Indignación en Camerún por la muerte de una niña de 3 años a manos de un gendarme

El agente ha sido asesinado por una turba a pedradas

La muerte de una niña de tres años por los disparos de un gendarme en la ciudad de Buea, en la región anglófona Suroeste, en Camerún, ha provocado la indignación este jueves de los habitantes de la localidad que han salido a las calles a protestar y han apresado al agente, que ha sido asesinado por una turba a pedradas, según la prensa local de Camerún.

El incidente ha tenido lugar durante la mañana de este jueves, cuando una madre llevaba a su hijo al colegio en coche. En el camino, un gendarme le habría pedido que detuviese el coche y bajase, algo que la mujer no ha cumplido, por lo que el agente ha disparado contra el vehículo, matando a la niña.

La indignación ha llevado a los manifestantes a desfilar con el cuerpo de la niña por las calles de la población, mientras que la alta congregación de asistentes ha llevado a las fuerzas de seguridad a disparar tiros de advertencia para dispersar la concentración, informa la agencia de noticias camerunesa CNA.

En este contexto, han instado al gobernador a llevar ante la justicia al gendarme, a quien han acusado de disparar contra el vehículo en represalia a la negativa de la madre de la niña fallecida a entregarle 500 francos.

Las regiones anglófonas de Camerún --Noroeste y Suroeste-- se han visto sacudidas por una crisis de seguridad a raíz del conflicto fruto de la represión de los movimientos separatistas tras de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.