya la presidencia española de turno el 30 de junio.

En este sentido, López Garrido ha aclarado que, en caso de eliminarse la secretaría de Estado para la UE, no se haría hasta que finalizara el semestre de Presidencia española. “Eso por supuesto, claro, por supuesto, en cualquier caso”, ha aseverado.

En declaraciones a Onda Cero, López Garrido se ha referido así a las informaciones que apuntan a que en el plan de racionalización de la Administración que se aprobará a finales de abril se incluirá la desaparición de la secretaría de Estado que ocupa.

El secretario de Estado se ha remitido al comunicado que difundió ayer el Ministerio de Exteriores y ha insistido en que “dejó claro que no hay ninguna decisión tomada sobre eso” porque el Gobierno “todavía no ha decidido nada”.

Ha señalado que, efectivamente, todos los países de la UE cuentan con un secretario de Estado o un ministro para Europa -”en todos existe una cosa parecida a una secretaría de Estado” ha manifestado- porque “es evidente que todo país europeo debe tener esa unidad ministerial”.

Preguntado por si la medida de ajuste presupuestario podría afectar a la secretaría general para la UE, López Garrido ha recordado que es un órgano que “tiene un sentido” y es una unidad “muy importante”, porque “sirve para la coordinación de los demás Ministerios en los temas relacionados con Europa”.

“Es algo que se tendrá que decidir en las próximas semanas, todavía no se ha decidido nada, esa es la situación”, ha resumido López Garrido.

Ha recordado, por último, que ya no es diputado porque, pese a que salió elegido por Madrid en las últimas elecciones generales, dimitió cuando fue nombrado secretario de Estado.

“Hubiera sido realmente incompatible, ser diputado, porque estoy fuera de España muchísimo tiempo, así que es muy lógico que el secretario de Estado para la UE no sea diputado”, ha concluido.

Comunicado de Esteriores

En este sentido, el Ministerio de Asuntos Exteriores tuvo que emitir un comunicado en el que aseguraba que por ahora no se ha decidido eliminar la secretaria de Estado para la Unión Europea .Exteriores asegura que no ha tomado ninguna decisión acerca del contenido y alcance en la reducción de altos cargos de la Administración y explica que ese acuerdo se adoptará en Consejo de ministros las próximas semanas.

“Por lo que respecta al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, su titular no ha trasladado aún ninguna propuesta sobre la disminución de altos cargos del Departamento”, señala el comunicado.

Por tanto, añade Exteriores, “no es cierto que se haya presentado medida alguna que afecte ni al Secretario de Estado para la Unión Europea ni a dicha Secretaría de Estado”.

España forma parte con Bélgica y Hungría -cuyo mandato empieza el 1 de enero de 2011- del trío de presidencias marcado por el Tratado de Lisboa para dar continuidad a los objetivos acordados entre los tres países.

La Secretaría de Estado para la UE es una de las cuatro con las que cuenta el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Las otras tres son la de Asuntos Exteriores, que dirige Ángel Lossada; la de Iberoamérica, que encabeza Juan Pablo de Laiglesia, y la de Cooperación Internacional, en la que Soraya Rodríguez está al frente.

El Gobierno no ha concretado aún cuando aprobará su plan de racionalización y reducción de la Administración General del Estado y del sector público empresarial, aunque la intención es hacerlo en los próximos días.

“Nuevo” miembro del PSOE

Pese a que López Garrido no se incorporó hasta el 2001 al PSOE, en 2004 fue nombrado secretario General del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados y desde  2006 hasta el 2008 fue portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso.

Tras las elecciones de 2008, López Garrido fue nombrado Secretario de Estado para la UE.