Francia domina el balón y México crea las ocasiones (0-0, Descanso)

Francia y México empatan sin goles en un partido en el que el equipo galo domina la posesión del balón y el conjunto norteamericano crea las ocasiones más claras.

Gourcuff fue el gran castigado por Doménech tras el mal juego francés frente a Uruguay. Malouda, su sustituto en el once, ocupó la banda izquierda, con Govou en la derecha, Ribery de media punta y Anelka en el ataque galo.

En México, Aguirre mantuvo como suplente al deportivista Guardado e introdujo la variación defensiva de Héctor Moreno en lugar de Paúl Aguilar en relación al equipo que empató con Sudáfrica en el partido que inauguró el Mundial.

Pronto se vio cuál era el arma elegida por cada selección. Francia intentaría controlar el centro del campo y jugar al primer toque y México, apostar por un fútbol directo e intentar llegar rápidamente hasta los dominios de Lloris cada vez que recuperaba el esférico.

Con ese guión, sólo los norteamericanos sacaron rédito a su planteamiento, ya que desde el minuto 7 comenzó a generar ocasiones, cuando Carlos Vela llegó al área escorado hacia la izquierda y pecó de individualista. El jugador del Arsenal, que militó en el Salamanca y el Osasuna, prefirió intentarlo con un potente disparo que salió desviado en vez de dar el pase de la muerte a dos compañeros que esperaban su centro.

Otro viejo conocido de la afición española, el ex villarrealense Guille Franco, hoy sin equipo, lo intentó desde la frontal con otro lanzamiento que salió fuera y poco después, Salcido estuvo a punto de adelantar a su selección, con un chut cruzado desde la frontal que salió muy cerca del poste izquierdo de la portería gala y un disparo que repelió Lloris después de una gran jugada del lateral.

Francia tenía el balón pero México era el único que creaba ocasiones ante treinta mil enfervorizados hinchas que ocupaban dos tercios de las localidades del Soccer City que preferían los cánticos y los ‘olés’ en lugar del molesto ruido de las ya famosas vuvuzelas.

Pablo Barrera sustituyó a la media hora al lesionado Vela pero la variación no alteró el sistema del equipo mexicano, al que el ex barcelonista Giovani dos Santos pudo adelantar a diez minutos del descanso con un tiro desde la frontal que salió fuera.

Llegó el descanso y Francia, tan decepcionante como en su primer compromiso, sólo había mostrado algo de peligro a balón parado, con cuatro saques de esquina (por ninguno de México) y tres libres directos mal sacados. Los de Aguirre hubieran merecido marcharse con ventaja.