La EMA da el visto bueno al uso de la vacuna de Pfizer en niños de entre 5 y 11 años

La dosis será inferior a la empleada en mayores de 12 años, aunque también se administrará en dos pinchazos, con un intervalo de tres semanas entre la primera y la segunda

niños

El Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP, por sus siglas en inglés) de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha decidido, en una reunión extraordinaria celebrada este jueves, dar el visto bueno a la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 en niños de 5 a 11 años. España, que estaba esperando el respaldo de la EMA, tiene previsto iniciar la vacunación en los niños de estas edades cuanto antes, según afirmó este miércoles la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Según acaba de informar la EMA en un comunicado, la dosis será inferior a la utilizada en personas de 12 años o más (10 ug frente a 30 ug), y al igual que en el grupo de mayor edad, se administra en dos inyecciones en los músculos de la parte superior del brazo, con tres semanas de diferencia.

Los efectos secundarios más comunes detectados en los ensayos clínicos fueron similares a los de los mayores de 12 años, lo que incluye cansancio, dolor muscular y de cabeza, escalofríos, molestias y enrojecimiento en el lugar de la inyección, unos efectos que suelen ser “leves o moderados” y mejoran a los pocos días de la vacunación.

Esta decisión se produce en medio de un gran aumento de casos de COVID-19 en toda Europa, principalmente por la escasa cobertura de vacunación en algunos países y porque el colectivo de menores de 11 años aún no ha podido recibir la vacuna.

La vacuna de Pfizer está autorizada en niños de 5 a 11 años en Estados Unidos desde hace casi un mes. Según los datos publicados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), la vacuna tuvo un 90,7 por ciento de efectividad en la prevención de la COVID-19 en este grupo etario.

Tras ser autorizada por la EMA, su aplicación en España podría acelerarse, si bien también dependerá del dictamen de los expertos, de los directores de Salud Pública y "de la llegada de vacunas, porque tendremos que ver cuándo llegan. Vayamos paso a paso: EMA, ponencia, Comisión de Salud Pública y el Sistema Nacional de Salud preparado por si fuese ese el caso cuando sea el momento", aseguró este miércoles la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

En España, de hecho, los menores de 11 años son los que acumulan una mayor incidencia acumulada a 14 días por 100.000 habitantes, con 203,57, según los datos del Ministerio de Sanidad publicados ayer, muy por delante del siguiente grupo, las personas entre 40 y 49 años, que se sitúan en 155,91.

La Asociación Española de Pediatría recomienda su vacunación desde del derecho de la protección individual frente a esta enfermedad que aunque en general en estas edades es leve, puede complicarse en ocasiones. Asimismo, recuerda que con su vacunación se disminuye la circulación del SARS-COV-2, la aparición de nuevas variantes y se lograr la inmunidad de grupo o de rebaño.

Además, se consigue y mantener espacios educativos seguros, que permitan la normalización de la escolarización y las relaciones interpersonales de los niños, con el consiguiente bienestar psicoemocional. Y con su inmunización no se priva a la población infantil del beneficio que aporta la vacunación, del que ya gozan los mayores de 12 años, "aunque los objetivos en términos de salud sean diferentes".

A parte, añade, "es necesario tener en cuenta que actualmente la incidencia acumulada de infecciones por SARS-CoV-2 es más alta en los niños menores de 11 años que en cualquier otro grupo de edad". Esta carga de enfermedad por SARS-CoV-2 justifica, en opinión del CAV-AEP, la vacunación de todos los niños, siempre que existan vacunas con inmunogenicidad, efectividad y seguridad apropiadas.

Terceras dosis a mayores de 40 años

El Ministerio de Sanidad quiere que antes de las navidades hayan recibido su tercera dosis de la vacuna contra la covid-19 los 16 millones de personas para los que de momento está autorizada en nuestro país, aunque ha abierto la puerta a que en el futuro se amplíe también para los mayores de 40. 

Darias cree que la recomendación que este miércoles ha lanzado el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) para que las personas de más de 40 tengan una tercera dosis por el "muy alto riesgo" que existe ahora mismo en buena parte del continente, no hace más que "ratificar" y "consolidar" la estrategia que ha desplegado España desde el inicio de la campaña.

"Es la estrategia que hemos seguido", ha afirmado este miércoles en rueda de prensa al término el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en la que ha recordado que España empezó vacunando a los grupos más vulnerables y poco a poco fue ampliando a otros según la edad, que es el principal factor de riesgo. Y así se ha ido haciendo también con las dosis adicionales, en las que el Gobierno quiere centrar ahora todos sus esfuerzos junto con las personas que aún no han recibido ningún pinchazo.

Darias considera "importantísimo", en un momento de aumento de la transmisión -este miércoles la incidencia ha escalado a 148- con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina, acelerar las dosis adicionales en los mayores de 70, que apenas alcanzan el 50 %, y las de los vacunados con Janssen, que se quedan en un 14 %. "Son datos bajos y tenemos que insistir en incrementar los porcentajes vacunales", ha urgido.

Esta semana la Comisión de Salud Pública aprobó ampliar a los mayores de 60, personal sanitario y sociosanitario y personas con discapacidad y otros internos en centros distintos de las residencias; en total, 16 de millones de personas que Sanidad quiere que tengan su tercera dosis antes de navidades.

España, ha asegurado, tiene las antídotos para todos aquellos grupos que se vayan incorporando a la campaña, ya sea por primera vez o para ponerse un recuerdo si llegara el caso de que la ponencia de vacunas lo recomiende y sea aprobado por la Comisión de Salud Pública.

RELACIONADO