Portugal, con más vacunados que en España, bate récords de contagios desde finales de julio

El país ha sumado en las últimas 24 horas más de 3.700 positivos y se asume que el dato puede empeorar porque "la pandemia sigue creciendo"

Portugal ha registrado este miércoles su peor dato diario de casos de COVID-19 desde finales de julio, con más de 3.700 positivos en solo 24 horas que aceleran la tendencia al alza de la pandemia en territorio luso.

La Dirección General de Salud (DGS) tiene registrados 1.130.090 casos desde el inicio de la pandemia, después de sumar desde el martes otros 3.773 contagios. Al menos 18.370 enfermos han fallecido, 17 más que en el balance previo, mientras que la cifra de ingresados sigue subiendo y ya hay más de cien pacientes en unidades de cuidados intensivos.

La ministra de Salud, Marta Temido, ya había advertido este miércoles por la mañana de que Portugal superaría la barrera psicológica de los 3.000 casos de COVID-19, asumiendo que el dato puede empeorar porque "la pandemia sigue creciendo". Por este motivo, ha abogado por seguir extremando precauciones y a avanzar en la campaña de vacunación, según el diario portugués Publico.

El primer ministro, António Costa, ha descartado el confinamiento general en las reuniones mantenidas este martes con dirigentes de los diferentes partidos lusos antes de anunciar medidas para frenar el virus. La intención de Costa es anunciar las medidas tras el consejo de ministros del jueves.

El presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, ha descartado también el confinamiento como alternativa por considerar que la situación actual no tiene comparación con la de hace un año. "La situación no apunta a eso en este momento", dijo , aunque recordó que toca "esperar" a la decisión de Costa tras escuchar a los partidos y pidió a los portugueses que no esperen medidas excesivas.

"No entremos en eso que a veces tienen los portugueses, que es 8 u 80. Entre 8 y 80 hay 9, hay 10, hay 20, hay 30, hay 40", defendió el presidente.

De momento, el ultraderechista Chega e Iniciativa Liberal, que ya se han reunido con el primer ministro, han confirmado que Costa descarta el confinamiento y plantea exigir el uso de doble certificación para entrar en discotecas o eventos públicos.

Con el 86 % de la población vacunada con pauta completa, Portugal avanza con la tercera dosis y se plantea vacunar a menores de 12 años tras un incremento en la detección de contagios en esa franja.

Ante el aumento de los contagios, y con las fiestas navideñas en puertas, Costa convocó el viernes una reunión con expertos que recomendaron recuperar el uso de la mascarilla en exteriores, hacer más tests, reducir aforos en locales públicos y agilizar los procesos de vacunación, entre otras medidas