La crisis de coronavirus

Angela Merkel admite que las medidas actuales "no son suficientes" para contener la pandemia en Alemania

La canciller en funciones adelanta que podrían tomar nuevas medidas mientras EEUU desaconseja viajar a Alemania y Dinamarca debido a la situación

Merkel admite que las medidas actuales "no son suficientes" para contener el COVID-19

La canciller en funciones de Alemania, Angela Merkel, ha admitido que la situación por la pandemia es ya "dramática" y que las restricciones que están actualmente en vigor "no son suficientes", por lo que podrían adoptarse nuevas medidas en los próximos días en línea con la senda emprendida ya por otros países de Europa.

"Tenemos una situación que sobrepasa todo lo que hemos visto hasta ahora", ha dicho Merkel durante un encuentro en Berlín, según fuentes de su partido. No en vano, la incidencia acumulada está en niveles récord, con 386,5 casos por cada 100.000 habitantes en siete días.

El portavoz de la canciller ha descartado que el actual Ejecutivo vaya a hacer obligatoria la vacunación contra la COVID-19, a la espera de que se consume el cambio de Gobierno y tome posesión el tripartito encabezado por el Partido Socialdemócrata (SPD), con Olaf Scholz al frente. Actualmente, el 68 por ciento de la población alemana ha completado la pauta de vacunación.

Preocupa especialmente la situación en los hospitales, donde los pacientes en cuidados intensivos ya rondan los 3.700, con casi 1.200 más ingresos en apenas una semana. La situación es especialmente compleja en Baviera, Turingia y Sajonia y, en el caso de esta última región, la incidencia de casos semanal se acerca ya al millar.

Este lunes, el titular de Sanidad alemán en funciones, Jens Spahn, alertó de que al final del invierno los alemanes estarán "vacunados, sanados o muertos", en un mensaje directo a la población para que se ponga la vacuna contra el COVID quien no lo haya hecho ya.

Las autoridades de Estados Unidos han desaconsejado este lunes viajar a Alemania y Dinamarca debido al aumento de los contagios de la COVID-19 en ambos países europeos. El Departamento de Estado y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ha emitido alertas al marcar a los países en el nivel 4 de riesgo por la pandemia. "Evite viajar a estos destinos. Si debe viajar, asegúrese de estar completamente vacunado", reza el aviso de los CDC, mientras que el Departamento de Estado pide que "no viajar" a estos territorios "debido al COVID-19".

Repunte de casos y fallecidos por la COVID-19 y nuevo récord de incidencia

Las autoridades sanitarias alemanas han registrado este lunes una tasa de incidencia acumulada a siete días de 399,8 casos por cada 100.000 habitantes, una nueva cifra récord que supera la de la jornada anterior, donde se notificó una de 386,5, mientras vuelven a aumentar los contagios y los decesos respecto al día anterior.

Así, el Instituto Robert Koch, encargado del control de la emergencia sanitaria en Alemania, ha apuntado que durante las últimas 24 horas se han sumado 45.326 nuevos casos de coronavirus, casi un 50 por ciento más que los del día anterior --30.643 contagios--.

Respecto a los fallecimientos, este lunes se han sumado 309, mientras que el día anterior la cifra de decesos se había estipulado en 62. Con esto, Alemania ha visto como 99.433 ciudadanos han fallecido a causa del coronavirus y cerca de 5.431.000 han contraído la enfermedad.

El país se enfrenta a un repunte de los contagios que ha hecho saltar las alarmas, y es que hace apenas un mes la incidencia rondaba los 85 casos por cada 100.000 habitantes. Además, las autoridades temen que la cifra de casos sea aún mayor ya que muchos de los positivos no se notifican.

El director del Instituto Robert Koch, Lothar Wieler, alertó este sábado de que el país podría travesar una quinta ola de contagios si la vacunación no aumenta. "Si la reducción de contactos y la vacunación no tienen éxito de forma intensiva, también tendremos una quinta ola según el modelo actual", afirmó en declaraciones a la agencia alemana.

Ante esta situación, algunos estados han puesto en marcha nuevas restricciones, y en otros puntos del país se han desarrollado normativas restrictivas para acceder a espacios de ocio o toques de queda.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha descrito la situación de la pandemia en el país como "dramática", ha insistido en que es una "emergencia" y ha alertado de que la tasa de vacunación no es suficiente para frenar el aumento de contagios.

RELACIONADO