La Real se estrena en Europa (0-1) y el Betis saca un buen punto ante el Bayer (1-1)

La Real Sociedad consiguió este jueves su primera victoria en la Liga Europa tras imponerse al Sturm Graz (0-1) gracias a un solitario tanto de Aleksander Isak, mientras que el Real Betis Balompié empató con el Bayer Leverkusen (1-1) en la tercera jornada de la fase de grupos, un buen punto que le permite seguir entre los dos primeros clasificados -empatado con los alemanes- después de un duelo vibrante con muchas alternativas.

En Austria, la Real por fin se sacó la espina de las dos primeras jornadas y enderezó el rumbo para acercarse a los dieciseisavos de final. El cuadro 'txuri urdin', con cinco puntos, ya es segundo de grupo, sólo superado por el Monaco con siete. El triunfo es vital no sólo para ganar opciones de clasificación, sino para la moral de la plantilla.

El triunfo corresponde al dominio y buen juego de los donostiarras, que no tuvieron miedo a su rival y atacaron desde el arranque. Silva fue el primero en avisar con un remate muy ágil, taponado por el portero, y pocos minutos después Isak se acercó al gol con un disparo cruzado que se fue lamiendo la base del poste.

El Sturm Graz -colista del grupo con tres derrotas- intentó reaccionar en la segunda parte con balones a la espalda y un disparo de Jantscher sin maldad, pero la Real siempre contuvo bien a su oponente y no dejó de generar oportunidades. A los tres minutos de reanudar el juego, Mikel Merino se estrelló con el poste en una falta botada por Januzaj.

Y a 20 minutos para el final, en la jugada menos inesperada, llegó el 0-1 definitivo en una acción de Isak, que marcó con facilidad tras el regalo del meta local. El sueco lanzó de forma defectuosa pero su disparo se coló entre las piernas del portero. Suficiente para poner el 0-1.

Todo se puso a favor en la recta final y más cuando Stankovic vio una doble amarilla a tres minutos para el final. La fiesta pudo ser incluso mayor para la Real, que vio cómo Turrientes golpeó en el larguero con un disparo desde la frontal. El tanto no llegó pero ese 0-1 fue un tesoro inabordable para los austríacos.

Punto para el Betis

El Benito Villamarín disfrutó con los suyos en muchas fases, aunque acabó con un sabor agridulce después de ver cómo se esfumaron dos puntos a ocho minutos para el final del partido. Los de Manuel Pellegrini, valientes y dominadores, tuvieron las mejores ocasiones gracias al talento de Fekir, Canales y Borja Iglesias.

El 'panda' fue el autor del único gol verdiblanco, desde los 11 metros, después de que una mano de Frimpong, revisada por el VAR, diera al Betis la opción de ponerse por delante. Iglesias no desaprovechó el regalo de los germanos y puso por delante a lo suyos cuando restaba cuarto de hora para el minuto 90. El guion perfecto que -al final- acabó empañado.

El Bayer, que sólo había sacado la cabeza al inicio con una jugada a trompicones de Diaby, se creció a partir del gol y despertó a base de balones cruzados y disparos desde la frontal. De hecho, uno de ellos confundió a Bravo y supuso el empate definitivo. Andrich lanzó sin mucha fe, pero Willian Carvalho desvió el cuero despistando al meta chileno.

El empate dejó anestesiado a un Betis que perdió toda la chispa en los metros finales y tuvo que conformarse con el empate. Lejos quedaron las ocasiones de Aitor Ruibal, que perdonó en un rechace, y de Fekir, tan determinante como siempre dentro del área. Pero no hubo forma de cambiar los dígitos del electrónico.

Incluso pudo ser el equipo de Leverkusen el que acabase sonriendo después de que Demirbay tirase fuera un balón en el corazón del área cuando corría el minuto 94. Una ocasión de oro para los alemanes, que seguirán líderes, empatados con el Betis, con cuatro puntos de ventaja sobre el Celtic, tercero en la tabla.