Investigación

Un estudio descarta la relación entre el asma y los problemas de salud mental

Si bien estudios anteriores han informado de una relación observacional entre la salud mental y las enfermedades alérgicas comunes, hasta ahora no se habían identificado relaciones causales

asmaLas enfermedades alérgicas como el asma, la dermatitis atópica y la alergia estacional no provocan la aparición de trastornos mentales ni viceversa, según las conclusiones de un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Bristol (Reino Unido) y publicado en la revista 'Clinical and Experimental Allergy'.

Si bien estudios anteriores han informado de una relación observacional entre la salud mental y las enfermedades alérgicas comunes, hasta ahora no se habían identificado relaciones causales.

Por ello, estos investigadores querían averiguar si las enfermedades alérgicas causan realmente rasgos de salud mental como la ansiedad, la depresión, el trastorno bipolar y la esquizofrenia o viceversa.

En primer lugar, trataron de aislar los efectos de estas enfermedades alérgicas aplicando una técnica científica denominada aleatorización mendeliana, que les permitió identificar las variantes genéticas vinculadas a estas enfermedades alérgicas y, a continuación, investigar cómo estas variantes se relacionaban causalmente con la presencia de trastornos de salud mental a partir de una muestra de entre 12.000 y 344.901 individuos.

Aunque los investigadores identificaron asociaciones observacionales entre las enfermedades alérgicas y los rasgos de salud mental, éstas no se reprodujeron en el análisis causal del equipo. Se encontraron pocas pruebas de una relación causal entre la aparición de la enfermedad alérgica y la salud mental, lo que sugiere que las asociaciones observacionales encontradas se debieron a factores de confusión u otras formas de sesgo.

Los autores concluyen que es poco probable que intervenir en la presentación inicial de la enfermedad alérgica mejore los resultados de la salud mental. Del mismo modo, es poco probable que prevenir la aparición de rasgos de salud mental reduzca el riesgo de enfermedad alérgica. Sin embargo, es necesario seguir investigando si intervenir en la progresión de la enfermedad alérgica después de su aparición tiene algún impacto causal en la salud mental.

"Los trastornos mentales comunes, como la ansiedad y la depresión, son algunos de los que más contribuyen a la carga mundial de enfermedad, y la prevalencia de éstos y de las enfermedades alérgicas ha aumentado durante algún tiempo. Desentrañar la naturaleza de la relación entre la enfermedad alérgica y la salud mental ayuda a responder a una importante cuestión sanitaria y sugiere que la aparición de la enfermedad alérgica no provoca la aparición de rasgos de salud mental o viceversa. Esto, sin embargo, no descarta un posible efecto causal sobre la progresión de la enfermedad que aún está por investigar y que podría ayudar a descubrir nuevas estrategias de tratamiento para la enfermedad alérgica o los rasgos de salud mental", explica la doctora Ashley Budu-Aggrey, autora principal del estudio.