Génova amenazó a Ayuso con no presentarla como candidata a las elecciones del 4-M y sustituirla por Martínez Almeida

Génova estuvo a punto de apartar a Isabel Díaz Ayuso como candidata a las elecciones del pasado 4-M, unos comicios en los que la líder madrileña arrasó, lo que le ha permitido gobernar desde entonces en solitario y con el apoyo parlamentario de Vox. De hecho su candidatura estuvo varias hora en el aire y se llegó a pensar en José Luis Martínez Almeida como su sustituto. 

AyusoSegún han revelado este lunes El Confidencial y El Mundo, en la dirección nacional de Pablo Casado no sentó muy bien la decisión unilateral de Díaz Ayuso de anunciar el pasado 10 de marzo un adelanto electoral horas después de conocerse que Ciudadanos había presentado una moción en Murcia junto al PSOE para desalojar a Fernando López Miras.

Esa mañana el propio Casado telefoneó a Ayuso. Sin embargo la tensión se disparó en otra llamada paralela entre el secretario general del PP nacional, Teodoro García-Egea, y el jefe de gabinete de la presidenta, Miguel Ángel Rodríguez. Según estos medios, el adelanto electoral desató los recelos en Génova porque "no creían en ella".

Tan tensa y acalorada fue la conversación entre Egea y Rodríguez, que el primero llegó a amenazar con no presentar a Ayuso como candidata, ya que como le recordó es la cúpula del partido la que decide quién es cabeza de cartel. Durante este rifirrafe sonó el nombre del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, como posible sustituto de la presidenta autonómica para liderar la candidatura del 4-M. La posibilidad de ser reemplazada por Almeida surgió a raíz de que Rodríguez rechazara la imposición de que Toni Cantó fuera en la lista.

La candidatura de Ayuso, según ambos medios, llegó a estar en el aire durante 24 horas, hasta que Génova accedió a que Ayuso optase a la reelección y cosechando en las urnas una arrolladora victoria: 65 diputados de 136.

Según El Confidencial, un sector del PP de Madrid sospecha que hay "una maniobra" del partido para apartar a Ayuso en las elecciones de 2023. Algo que en Génova niegan y apuntan que "los presidentes autonómicos en ejercicio serán candidatos".