El volcán de La Palma se reactiva tras un breve parón

El magma que sale del volcán acelera su avance hacia el mar, lo que lleva a desplazar al norte la zona de exclusión de navegación

El volcán de Cumbre Vieja de La Palma vuelve a expulsar lava, humo y cenizas tras un breve parón de apenas unas horas. El Instituto de Geociencias de Madrid había indicado a través de su cuenta de Twitter que "la actividad se había reducido notablemente en las últimas horas", pero había advertido de que "hay que estar muy vigilantes de su evolución porque el escenario puede cambiar rápidamente". Justo este mismo lunes, coincidiendo con la detención de la actividad del volcán, la actividad sísmica se había reactivado, desplazándose al sur, con 16 terremotos localizados en la zona norte de Fuencaliente, según recoge el Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Tras unas horas de calma, el volcán de la isla de La Palma vuelve a registrar una gran columna de cenizas, acompañada de algunas explosiones esporádicas que han durado unos cinco minutos y que se han podido escuchar a kilómetros de distancia. La actividad ha vuelto a hacerse patente a las 11:00 hora local después de que la emisión de cenizas y humo hubiera cesado a las 8:30 hora local canaria tras de una noche de constantes explosiones.

El comité científico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) se encuentra reunido para analizar lo sucedido en estas últimas horas en torno al volcán de La Palma, después de que los sismógrafos detectaran una súbita caída de del tremor volcánico, hasta el punto de que esa señal "casi había desaparecido" y la emisión de humo y cenizas se había detenido.

No es la primera ocasión desde el inicio de la erupción en la que se producen estos períodos de inactividad. De hecho, en estos ocho días de erupción ya se han registrado otros episodios cíclicos que alternan momentos muy explosivos con otros de relativa calma.

Mientras, el magma podría alcanzar hoy mismo la zona costera del municipio de Tazacorte, lo que ha provocado el confinamiento de varios núcleos poblacionales de la zona, aunque su peligro está delimitado a esa área.

A su vez, la Capitanía Marítima de Santa Cruz de Tenerife ha acordado desplazar al norte la zona de exclusión de la navegación por riesgo de caída al mar de lava del nuevo volcán de La Palma, y que pasa a comprender desde La Bombilla hasta 0,2 millas al sur del puerto de Tazacorte.

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) aclara que el choque térmico entre la lava y el mar produce un peligro local. Aunque bien delimitado, las personas que visitan o se encuentran en la zona costera dónde se produce ese encuentro pueden sufrir consecuencias. Tras una semana desde el inicio de la erupción del volcán de La Palma, el río de magma avanza ahora a una velocidad de 100 metros por hora en dirección a la costa tras arrasar el corazón de Todoque. Poco a poco se sitúa a más de kilómetro y medio en línea recta hacia el mar.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha asegurado este lunes que la previsión es que la lava del volcán de Cumbre Vieja llegue de forma "inminente" a la costa de la isla después de que en la tarde del domingo sobrepasara el núcleo del barrio de Todoque.

Torres ha indicado que actualmente se encuentra en contacto con los servicios de seguridad. Ha apuntado que hay drones que están en funcionamiento para observar el trayecto de la lava. Si la misma "no se frena, lo previsible es que acabe en el mar", ha señalado.

Choque térmico en La Palma

Según el Instituto Volcanológico, en el encuentro de la lava con el mar se produce un choque térmico que genera columnas (penachos) de vapor de agua cargados con ácido clorhídrico (HCl) como consecuencia del importante contenido de cloruro (Cl-) en el agua de mar.

Estas columnas de vapor de agua, de un color blanquecino, también contienen a su vez diminutas partículas de vidrio volcánico como consecuencia de la reacción que se produce entre la lava, que está a más de 1.000 grados, y el agua del mar, a unos 20 grados.

Aclara que no se trata de una columna o penacho volcánico tan energético como el que tiene lugar en el cono volcánico donde se está produciendo un jet de gases volcánicos ácidos que se inyectan a la atmósfera con tanta energía que llegan a alcanzar los 5 kilómetros de altura.

Por lo tanto, las columnas de vapor generadas por el encuentro entre la lava y el mar son unos penachos volcánicos menos energéticos.

El régimen de vientos en la zona dónde se producen estos penachos volcánicos costeros contribuye a la dispersión de estas columnas, pero el peligro que representan es muy local, en el entorno del área donde se produce el encuentro de la lava con el mar.

La inhalación o el contacto de gases y líquidos ácidos pueden irritar la piel, los ojos y el tracto respiratorio, y puede provocar dificultades respiratorias, especialmente en personas con enfermedades respiratorias preexistentes, advierte Involcan.

Lengua de 600 metros de la lava del volcán

El Departamento de Seguridad Nacional (DSN) señala en su último informe de situación que la lava emitida por el volcán de La Palma ha superado la localidad de Todoque, arrasando su iglesia, entre otras cosas, por lo que "preocupa" que pueda cortar la única vía de acceso que existe a la zona sur del municipio de los Llanos de Aridane (carretera de la costa).

A esta situación hay que sumar, según el DSN, la posibilidad de que a lo largo del día de hoy, la lava alcance el mar en la zona costera de Tazacorte por lo que, y, en previsión de posibles emanaciones de gases nocivos para la salud, se ha ordenado el confinamiento de San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa.

Asimismo, las mismas fuentes han apuntado que la caída de la ceniza ha comenzado a afectar ya a municipios situados en el lado este de la isla de La Palma; con respecto a la lava, los últimos datos apuntan que avanza por dos coladas, con una altura media en el frente de la misma entre 4 y 6 metros y una anchura máxima de la lengua de 600 metros.

A estas horas todos los aeropuertos del archipiélago canario se encuentran operativos, después de que ayer domingo, y tras los avances en la limpieza de la ceniza, el aeropuerto palmero recuperase su actividad.

RELACIONADO