Yolanda Díaz advierte al Gobierno de que "se equivocará" si no deroga la reforma laboral: "Soy clara, lo vamos a hacer"

La ministra de Trabajo ha hecho hincapié en que han demostrado que se pueden salvar los empleos y las empresas sin recortar derechos

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado que van a derogar la reforma laboral, aunque ha advertido al Gobierno de que "se equivocará" si no se hace.

"Es imposible salir de esta crisis con más igualdad si no derogamos la reforma laboral. Vamos a derogar la reforma laboral, estamos en el Gobierno para esto. Soy clara, lo vamos a hacer y si no lo hacemos se equivocará el país, el Gobierno y España", ha indicado Díaz.

Así lo ha manifestado este domingo la vicepresidenta segunda del Gobierno durante su intervención en la clausura de la Fiesta del Centenario del Partido Comunista de España en Rivas Vaciamadrid.

Durante su discurso, Díaz ha hecho hincapié en que han demostrado que se pueden salvar los empleos y las empresas sin recortar derechos: "No hay que salir de una crisis recortando derechos, la austeridad forma parte del pasado".

"El tiempo de los hombres de negro se ha terminado, el tiempo de las reformas estructurales contra los pueblos, contra la mayoría social se ha terminado. Es imprescindible salvar a la gente, no nos equivoquemos, no volvamos a la austeridad", ha apostillado.

Asimismo, la vicepresidenta ha afirmado que ahora España está "en los idénticos parámetros de antes de la crisis" y ha criticado a los que "presumían" de buena gestión y que hoy tienen "a su milagro económico en la cárcel": "Frente a esos que nos hicieron tardar para salir de la crisis, hoy les hemos demostrado que podemos gobernar mejor".

En la misma línea, ha añadido que han salido de esta crisis "sin recortar derechos". "No vamos a salir de esta crisis bajando los salarios. Si no estuviéramos en el Gobierno no se hubiera hecho", ha asegurado.

Díaz ha defendido que tienen una tarea urgente para "arrinconar el odio", que es levantar un proyecto de país "a favor de la gente" y que permita "caminar con dignidad". "Estamos para tener vidas dignas, que nuestras hijas puedan vivir con dignidad, que su futuro no pase por un mal empleo, que su futuro no pase por el miedo de trabajar en un trabajo de mierda porque no tiene una alternativa. El proyecto empieza ya", ha sentenciado.

Para la ministra, es necesario "ser iguales" para poder tener libertad ya que, en sus palabras, "sin igualdad no hay libertad posible". Así, ha alertado de que en la pobreza "no hay ninguna igualdad" y que los jóvenes precarios, que "cobran 600 euros al mes" en España, "no son libres".

Por otro lado, Díaz ha señalado que vana "rescribir una parte de la historia" y van a retirar "todos los honores" al régimen franquista, "a tantos y tantos hombres y mujeres que representaron lo peor" de España. "Sé que llega tarde, pero estamos en el Gobierno para que mi hija pueda decir con orgullo que su abuelo estuvo en el lado bueno de la historia y no se avergüence de lo que ha pasado en nuestro país", ha concretado.

Los sindicatos mantienen su postura

Durante su intervención, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha insistido en que derogar la reforma laboral "es la meta" que tienen los sindicatos para "acabar con la esclavitud" en España, ya que, a su juicio, la reforma laboral "es el cáncer de este país".

"La pandemia ha sido un gran drama, pero también es una gran oportunidad para poner de manifiesto hasta qué punto estamos viviendo en un sistema que está en crisis, que es injusto y no es capaz de dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos", ha comentado.

Además, Álvarez ha cargado contra las derechas en España porque "cada cinco minutos cambian de nombre para ocultar su pasado porque no aguantarían delante de nadie el pasado negro, oscuro que tienen".

Por su parte, el secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, ha resaltado que en España "se están cayendo las vergüenzas para tratar de hilvanar un discurso de revisionismo histórico que pretende blanquear 40 años de dictadura y minusvalorar el trabajo imprescindible del Partido Comunista para la recuperación de los derechos, las libertades y la democracia".