La Asamblea del Barça aprueba la financiación de 1.500 millones para el 'Espai Barça'

El 'Espai Barça' albergará un nuevo Camp Nou, Palau Blaugrana y Petit Palau, una pista de hielo y un Campus Barça

La Asamblea de Socios Compromisarios del FC Barcelona ha aprobado este sábado, en la reanudación de la Asamblea del pasado domingo que fue detenida por falta de tiempo, la financiación del 'Espai Barça' hasta un máximo de 1.500 millones de euros y da luz verde así al club para que busque una vía de financiación.

Como comentó el presidente blaugrana, Joan Laporta, el club podrá buscar ahora con el visto bueno de la Asamblea la mejor financiación posible para construir un "legado" arquitectónico que incluirá el nuevo Camp Nou, el nuevo Palau Blaugrana y Petit Palau y una pista de hielo, además de un Campus Barça de "referencia".

No obstante, cuando el club tenga el plan de financiación fijado y con la cifra final de lo que pueda costar el 'Espai Barça' definitivo, nunca más de 1.500 millones de euros, el club deberá llevar a cabo un nuevo referéndum para que todos sus socios y socias voten sí o no a llevar a cabo lo que resta de ese 'Espai Barça', heredado de la Junta presidida por Josep Maria Bartomeu y que ha sido actualizado y mejorado por la presente Junta.

De momento, una amplia mayoría aprobó en esta Asamblea dar viabilidad a esa financiación. Con 405 votos a favor, por sólo 21 votos en contra y 6 en blanco, esta Asamblea dejó clara la voluntad, como sucedió en el referéndum original de 2014, de tirar adelante un Espai Barça que aumenta de los 825 millones finales según Bartomeu a los hasta 1.500 millones que prevé que cueste, como mucho, la actual directiva.

Pese a que de los 4.452 Compromisarios citados sólo se acreditaron 389 en el momento de iniciarse la Asamblea en segunda convocatoria --a las 15.30 horas--, y que 455 estaban en el momento de la votación, esta salió adelante sin problemas con ese 93,75 de apoyo entre los votantes.

"El 'Espai Barça' es la modernización de nuestras instalaciones, que se han deteriorado, y la necesidad de no perder ventaja competitiva porque nuestros competidores ya han hecho el trabajo. El 'Espai Barça' es necesario también para reflotar la economía del club y poder competir. El Barça continuará si no se hace el 'Espai Barça', pero tenemos una oportunidad muy clara para hacerlo hoy", pidió Laporta antes de la votación.

Además, argumentó el voto favorable de una forma bien clara y concisa. "Se han invertido 145 millones de euros, se ha realizado sólo el 5 por ciento de las obras. Esto no lo empezamos nosotros, nos ha venido de la Junta anterior pero como es una buena oportunidad nos vemos con la obligación de continuar el proyecto", apeló.

"Para esa inversión de 145 millones la Junta anterior pidió un crédito de 90 millones a devolver pronto, diría que en febrero. Si decidimos no hacer el 'Espai Barça' habríamos tirado esos 145 millones y habría que pagar igualmente esos 90 millones de crédito. Sin querer ser apocalíptico ni crear urgencias que no existen, esto es una realidad", ahondó.

Laporta insistió en que el 'Espai Barça' votado en referéndum en 2014 estaba "obsoleto". "Pedimos la autorización para buscar el mejor plan de financiación para el redefinido 'Espai Barça'. Y lo hemos redefinido por las anomalías encontradas, como los abonados de primera gradería que debían pasar a tercera. Tampoco se habían previsto las ventajas tecnológicas y de sostenibilidad de un proyecto que debe durar cien años", apuntó.

"El proyecto se paga por sí solo, no costará dinero alguno a los socios ni conllevará un aumento de la cuota. Buscaremos una financiación con estos parámetros y hay muchos interesados a hacerlo. Nos tomamos esto como una oportunidad histórica. Si votáis que sí a este punto, tendrá que ser ratificado por todos los socios y las socias del club en un referéndum. Nos comprometemos a que esto sea aprobado en referéndum, próximamente", sentenció Laporta.

Además, el presidente aseguró, a pregunta de un socio compromisario, que el club estudia la posibilidad de que los socios y socias que quieran ser inversores del 'Espai Barça' lo puedan hacer, y con las mismas condiciones que inversores de fuera del club. "Si hay grupos de socios que quieren participar de la financiación se podrá hacer y se podrá cumplir su voluntad", apremió.

También dio otra novedad, en cuanto a que su idea de ir a un Estadi Johan Cruyff ampliado, en la Ciutat Esportiva, mientras duren las obras está casi descartada. "Estaba muy ilusionado en ir al Johan Cruyff, porque había un proyecto que parecía que se podía ampliar su aforo a unos 40.000 espectadores, pero parece que no será posible. Tendremos que salir fuera, en Montjüic u otras opciones. También se está contemplando que podamos seguir en el Camp Nou", argumentó.

"El 'Espai Barça no es gasto, es inversión. Nos ayudará a reflotar la economía del club. Tenemos un plan estratégico a cinco años para revertir la cuenta de resultados. El proyecto Espai Barça va aparte y también tenemos un plan para asumir la financiación. Es una oportunidad, es el legado que dejaremos a los hijos de nuestros nietos, una obra extraordinaria y un lugar de referencia", concluyó el mandatario, pidiendo el voto favorable que finalmente tuvo.