Las reacciones de la Reina Sofía y la Infanta Elena a la polémica biografía del Rey Emérito

Ambas han optado por guardar silencio e ignorar las preguntas relacionadas con el nuevo escándalo de Don Juan Carlos

Rey

Complicados momentos para la Familia Real, de nuevo en el ojo del huracán mediático por la publicación en Francia de la biografía del Rey Emérito escrita por la periodista Laurence Debray, con quien se dice que Don Juan Carlos podría haber tenido algo más que una simple amistad.

Mon Roi déchu (Mi Rey caído), una obra de la que ya hemos podido conocer algunos fragmentos y en la que el padre de Felipe VI concede unas polémicas declaraciones que no han dejado a nadie indiferente y que le han puesto en el punto de mira. Más sincero que nunca, Don Juan Carlos explica por qué abandonó precipitadamente España - afirmando que muchos se alegraron por ello - desvela por qué eligió los Emiratos Árabes como lugar de residencia y, reconociendo que ha llegado el momento de pensar en su propio entierro, desliza que la relación con su hijo es prácticamente inexistente.

Mucho más delgado y llevando una vida discreta en Abu Dabi, el monarca echa mucho de menos nuestro país, sobre todo la comida, y asiste vía telemática a la misa de Zarzuela, ya que muy moderno, y como señala Laurence Debray, maneja a la perfección aplicaciones como 'Zoom' o 'Whats app'.

Se le ha preguntado a la Infanta Elena cómo lleva la familia la publicación de esta polémica biografía pero, en su línea habitual de discreción, la hermana de Felipe VI guarda silencio e ignora las preguntas relacionadas con este nuevo escándalo de su padre. La Duquesa de Lugo, muy seria, prefirió no comentar si ha podido hablar con el Rey Juan Carlos en los últimos días o confesar qué le parece que se haya relacionado al Emérito con la periodista Laurence Debray.

Tampoco la Reina Emérita se ha pronunciado al respecto. Doña Sofía presidió este miércoles en la capital la entrega de los Premios de la Fundación Mapfre, un acto al que acudió acompañada por la Infanta Elena - que trabaja en la entidad - y en el que la vimos de lo más relajada y sonriente.

Ajena a las polémicas declaraciones de su marido y sin rastro de preocupación en el rostro, Doña Sofía abandonaba el evento saludando a los vecinos con la mano y haciendo oídos sordos a nuestras preguntas sobre la biografía del Rey Juan Carlos.