España debuta con derrota

La selección española de fútbol ha debutado con derrota en el Mundial de Sudáfrica en un partido en el que Suiza ha aprovechado una de las tres ocasiones que ha creado ante Casillas.

El choque comenzó como se esperaba, con Iniesta finalmente en el once inicial, España moviendo el balón al primer toque en el centro del campo y Suiza abusando de los pases largos. El conjunto helvético asumió el papel de víctima que había anunciado su central Grichting en la víspera al afirmar que su selección perdería “ocho de los diez partidos que jugara con España” y la primer misión de Suiza fue sólo la de destruir el juego del rival en el centro del campo.

Así, con mucho orden y acumulación de jugadores, Suiza salvó el primer cuarto de hora, en el que España gozó de una posesión del balón superior al 75% pero no creó una sola ocasión, tan sólo una caída de Silva en el área con un contacto que a Webb no le pareció suficiente como para decretar penalti. El canario tampoco se lo reclamó.

Fue el propio Silva el que con un disparo detenido por Benaglio protagonizó la primera ocasión española antes de que Piqué se internara en el área, recortara a un defensa pero Benaglio, que taponó perfectamente el remate del barcelonista

España mejoraba con el pase de los minutos de la mano de Iniesta, al que el conjunto helvético frenaba una y otra vez con faltas. En una de ellas llegó un libre directo en la semi luna del área que no aprovechó Villa al estrellar su lanzamiento en la barrera.

La ‘Roja’ mandaba, pero Suiza, en la que Senderos se retiró lesionado a diez minutos del descanso al dañarse fortuitamente golpeando a un compañero en un despeje, cumplía con su objetivo.

Un lanzamiento fuera de Xabi Alonso y una jugada personal de Villa que acabó deshaciendo la defensa cerraron sin goles la primera parte.

Argentina y Brasil ya habían demostrado en los días previos la dificultad de desbordar en el fútbol actual  a selecciones que sólo piensan en defender y más, en un Mundial en el que las plazas no se adjudican por sorteo.

Si el empate sin goles al descanso no era lo más previsible, menos predecible era que Suiza se adelantara. Y fue Gelson Fernandez, el que certificaría la sorpresa. Recibió en el área, aprovechó que Casillas intentó despejar con sus pies en lugar de con las manos y tras dos rechaces, adelantó a su selección.