Solemne tributo en Francia al último héroe de la Resistencia contra los nazis

Francia se despidió con todos los honores este viernes de Hubert Germain, el último miembro de la Orden de Compañeros de la Liberación de Francia en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), fallecido el pasado martes a los 101 años de edad.

El presidente francés, Emmanuel Macron, encabezó el homenaje militar al héroe celebrado en París, en el complejo monumental de los Inválidos.

"La vida de Hubert Germain es una antología de compromiso y coraje (...) Ha sido una vida de resistencia y esperanza", dijo durante la ceremonia, a la que acudieron varios miembros del Gobierno de primer rango, entre ellos el primer ministro, Jean Castex.

El héroe de guerra será finalmente inhumando el 11 de noviembre en Mont Valérien, una antigua fortaleza militar a dos kilómetros al oeste de París y donde hay un memorial por el más de un millar de asesinados por los nazis, la mayoría resistentes a la invasión alemana y muchos de ellos españoles.

El héroe homenajeado era el último superviviente de una orden creada por el general Charles de Gaulle en 1940 para honrar a las 1.038 figuras más destacadas en la lucha por liberar al país de la ocupación nazi que comenzó ese mismo año.

Hijo de un general de tropas coloniales, Germain huyó a Inglaterra al comenzar la ocupación para unirse a las Fuerzas Francesas Libres que comandaba De Gaulle desde Londres.

Participó en combates en Siria, el norte de África, Italia y Francia, hasta su desmovilización en 1946, ascendió a oficial y recibió numerosas condecoraciones francesas y de otros países.

Tras un breve período como ejecutivo en la empresa privada, entró en política, primero a nivel municipal (fue alcalde de la pequeña localidad de Saint-Chéron), y alcanzó el puesto de ministro en dos ocasiones entre 1972 y 1974, bajo la presidencia del conservador Georges Pompidou.

Con su fallecimiento, ha desaparecido el último símbolo importante de esa generación de 1940, aunque todavía queden vivos unos pocos antiguos militares o resistentes, todos ya centenarios o rozando el siglo de edad.

El penúltimo fallecido de la orden fue un histórico de la resistencia francesa: Daniel Cordier, muerto el 20 de noviembre de 2020 a los 100 años de edad.