El PNV pide más autogobierno sin "romper con nada" y sin "corsés impuestos"

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha defendido este domingo un "autogobierno justo" sin límites "ni corsés impuestos" más allá de los que provengan "de acuerdos libres y de decisiones populares", sin "romper con nada" y con el sostén legal que proporciona la Constitución y el Estatuto de Gernika.

El PNV ha celebrado este domingo en las campas vitorianas de Foronda el tradicional día del partido (Alderdi Eguna) que en 2020 se limitó a un breve acto sin presencia de público a causa de la pandemia de coronavirus y que este año, en su 45 edición, se ha desarrollado con un aforo reducido al que han asistido únicamente dirigentes nacionalistas pero no militantes y simpatizantes.

Antes de las intervenciones de Ortuzar, del lehendakari, Iñigo Urkullu, y de la representante de las juventudes del partido Aitana Agirre, los asistentes han realizado una ofrenda floral frente al centenar de ikurriñas colocadas junto al escenario para recordar a las más de 5.000 personas que han fallecido a causa de la covid en Euskadi, Navarra y el País Vasco francés.

En materia de autogobierno, el presidente del PNV ha recordado el acuerdo que suscribió en diciembre de 2019 con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para su investidura, que recoge que ambos partidos se comprometen a impulsar a través del diálogo las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales.

Todo ello, ha añadido, acordando las modificaciones legales necesarias para encontrar una solución al "contencioso" de Cataluña y a un nuevo estatuto vasco "atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia".

Ha valorado que por primera vez un Gobierno español se haya comprometido a fijar un calendario para transferir las competencias pendientes del Estatuto de Gernika y una vez que concluya este proceso el PNV quiere, ha dicho, un autogobierno para conseguir una sociedad próspera "en un país sostenible y acogedor gracias a una Euskadi soberana".

Frente al "mero lifting" que buscan algunos partidos sobre el autogobierno o el autogobierno "en las nubes" de otros, el PNV, ha manifestado, apuesta por el "autogobierno justo", sin "prisas pero sin pausas" y sin "parálisis".

"¿Nos lanzamos a un proceso de confrontación interna y también con el Estado ahora?" "¿Nos conformamos con lo que hay? ¿Como mucho le hacemos un lifting a nuestro autogoiberno, le metemos un poco de botox para ponerlo más lozano y se acabó?", ha preguntado el líder nacionalista, que ha dejado claro que el PNV no comparte ninguna de esas dos opciones.

Ortuzar también ha anunciado que el PNV va a promover en los próximos meses un "plan de escucha activa" en la sociedad vasca para oír y buscar soluciones a los problemas para construir una Euskadi "en verde, rojo y blanco".

Por su parte, el lehendakari ha denunciado el proceso de "recentralización" que, a su juicio se ha agudizado durante la pandemia, pero también ha puesto en valor que por primera vez un Gobierno español se haya comprometido por escrito al cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika.

Ha apostado por dar un "salto adelante" y pactar "la modernización de esa forma de relación singular y bilateral que simbolizan los derechos históricos".

"Proponemos una solución política que incluya un sistema bilateral de garantías que impida el incumplimiento unilateral de lo acordado", ha incidido tras advertir de que sin respeto a lo acordado "no hay solución política".

"Tenemos la oportunidad de alcanzar un nuevo pacto político que reconozca nuestra realidad nacional, la singularidad del autogobierno vasco que asiente una relación bilateral con el Estado", ha aseverado.

Urkullu, tras mostrar su agradecimiento a la sociedad y en especial a todos los profesionales sanitarios y de otros servicios esenciales durante la pandemia, ha adelantado que Euskadi se acerca al momento de levantar la emergencia sanitaria e iniciar una nueva etapa.

Ha reconocido "errores" especialmente en los primeros meses de la pandemia, pero ha remarcado que se ha tratado de obrar con "equilibrio" para preservar la salud pública y mantener en la medida de lo posible la actividad social, educativa, cultural, económica o del empleo.

Ha anunciado que su Gobierno va a plantear el proyecto de presupuestos "más ambicioso, más social y más inversor" de su historia para el relanzamiento de Euskadi, para lo cual ha mostrado su voluntad de alcanzar acuerdos con otros partidos aún teniendo mayoría absoluta junto con su socio de Gobierno, el PSE.

Leer más noticias sobre