España cae frente a Francia con polémica y la cabeza alta en la final de la Liga de Naciones (1-2)

La selección española fue derrotada este domingo por Francia en la final de la Liga de Naciones (1-2) en un encuentro que decidió una controvertida acción culminada por Mbappé en la que las que el delantero francés iniciaba su desmarque en fuera de juego pero se aprovechó de que Eric García tocara levemente el balón antes de que llegara a su posición, iniciando a juicio del árbitro una acción nueva. Tras una primera parte muy táctica en a que España anuló a Francia, las ocasiones se sucedieron en el último tramo del partido, cuando España generó más juego pero os de Deschamps, con la calidad de su pareja ofensiva formada por Benzema y Mbappé, remontó el gol que había marcado Oyarzabal.

Imagen de la acción decisiva del partido entre España y Francia

El encuentro comenzó con dos novedades en cada selección. En el once de España, en el que sí pudo entrar finalmente Ferran Torres pese a estar 'tocado', Eric García en lugar de Laporte y Rodri en detrimento de Koke, fueron las variaciones con respecto al equipo que derrotó a Italia en semifinales, posiblemente buscando en los relevos más velocidad para frenar los mortíferos contragolpes franceses.

En la selección de Deschamps hubo un cambio obligado, la entrada de Tchouaméni en lugar de Rabiot, positivo por coronavirus. La otra variación fue por decisión técnica, y fue la inclusión de Kimpembe por Lucas en la línea defensiva, en un once en el que no estuvo tampoco el exbarcelonista Lucas Digne, que no se recuperó a tiempo de sus molestias musculares.

España y Francia, mucho respeto

Los dos equipos se respetaron mucho de inicio. No es que no fueran fieles a su idiosincrasia, porque España sí trató de hacerse con la posesión del balón y salía con el balón jugado desde atrás y Francia intentó ser muy vertical cada vez que robaba el esférico. Pero ni la 'Roja' atacaba con todos sus efectivos, mirando así de reojo la retaguardia, ni Francia poblaba el ataque o el centro del campo para tratar de incrementar los robos.

De hecho, el partido vio cumplida en un abrir y cerrar de ojos la primera media hora sin ocasiones claras. Comenzó Francia amagando con un par de acercamientos de Benzema y Mbappé que se quedaron en nada. España avisó con varias incursiones de Ferran Torres por la derecha y con un centro desde la izquierda cuando se cumplía el primer tercio de partido que rebotó en un brazo del sevillista Koundé y fue revisado con el VAR por posible penalti. La repetición confirmaba el contacto, pero también la involuntariedad porque el defensa no miraba en la dirección del balón.

No cambió nada hasta el descanso, únicamente la lesión de Varane, sustituido por Upamecano a cinco minutos del intermedio, que puso fin a una soporífera primera mitad que se cerró sin oportunidades y con un solo tiro a puerta, de España.

En los primeros minutos del segundo período se repitió el guión. España tocaba y tocaba sin encontrar espacios y Francia no lograba arrebatarle la pelota al combinado español. Eso sí, la selección de Luis Enrique merodeaba más al área rival una vez que Sarabia ganaba peso en el equipo desde el extremo izquierdo. Pese a ello, cuando comenzaba a aparecer, sería el primer sustituido cuando Yeremi Pino entró en su lugar a media hora de la conclusión.

Los goles y la polémica

Mientras, Francia no aparecía. O si vemos la botella medio llena, España, con Busquets omnipresente, seguía anulando al conjunto francés. Así, habría sido injusto que Theo Hernández hubiera adelantado a los de Deschamps a los 63 minutos con un tiro que repelió el larguero. no lo hizo y a continuación, Oyarzabal se llevó a trompicones un balón suelto ganándole la partida a Upamecano y batió por bajo a Lloris de tiro cruzado. La alegría duró menos de un minuto, porque Benzemá culminó tres minutos de locura con un gran lanzamiento que entró cerca de la escuadra izquierda de la portería española.

Como si de una botella de champán se tratara, la ocasión de Theo había dado lugar a un partido nuevo. Porque tras la ocasión del milansta y los dos goles, las dos selecciones buscaron con más ahínco la portería contraria. Francia creó peligro con dos jugadas individuales de Mbappé. España, con un disparo de Rodri que tocó en un defensa y salió a córner. Koke entró en lugar de un notable Gavi y Dubois hizo lo propio con Pavard.

A diez minutos del final llegó la polémica, cuando Mbappé recibió un pase en profundidad aparentemente arrancando en fuera de juego y superó por bajo a Unai Simón en su salida. La repetición pareció confirmar que el delantero pretendido por el Real Madrid iniciaba su desmarque por detrás de Eric García, por más que la retransmisión emitía una y otra vez la interesada repetición, que puede en ocasiones pasar una posición de reglamentaria a ilegal o a a inversa si congela la acción una décima de segundo antes o después. Según explicó el árbitro a los jugadores españoles, el colegiado interpretó que al tocar el balón Eric García tras el pase de Theo, el defensa barcelonista habilitaba al atacante francés en una acción nueva.

España no se rindió y se volcó en ataque, pero ni un disparo de Oyarzabal rechazado por Lloris, ni en los instantes finales y con Unai Simón en área contraria, un lanzamiento de Yeremi Pino, repelido por el portero francés evitaron una derrota que no fue merecida. España caía con polémica y con la cabeza muy alta y Luis Enrique salía reforzado de su propuesta con los nuevos 'jugones'.

 ESPAÑA, 1 - 2 FRANCIA (0-0, al descanso)

ESPAÑA: Unai Simón; Azpilicueta, Eric García, Laporte, Marcos Alonso; Busquets, Rodri (Merino, min.84), Gavi (Koke, min.75); Sarabia (Pino, min.61), Oyarzabal y Ferran Torres (Fornals, min.84).

FRANCIA: Lloris; Koundé, Varane (Upamecano, min.42), Kimpembe; Pavard (Dubois, min.80), Pogba, Tchouaméni, Theo Hernández; Griezmann (Veretout, min.92), Benzema y Mbappé.

GOLES: 1-0, min.64, Oyarzabal. 1-1, min.66, Benzema. 1-2, min.81, Mbappé.

ÁRBITRO: Anthony Taylor (ENG). Amonestó a Laporte (min.86) por parte de España; y a Pogba (min.46), Koundé (min.55) y Mbappé (min.89) por parte de Francia.

ESTADIO: San Siro.