Lanzan un huevo a Macron en una feria gastronómica al grito de "Viva la revolución"

El presidente francés ha respondido al atacante que "si tiene algo que decir que venga"

El presidente francés, Emmanuel Macron, recibió el impacto de un huevo cuando se daba un baño de masas durante el Salón Internacional de la Restauración y el Turismo de Lyon, por parte de un individuo que gritó "Viva la revolución".

El huevo, que no llegó a romperse, le dio en el hombro a Macron, que enseguida fue protegido por los guardaespaldas, y que al mismo tiempo pedía hablar con el agresor. "Si tiene algo que decirme que venga", señaló Macron, que aseguró que iría él a verle más tarde. Las fuerzas del orden se llevaron al hombre, un joven por ahora no identificado.

Macron había tenido hasta ese momento una visita bastante plácida a este salón, donde los restauradores del país le agradecieron las ayudas durante los peores meses de la pandemia. Macron anunció que estarán exentas de impuestos las propinas que se paguen con tarjeta de crédito, una de las reivindicaciones de los trabajadores del sector.

No es la primera vez que lanzan huevos a Macron. En 2017, un huevo se rompió al impactar sobre su cabeza en una visita al Salón Agrícola. Tampoco es el primer ataque al presidente, que el pasado 8 de junio sufrió una agresión. Entonces se encontraba en la localidad de Tain-L'Hermitage y recibió un cachete de un individuo, que fue rápidamente condenado por esos hechos a 4 meses de prisión. 

Macron no es el primer jefe de Estado francés que es atacado. A su predecesor, François Hollande, le lanzaron harina durante la presentación de un informe sobre viviendas precarias cuando aún era candidato presidencial.