POLÍTICA

Dimite la ministra de Defensa de Alemania, Christine Lambrecht, por su gestión en la guerra de Ucrania

Lambrecht causó indignación por un videomensaje grabado en la noche de Fin de Año en medio de fuegos artificiales y en el que hacía un balance de 2022 con referencia a la guerra en Ucrania

Dimite la ministra de Defensa de Alemania, Christine Lambrecht, por su gestión en la guerra de Ucrania

EUROPA PRESSLa ministra de Defensa alemana, Christine Lambrecht

La ministra alemana de Defensa, Christine Lambrecht, anunció este lunes su dimisión, tras dos semanas de estar en el blanco de las críticas y dejando abierto el debate sobre su sucesión en medio de la guerra de Ucrania y con presiones sobre Alemania para que aporte más material militar pesado al conflicto.

"Hoy pedí al canciller federal la salida del cargo de Ministro Federal de Defensa. El enfoque de los medios sobre mi persona hace difícil una información y discusión profesional sobre soldados, el Ejército federal y cuestiones de política de seguridad", indicó la ministra en una declaración.

El mensaje de dimisión le ha valido a Lambrecht nuevas críticas por culpar de ella a los medios -"Ni siquiera sabe dimitir", ha titulado un comentario el periódico económico Handelsblatt- y no a sus propios errores. Otros medios también se han expresado en términos similares.

Scholz, por su parte, ha agradecido el trabajo de Lambrecht y dijo que hoy no era el día para hablar de la sucesión. La viceportavoz del Gobierno, Christine Hoffmann, había dicho antes que el nombre del sucesor o sucesora de Lambrecht se conocerá "pronto" sin hacer más precisiones.

Uno de las tareas de su sucesor o sucesora será tomar una decisión sobre el envío a Ucrania de carros blindados de combate tipo Leopard después de que Alemania ya aportara blindados de defensa Gepard y Marder. Berlín insiste en salidas en solitario y hacer cualquier anuncio de envío de armamento a Ucrania junto con otros socios.

El detonante que llevó a que arreciara una lluvia de críticas que ya caía sobre Lambrecht desde hace meses fue un vídeo grabado en la noche de Fin de Año y difundido en las redes sociales en el que, en medio del ruido de los petardos de Año Nuevo, hizo un balance del año. Lambrecht, en el mensaje, recordó que actualmente había una guerra en Europa y dijo que eso le había proporcionado muchas impresiones y encuentros con mucha gente a la que quería dar las gracias.

El video fue visto como una muestra de poco tacto y también de la falta de comprensión de Lambrecht de la responsabilidad que implicaba la carrera que tenía a cargo y empezaron a recordarse con insistencia otros episodios de su gestión.

Defensa, una cartera complicada

La cartera de Defensa siempre ha sido difícil en tiempos de paz pero lo es más en tiempos de guerra. Antes de que comenzara la guerra, pero cuando ya había movimiento de tropas rusas en la frontera, Lambrecht anunció el envío de 5.000 cascos a Ucrania, que pedía constantemente ayuda militar a occidente.

Ante las dimensiones de la amenaza rusa el anuncio del envío de los cascos se prestó para caricaturas. Además, los cascos tardaron en llegar, ya había empezado la guerra. El tema de los controvertidos cascos, ante el envío posterior de militar alemán a Ucrania, se ha olvidado un poco.

Posteriormente, en mayo de 2022, se conoció lo que se denominó "el caso del helicóptero". Lambrecht fue acompañada por su hijo en helicóptero a una visita de tropas en el norte de Alemania para luego viajar juntos de vacaciones.

Una foto de su hijo en el helicóptero, tomada por Lambrecht, apareció publicada en Instagram. Incluso aunque algunos vieron en el caso del helicóptero un detalle sin importancia lo cierto es que la situación fue tomada como punto de partida para criticar diversos aspectos del trabajo de Lambrecht.

Su relación con la tropa no era ideal. Se decía que era demasiado ajena al tema militar y que hacía poco para entrar en él y que no organizaba suficientes reuniones con el alto mando.

A finales de 2022 empezaron a surgir críticas acerca de que, pese al fondo de 100.000 millones de euros destinado al ejército alemán, no se disponía de suficiente munición para los carros blindados y los sistemas de Defensa que se entregaban a Ucrania. En torno a todo ello, desde las filas de la oposición y desde los principales periódicos del país se empezó a pedir la dimisión de Lambrecht y a decir que especialmente en tiempos de guerra se necesitaba a alguien más competente para su cargo.

No es claro todavía si Scholz recurrirá solo a relevar a Lambrecht -para ello en caso ideal necesitaría una mujer, socialdemócrata y del suroeste alemán para no romper los equilibrios en el Consejo de Ministros- o si procederá a una reestructuración más amplia de su equipo.

Entre los nombres que se barajan están los de la comisionada del parlamento para asuntos del Ejército Eva Högl -mujer y socialdemócrata pero oriunda de Berlín- y de la diputada Marie-Agner Strack-Zimmermann, portavoz de Defensa del Partido Liberal (FDP), así como el co-presidente del Partido Socialdemócrata (SPD), Lars Klingbeil.