Argentina se confirma ante Nigeria como aspirante al título

Argentina se confirma ante Nigeria como aspirante al título

South Africa Soccer WCup Argentina Nigeria

La selección argentina se confirmó ante Nigeria como una firme candidata al título mundial después de vencer con suficiencia a un combinado africano que sólo tuvo opciones cuando el combinado entrenado por Maradona se precipitó en su intento de sentenciar el encuentro habida cuenta de su superioridad. Heinze, con un remate de cabeza a los seis minutos, marcó el gol que le da los tres puntos a un conjunto sudamericano que mostró sus virtudes desde el pitido inicial.

Si hay dos selecciones en el mundo con el carácter ganador en sus genes, ésas son Italia y Argentina. Sólo así se explica que la albiceleste, que llegó a Sudáfrica tras un tortuoso camino, fuera la tercera favorita en las apuestas para ganar el Mundial.

Porque Argentina da la talla en las grandes citas, independientemente de su sistema y de los nombres de su once, en el que Maradona incluye a varios veteranos como Samuel, Heinze o Verón en una decisión que le cuesta duras críticas al ‘Pelusa’.

De un plumazo y en cinco minutos, se disiparon las dudas que desde hace meses flotaban en el ambiente. Una internada de Messi, un disparo del barcelonista que Enyeama despejó a córner en una gran intervención y un remate fuera de Higuaín cuando recibía un pase de la muerte y estaba solo ante el portero demostraron que Argentina ha llegado a Sudáfrica a por la Copa del Mundo. Por parte de Nigeria, un peligroso lanzamiento de Obasi avisaba que enfrente también había un rival.

Pero Argentina había apabullado a su rival desde el inicio y el gol merced al cabezazo de Heinze a los seis minutos  fue el justo premio a su ambición.

La candidata al título no se quedó ahí. Con Messi tratando de reivindicarse contra los que le exigen triunfar en un Mundial para pasar a formar parte de la historia, la ‘Pulga’ parecía un mediocentro más. Bajaba a recibir, distribuía y aparecía en los últimos metros. Un lanzamiento suyo de rosca fue despejado con apuros por el guardameta nigeriano e Higuaín volvía a errar, esta vez estrellando su remate en el cuerpo del portero en un uno contra uno.

Samuel, con un remate demasiado alto de cabeza, completaba la serie de acciones de peligro de una Argentina que se mostraba con diferencia como la mejor de las ocho que habían entrado en liza.

Transcurría el ecuador del primer período y Nigeria protagonizó su segundo acercamiento. Fue otra vez Obasi el protagonista, y de nuevo volvió a cruzar demasiado su remate. Fue sólo un espejismo, ya que Argentina respondió de nuevo con otra clarísima ocasión. Una vez más, Messi y Enyeama fueron los actores principales.

Una jugada ensayada terminó con un lanzamiento del ‘Balón de Oro’, con rosca y por alto. El portero africano, en una parada que a buen seguro será una de las mejores del campeonato, voló para tocar lo justo el esférico y despejar a córner. Argentina llegaba al descanso con una victoria por la mínima que debía ser más amplia.

Argentina, voraz pero descuidada

La segunda parte confirmaría las virtudes de Argentina pero dejó entrever algún punto débil. En ataque volvió a estar muy incisivo, pero atropellado. Esa rapidez, ese hambre voraz por el gol le bastó en los primeros compases del partido, pero resultó contraproducente en la segunda parte.

Mascherano y Verón no supieron darle al choque la pausa que necesitaba su selección y pese a que la albiceleste mereció sentenciar y estuvo a punto de llevarse algún susto.

Dos lanzamientos fuera de Messi y otro disparo de Higuaín despejado por Enyeama pudieron dejar el encuentro cerrado, pero el segundo tanto no llegó y Argentina, en su afán por buscar el gol, dejó desguarnecida la defensa. Taiwo, con un chut que salió fuera por muy poco (minuto 70) y Uche, con un remate que salió alto cuando estaba solo ante Romero (minuto 82), estuvieron a punto de castigar la fogosidad de los de Maradona, que se desgañitaba una y otra vez en la banda con los errores del ‘Pipa’ o la falta de concreción de Messi.

Hubiera sido injusto, porque Argentina dominó de principio a fin en un choque que deja entrever que los candidatos al título serán los de siempre. Que el poder africano, según lo visto este sábado, continúa siendo una leyenda urbana en las grandes citas y que la albiceleste no es una convidada de piedra en un Mundial del que algunos la descartaban. Con su paso al frente ante Nigeria, ha demostrado que está en la primera línea de combate. Argentina ha vuelto, probablemente porque nunca se fue.

ARGENTINA 1-0 NIGERIA

ARGENTINA: Romero; Jonás Gutiérrez, Demichelis, Samuel, Heinze; Mascherano, Verón (Maxi Rodríguez, min. 75), Di María (Burdisso, min. 87); Messi, Tévez e Higuaín (Milito, min. 80).

NIGERIA: Enyeama; Odiah, Shittu, Yobo, Taiwo (Uche, min. 76); Obasi (Odemwingie, min. 60), Etuhu, Haruna, Kaita; Yakubu y Obinna (Martins, min. 52).

GOLES: 1-0, min. 6. Heinze.

ÁRBITRO: Wolfgang Stark (ALE). Amonestó con tarjeta amarilla a Jonás Gutiérrez (min. 41) por parte de Argentina y a Haruna (min. 78) por parte de Nigeria.

ESTADIO: Ellis Park.