Transferencia récord del Estado a la Seguridad Social, 36.300 millones, para sostener las pensiones

La Seguridad Social recibirá el próximo año una transferencia récord del Estado de 36.300 millones de euros, según consta en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022 entregado este miércoles en el Congreso por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Dentro de las aportaciones del Estado destacan, por su cuantía, las transferencias que se realizarán en cumplimiento de la recomendación primera del Pacto de Toledo, la referente a la separación de fuentes de financiación de la Seguridad Social. Por este concepto se transferirán desde el Estado al sistema un total de 18.396 millones de euros, 4.467 millones de euros más que en el presupuesto de 2021, con el objetivo de garantizar la sostenibilidad del sistema a medio y largo plazo.

Escrivá seguridad socialDel total de transferencias, 2.880 millones de euros se destinarán a financiar la prestación contributiva de nacimiento y cuidado de menor (+3,4%); 1.690 millones de euros a reducciones en la cotizaciones a la Seguridad Social (-5%); 5.085 millones de euros a la financiación de otros conceptos (-45,7%), y 3.022 millones de euros a financiar el Ingreso Mínimo Vital (+0,2%).

El mayor gasto del presupuesto será el de las pensiones, que concentrarán 171.165 millones de euros, un 4,8% más respecto al avance de liquidación del presente ejercicio, así como un 37,29% del gasto total. El gasto en esta partida se ha visto incrementado en un 74,64% desde 2008, cuando ascendía a 98.011 millones de euros.

Para la cobertura de los complementos a pensiones mínimas se trasferirán desde el Estado a la Seguridad Social 7.075 millones de euros, la misma cuantía que en 2021, mientras que la aportación para financiar las pensiones no contributivas está dotada con 2.772 millones de euros (incluido País Vasco y Navarra), un 0,8% más que en 2021. Este crédito permitirá atender el coste derivado de la subida de las pensiones no contributivas en un 3% para 2022.

Para la protección familiar se destinarán 1.414 millones de euros, lo mismo que en 2021, y para la atención a la dependencia, 2.146 millones de euros

A pesar de esta transferencia récord, la Seguridad Social seguirá en déficit el próximo año por lo que el Estado prestará al sistema 6.982 millones de euros, prácticamente la mitad que en 2021. Esta disminución del préstamo de la Seguridad Social en 6.849 millones de euros respecto al presupuesto de 2021 se debe al incremento estructural de las transferencias del Estado, fruto de la separación de fuentes de financiación, y por otra, a la positiva evolución de los ingresos por cotizaciones sociales prevista para 2022.

La mayor parte del presupuesto de gastos se destinará a las pensiones contributivas, que contarán con una dotación de 149.996 millones de euros, un 4,9% más que en 2021, mientras que a las pensiones no contributivas de la Seguridad Social, que figuran en el presupuesto del IMSERSO, se destinarán 2.587 millones de euros (excluido País Vasco y Navarra).

Dentro de la partida de pensiones contributivas, 108.723 millones de euros irán a parar al pago de pensiones de jubilación; 25.242 millones se dedicarán a las pensiones de viudedad; 13.547 millones, a pensiones de incapacidad, y 2.484 millones se destinarán a pensiones de orfandad y en favor de familiares.

La prestación de incapacidad temporal integra los subsidios para compensar las consecuencias económicas derivadas de la situación de baja laboral por enfermedad o accidente. El crédito destinado al pago de estos subsidios alcanzará los 10.818 millones de euros en 2022, un 8,3% más que en 2021, "en coherencia con la evolución que viene presentando esta prestación en 2021", según el Gobierno.

La Seguridad Social prevé ingresar 136.345 millones de euros en cotizaciones sociales, un 9% más que en 2021. De esta cantidad, 127.224 millones de euros corresponden a cotizaciones de empresas y trabajadores ocupados (+9,7%); 8.755 millones de euros a cotizaciones de desempleados (-0,4%) y 366 millones de euros a cotizaciones por cese de actividad de los autónomos (+12,9%). "Para el ejercicio 2022 los ingresos por cotizaciones de empresas y trabajadores ocupados reflejan las previsiones de recuperación de la economía y el empleo", subraya el Gobierno en el proyecto de los PGE.

El descenso de los ingresos por cotizaciones de desempleados se debe al elevado volumen de prestaciones reconocidas en 2021 por la crisis sanitaria y al incremento del empleo previsto en 2022.

Asimismo, procedentes del "Mecanismo de Recuperación y Resiliencia" (MRR) para hacer frente a la gestión de situaciones de emergencia relacionadas con la Covid-19, se incluyen 18 millones de euros en el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria y 62 millones de euros en la Gerencia de Informática de la Seguridad Social para la financiación de proyectos.