El Gobierno se limita a pedir explicaciones al Rey emérito, pero delega toda su visita en la Casa Real

Avalancha de miembros del Ejecutivo pidiendo a Juan Carlos I que rinda cuentas. La parte socialista del Gobierno quiere centrarse en los avances en transparencia que está impulsando Felipe VI

Regreso del rey emérito

EFERegreso del rey emérito

Regreso del rey eméritoEl argumentario del Gobierno estaba claro este jueves. Hablar poco del regreso a España del Rey emérito, don Juan Carlos I y sólo dar dos mensajes: exigirle que debe dar explicaciones a los ciudadanos y delegar la responsabilidad y la agenda de toda la visita a la Casa Real.

Así lo hizo la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño; la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra; y hasta la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, quien dijo que sin ser monárquica y dándole igual dónde esté el Rey emérito, “por la dignificación de la Casa Real, debe rendir cuentas y explicar a los españoles que es lo que ha hecho mientras era jefe del Estado”, afirmó.

Por una vez, Calviño coincidió con Díaz, y aseguró en la Cadena Ser que “todos los ciudadanos españoles merecen una explicación” ante las “inquietantes informaciones” que se han conocido del Rey emérito en los últimos tiempos. Sin embargo, la “número dos” del Gobierno echó valores fuera a la hora de concretar si las iba a dar, cuándo y cómo, recordando que todas las decisiones respecto al viaje de don Juan Carlos I las toma la Casa Real.

Igualmente, Adriana Lastra, desvinculó el regreso del Rey emérito con el Gobierno. Para la dirigente socialista su vuelta es “una decisión personal” y dijo que sobre la misma sólo puede manifestarse la Casa Real y no el Ejecutivo.

Eso sí, tanto Calviño como Lastra quisieron separar los escándalos que rodean al Rey emérito de la actual jefatura del Estado. En este sentido, Lastra puso en valor los pasos que está dando Felipe VI a favor de la rendición de cuentas y la transparencia de la institución. Y añadió: "Tenemos la mejor de las opiniones de la actual Casa Real y del jefe del Estado", ha dicho.

Salvar al Rey

Este es el mensaje en el que se quiere centrar el Ejecutivo, desligando las actuación del Rey emérito de los pasos que está dando Felipe VI en su reinado. Se podría decir que el Gobierno busca “salvar al Rey” o, para ser más preciso, el actual sistema constitucional de la Jefatura del Estado.

Por ello, siguen en cartera nuevos pasos de cara a mayor transparencia y rendición de cuentas de todas las actividades de la Casa Real, aunque se ha descartado ya para esta legislatura una ley de la Corona, en la que empezó a trabajar la ex vicepresidenta primera Carmen Calvo; así como abordar la inviolabilidad del monarca actual, que requeriría un cambio constitucional y el apoyo del PP..

Fuentes del Gobierno indicaron que se seguirán dando pasos, que Felipe VI está dispuesto en caminar en esta dirección, pero que se busca consenso y acuerdo con otras fuerzas políticas.

En todo caso, esta es la actitud de la parte socialista del Gobierno, porque como dijo hace unos días la ministra de Igualdad, Irene Montero, Unidas Podemos es un partido republicano y aspira a ese horizonte para la futura Jefatura del Estado.

Sobre el autor de esta publicación