Los barones populares piden el cese de la guerra entre Casado y Ayuso y aplauden la mediación de Aznar

El expresidente se habría puesto en contacto con ambos bandos para poner orden y expresar su deseo de que finalice "ya" la escala de tensión

Los barones populares piden el cese de la guerra entre Casado y Ayuso y aplauden la mediación de Aznar

| EFE

El Partido Popular sigue sumando episodios a su culebrón. Si este miércoles era el expresidente Aznar quien tomaba el papel de mediador para terminar la guerra entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, ahora son los barones quienes se alinean con el que fuera presidente para terminar de una vez por todas con un conflicto que salpica a todos. Desde casi todos los rincones del país, según asegura El Mundo, los presidentes autonómicos secundan a Aznar, al que califican de "hombre de paz"  y esperan que la autoridad que ejerce sobre ambos sirva para frenar las hostilidades que ya comienzan a desgastar las siglas del partido en las encuestas.

Este miércoles, El Mundo desvelaba que José María Aznar se había puesto en contacto con ambos bandos para poner orden y expresar su deseo de que la escala de hostilidades entre ambos líderes finalice "ya".

Entre sus "interlocutores" según señala el citado diarios, estaría Miguel Ángel Rodríguez, director del gabinete de Ayuso y con quien el expresidente mantiene una estrecha relación desde que fuera parte de su equipo de Gobierno desde años 1996 a 1988.

Algunos, como el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, aseguraba no ser una de las personas con las que Aznar habría contactado: "Conmigo no ha hablado José María Aznar", ha asegurado.

Los barones, que ven como en sus respectivos congresos se convierten en un circo mediático protagonizado por la guerra entre Génova y la Puerta del Sol, como ocurrió el pasado fin de semana en Andalucía, cuando las palabras de Casado, Egea y Ayuso acapararon toda la atención de los medios, por encima incluso de la polémica de las palabras de Marín (Cs) que han provocado un verdadero cisma en la coalición de la Junta. Los que quedan por delante, el de Aragón y el de Castila y León, corren el riesgo de seguir el mismo guion y muchos coinciden en calificar de "suicidio" una situación en la que Isabel Díaz Ayuso, "la política de moda", sale más fortalecida.

RELACIONADO