Putin ofrece más gas a Europa y niega que use la energía como "arma"

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha defendido este miércoles que su país cumple "totalmente" sus obligaciones contractuales en materia de suministro de gas a Europa y ha planteado incluso la posibilidad de estudiar "acciones adicionales", en un intento por dejar claro que Moscú no utiliza la energía como "arma" tras la subida de precios.

Putin

"La estabilidad y la predictibilidad son importantes para cualquier mercado", ha defendido Putin, durante un foro energético en Moscú en el que ha vuelto a plantear la necesidad de firmar acuerdos más a largo plazo. Ya la semana pasada afeó a la Unión Europea que optase por contratos de menor duración, recriminándole sus "errores".

En este sentido, Putin ha defendido a la industria rusa como un socio fiable, esgrimiendo que ya en la anterior y "difícil" temporada invernal Rusia accedió a ir más allá de sus "obligaciones contractuales" en materia de suministro. "Siempre lo hemos hecho y también lo hacemos ahora", ha apuntado, según la agencia de noticias Sputnik.

Así, ha criticado que algunos estén señalando a Moscú "para encubrir sus propios errores", una premisa que considera "un completo sinsentido" y en la que ve intencionalidad política. Los productores rusos, ha añadido, no fuerzan una subida de los precios, en la medida en que "puede tener consecuencias negativas para todos".

Por otro lado, el presidente de Rusia, consideró posible que el precio del barril de petróleo alcance 100 dólares, aunque recalcó que un alza importante de los precios no está en el interés de los productores. "Es bastante posible", respondió Putin a una pregunta en este sentido durante la sesión plenaria de la "Semana de la Energía de Rusia".

Putin señaló que los precios están subiendo, pero que Rusia y sus socios en la alianza OPEP+ "están haciendo todo lo posible para estabilizar completamente el mercado petrolero".

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en diciembre terminó este martes en el mercado de futuros de Londres en 83,41 dólares, un 0,30 % menos que al finalizar la sesión anterior. "No permitimos alzas importantes de precios. No está en nuestro interés. Cumplimos plenamente con todas nuestras obligaciones en relación a los recortes de producción", afirmó.

El presidente ruso subrayó que, pese a la estabilización del mercado, Rusia no ha alcanzado aún el nivel previo a la crisis de la pandemia del coronavirus de 11 millones de barriles diarios. "Nuestra postura es aumentar la producción acorde a las necesidades del mercado", recalcó.

La OPEP y sus aliados decidió en su última sesión de octubre mantener el cauteloso plan sancionado en julio para aumentar de forma paulatina las extracciones conjuntas hasta septiembre de 2022, añadiendo 400.000 barriles diarios cada mes.

Putin señaló que Rusia trabaja con la idea de que el acuerdo de la alianza "esté en vigor hasta finales de 2022".