La repentina enfermedad de José Antonio Alonso podría provocar la salida de Rubalcaba del Gobierno

José Antonio Alonso, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados está ingresado en el hospital madrileño de Ramón y Cajal tras sufrir un ictus cerebral cuando almorzaba el viernes en compañía de unos amigos. Según las primeras informaciones el político socialista, que ha sido ministro de Defensa y de Interior en los gobiernos de José Luís Rodríguez Zapatero, comenzó a perder el habla al final del almuerzo y fue trasladado de urgencia al citado hospital, donde permanece consciente y en observación en la unidad neurológica del mencionado centro médico.

El último parte médico del hospital anuncia que Alonso se ha comunicado con su familia y permanece en observación, lo que constituye una buena señal.

La inesperada enfermedad de diputado Alonso podría tener consecuencias políticas si no se produce una pronta y definitiva recuperación, como la que se espera en todo el ámbito político donde el portavoz parlamentario del PSOE goza de gran respeto y simpatía entre sus compañeros y adversarios políticos por su capacidad y buenas maneras.

Si la recuperación de Alonso se prolongara mas de dos semanas se podría dar el caso que el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, decidiera adelantar su salida del Gobierno de Zapatero para liderar el PSOE como candidato a la presidencia del gobierno en las elecciones de 2012, y de paso para volver a presidir el Grupo Parlamentario socialista. En ese caso Rubalcaba podría participar en el próximo debate sobre “el estado de la nación”, que será el último de Zapatero y está previsto para los días 28 y 29 de este mes, siRubalcaba ocupa el turno de intervención del PSOE que correspondía a José Antonio Alonso.

Esta posibilidad que se discute en medios parlamentarios y políticos podría ser analizada por Zapatero y por su equipo de Gobierno y de la cúpula del PSOE en los próximos días a la vista de la evolución de Alonso. Se recuerda ahora que el que fuera presidente del Senado, Juan José Laborda, sufrió una enfermedad parecida de la que se recuperó muy bien aunque tardó algún tiempo. La fortaleza física y la edad de 51 años del portavoz socialista permite imaginar su recuperación en un plazo de tiempo no prolongado, una vez que este tipo de enfermedades tiene en la actualidad un tratamiento razonablemente fácil de aplicar.

Alonso (León, 1960) fue nombrado el 24 de marzo de 2008 portavoz del PSOE en el Congreso en sustitución de Diego López Garrido. Amigo personal de la infancia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fue ministro de Interior en el primer gabinete socialista y, posteriormente, pasó a ser titular de Defensa, tras la salida de José Bono. Se convirtió, así, en el primer juez que ocupó dicha cartera.

Sobre el autor de esta publicación