Interior afirma que los abogados detenidos son miembros de ETA

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha destacado la importancia de la operación contra ETA desarrollada por la Guardia Civil en la que se ha detenido a diez personas, entre ellas tres abogados que, según Camacho, no sólo defendían a etarras, sino que eran presuntos miembros de la banda terrorista. "No se trata de la detención de abogados del entorno de la banda, sino de presuntos integrantes de ETA que defendían en los tribunales a presuntos integrantes de la banda terrorista", ha asegurado Camacho en los pasillos del Congreso donde comparece ante la Comisión de Interior. El dispositivo de la Guardia Civil, desplegado en el País Vasco, parte de los papeles incautados al ex 'número uno' de ETA, Javier López Peña, alias 'Thierry', y que sirvieron para el arresto del letrado Joseba Agudo Mancisidor, alias 'Pagoa', informaron fuentes de la lucha antiterrorista. Entre los detenidos destacan Arantza Zulueta y Jon Emparantza, defensores habituales de la izquierda abertzale y de la familia de Jon Anza.

Jon EmparantzaTambién ha sido detenida la etarra Naia Zuriarrain, que estaba siendo buscada con anterioridad por la Guardia Civil. La operación parte del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional del que es titular el juez Fernando Grande Marlaska.

Además, han sido detenidos el miembro de LAB José Luis Gallastegui Lagar, la profesora Saioa Aguirre Arauco, Juan María Jáuregui, Asier Etxabe Azkue e Iker Sarriegi.

También figura entre los detenidos el hermano del miembro de la mesa nacional, Karmelo Landa: Erramun Landa Mendibe.

Según precisaron las mismas fuentes, esta operación parte de los papeles incautados al ex ‘número uno’ de ETA, Javier López Peña, alias Thierry, y que sirvieron para el arresto del letrado Joseba Agudo Mancisidor, alias ‘Pagoa’.

A los detenidos se les acusa de los delitos de integración o colaboración con banda terrorista, informaron fuentes jurídicas. Estas detenciones son fruto de una investigación desarrollada durante varios meses y cuyos primeros indicios surgieron del análisis de la documentación intervenida a Francisco Javier López Peña, “Thierry”, responsable del aparato político de ETA, detenido en Burdeos en una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía francesa el 20 de mayo de 2008.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que uno de los nombres en clave aparecidos en la documentación incautada a “Thierry” era utilizado por Joseba Agudo. Se trata de una clave para ocultar su identidad, conocida por el responsable del aparato político de la banda y utilizada para identificar las comunicaciones y mensajes enviados entre Agudo y la dirección de ETA.

Las detenciones practicadas este miércoles se engloban en esta investigación y guardan relación con el arresto de Joseba Agudo Mancisidor el pasado 29 de octubre. Fue detenido por la Policía francesa en la localidad fronteriza de Hendaya. Era conocido entre los presos de ETA por pertenecer al colectivo de abogados que habitualmente ofrece asesoramiento legal a detenidos por terrorismo, según el ministerio del Interior. Estaba acusado de actuar de correo entre la banda y los miembros de ésta huidos en Sudamérica y Europa, con el fin de controlarlos.

Control de los huidos

Según Interior, el análisis de los mensajes ha revelado la importante labor desarrollada por Agudo para garantizar el eficaz control por parte de ETA de los terroristas que se encuentran en terceros países (fuera de España y de Francia).

Concretamente, Agudo se comunicaba habitualmente con ETA mediante mensajes en clave. También había realizado labores de “correo humano” para garantizar la comunicación entre ETA y sus miembros huidos en terceros países, fundamentalmente sudamericanos y europeos. Asimismo, había gestionado el regreso de huidos a Francia, bajo la tutela de la dirección de la banda terrorista.

Asimismo, las investigaciones han revelado esta estructura clandestina de ETA que, amparada en una supuesta labor profesional, permitía a la banda terrorista el control férreo y la comunicación con la colonia de militantes de ETA que se halla ubicada en diferentes países europeos y sudamericanos.

Recursos económicos

Interior considera que además de mantener una reserva de militantes (muchos de ellos han vuelto a formar parte de estructuras directivas o comandos armados tras un periodo en Sudamérica), a través de los terroristas ubicados en estos países, ETA pretende obtener recursos económicos, apoyos ideológicos e incluso logísticos.

Para ello necesita disponer de una estructura “legal” con la capacitación y cobertura suficiente para su gestión. De ahí la importancia de esta operación policial, que ataca directamente a la parte más clandestina del engranaje.

Las investigaciones se han desarrollado en virtud de una Comisión Rogatoria Internacional emitida por las Autoridades Judiciales francesas, relacionada con la documentación incautada a Thierry, y por la que ha abierto Diligencias el Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional.