Aguirre “pone la mano en el fuego” por el presidente valenciano

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho este martes que "Ceuta y Melilla jamás en la historia han sido marroquíes" sino que "siempre fueron españolas", y por eso Marruecos "no puede proponer recuperarlas y si quiere hacer un acto de guerra y de conquista tendrá que llamarlo así". Aguirre se ha referido de esta forma a la demanda del primer ministro marroquí, Abás El Fasi, a España para entablar un diálogo por el que se "ponga fin a la ocupación" de las ciudades de Ceuta y Melilla, en una entrevista en Punto Radio en la que ha hablado de numerosos asuntos.

Entre ellos, su supuesto interés por llegar a la Presidencia del PP, que esta vez ha regateado apelando a su edad: “soy mayor que Rajoy y es muy difícil que le suceda”. Preguntada si pondría la mano en el fuego por el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, ha contestado de inmediato que “por supuesto” y ha asegurado que “es un hombre honradísimo”.

“Sigue teniendo la mitad de su piso y un coche y se discute si pagó o no unos trajes”, ha señalado, en un momento en que “se está hablando de incrementos patrimoniales de millones de euros”, que es, a su juicio, “donde habría que mirar”.

Sobre la crisis, respecto a la que se ha declarado “optimista”, y los ajustes, ha defendido que “no hay más remedio que recortar” y que “apretarse el cinturón es la obligación de todos”, pero “no en los más desfavorecidos y los más débiles” y sí en cambio en el gasto de las administraciones públicas.

Acerca de la vuelta de Francisco Álvarez Cascos ha opinado que “sería fantástico para Asturias, para el PP y para España” porque “es uno de esos políticos que tienen muchísimas virtudes y que las ha demostrado”.

También a preguntas de Luis del Olmo, en este caso sobre el uso del burka, ha declarado que “quienes quieran venir a las sociedades occidentales tiene que reconocer la igualdad de derechos” y esta prenda, que cubre totalmente a la mujer, “es un símbolo de sumisión que no debe ser autorizado en la sociedad occidental”.